Conservación de la biodiversidad, importancia e instrumentos

Conservación de la biodiversidad
Olena Vasylkova/sp.depositphotos.com

La biodiversidad o variedad de la vida en todos los sistemas naturales está integrada por una serie de elementos que son muy variables. Por ejemplo, una selva está constituida por una inmensa variedad de plantas que a su vez proporcionan recursos a diversos grupos animales, entre los cuales se distinguen insectos, aves, mamíferos, reptiles y anfibios. La conservación de la biodiversidad resulta una medida de mucha importancia para mantener de algún modo la sustentabilidad de la vida en el planeta Tierra.

La conservación de la biodiversidad implica la preservación de la vida en muchos niveles. Dentro de cada grupo biológico es posible distinguir un gran número de especies y, dentro de cada especie, podemos observar diferencias entre individuos de distintas poblaciones, bien sea por influencias ambientales o por variaciones genéticas entre poblaciones. La conservación de la biodiversidad englobaría la integración del nivel genético, el nivel de especie y el nivel de comunidades.

En muchos casos, las reservas de biosfera son la respuesta actual para la preservación de la vida, ya que su objetivo es conciliar al máximo la conservación de la naturaleza con el desarrollo humano, a través del uso sostenible y adecuado de los recursos biológicos. Esto último resulta urgente, para encontrar soluciones debido a la rapidez con que fenómenos como el cambio climático están afectando la diversidad biológica. En general, las actividades humanas son el principal riesgo para la conservación en el planeta, ya que han causado impactos globales irreversibles como consecuencia de un uso inadecuado y poco planificado de los ecosistemas naturales.

Debido a la pérdida de diversidad, garantizar la conservación de las diversas formas de vida, cada una con un papel en el mantenimiento del equilibrio ecológico, se ha convertido en uno de los principales objetivos de la humanidad durante las últimas décadas, ya que la naturaleza ofrece una cantidad de recursos innumerables que garantizan nuestra supervivencia como especie.

Importancia de la conservación de la biodiversidad

En la actualidad, en todos los niveles (genético, especies, comunidades), la persistencia de sistemas biológicos con una alta diversidad se encuentra amenazada de manera directa o indirecta por la influencia de las actividades humanas. En un sentido amplio, beneficia en gran medida el equilibrio existente entre los distintos componentes de la naturaleza.

Por otro lado, a pesar de que las funciones ecológicas en una comunidad puedan ser desempeñadas por un grupo amplio de especies, la desaparición de una de ellas puede causar impactos severos en la estabilidad ecológica de una comunidad. Es ahí donde resalta la importancia que tiene la conservación de la biodiversidad, que permite mantener en gran medida la continuidad de la vida en el planeta, al garantizar la permanencia de todos los componentes biológicos existentes.

A menudo, la intervención de la naturaleza y la desaparición de especies rompe un equilibrio que no es palpable, y que generalmente causa consecuencias como la expansión rápida de enfermedades que provocan impactos muy grandes en las sociedades y los ecosistemas naturales, la disminución de la calidad del hábitat para distintas especies incluyendo al hombre y la imposibilidad de aprovechar recursos por causas como la contaminación.

Razón de la conservación de la biodiversidad

Desde que el ser humano comenzó a contabilizar científicamente la diversidad biológica, solo se ha estudiado una pequeña fracción del total de especies existentes. Además, cuando consideramos el estudio del papel que tienen estas especies en la naturaleza y sus relaciones con el resto de las comunidades, la información disponible es mucho más escasa.

Sabiendo esto, es muy difícil prevenir o calibrar los riesgos que se corren ante la extinción masiva y acelerada de especies que los seres humanos han desencadenado a un ritmo vertiginoso y que no tiene precedentes en el planeta. En muchos casos, se considera a la conservación de la biodiversidad como una ciencia de crisis, por lo que los científicos que trabajan en este campo deben generar respuestas claras y contundentes a determinados problemas de conservación, para que a partir de este punto se tomen decisiones con argumentos sólidos.

La principal razón para la conservación de la biodiversidad y la calidad ambiental es la de mantener las condiciones ideales para el sostenimiento de la vida en el planeta, y salvaguardar la mayor cantidad de especies en ecosistemas sin intervención.

Instrumentos para la conservación de la biodiversidad

Entre los esfuerzos aplicados para la conservación de la biodiversidad se realizan inventarios de especies, que completan el conocimiento del número de especies que integran y caracterizan un ecosistema en particular. A partir de esto, sabremos con mayor exactitud qué tanta diversidad se desea conservar.

Por otro lado, es necesario implementar modelos de predicción para los patrones y aspectos que influyen sobre la biodiversidad, a través de características biogeográficas y de distribución de los componentes biológicos de los ecosistemas.

Finalmente, toda esta información debe ser transmitida a las autoridades responsables, tomando en cuenta que las decisiones que se tomen deben estar bien fundamentadas en datos precisos e información fiable y comprobable, generada por científicos especializados.

Es importante señalar, que la conservación de la biodiversidad siempre ha sido un tema de debate, pues en ocasiones surgen discusiones sobre si “se conserva para conocer”, o “se conoce para conservar”, lo cual ha sido motivo de enfrentamientos entre nociones fundamentalistas y las opiniones científicas.

En muchos países se aplican medidas o instrumentos para la conservación de la biodiversidad, a través de la protección de reservas de biosfera, áreas de máxima riqueza y endemicidad (también denominados Hotspots), parques nacionales, monumentos naturales, redes de espacios naturales, entre otras figuras legales, los cuales representan esfuerzos grandes para la conservación, muchas veces sin que se presente una base científica sólida.

Por otro lado, la concienciación de la población humana es una de las estrategias más importantes a nivel local y regional. Esto se logra a través de la educación ambiental, incentivos para disminuir la producción de desechos sólidos, implementación de técnicas agroecológicas sostenibles y amigables con el medio ambiente, la disminución del consumo de alimentos que generan grandes impactos sobre el suelo, entre otras.

Adicionalmente, es necesario ejercer presiones sobre las autoridades gubernamentales, para que medien la disminución de contaminantes ambientales generados en las actividades industriales que afectan a largo plazo, tanto a la biodiversidad como a los humanos, y generar soluciones para mitigar problemas como la sobreextracción de recursos, deforestación, la cacería, tráfico ilegal de especies y la introducción de especies exóticas.

¿Por qué aplicar medidas?

Actualmente, muchos ecosistemas están sometidos a una transformación permanente, que en muchos países se ve más acentuada como respuesta a la necesidad del desarrollo económico, bien sea por la extracción de combustibles fósiles, extracción de minerales y metales preciosos con las actividades mineras o la extracción de recursos maderables de bosques y selvas.

Mediante una sólida base científica que proporcione conocimientos y un fuerte compromiso social, político, cultural y económico a escala regional, geográfica y global, es posible lograr grandes metas en torno a la conservación de la biodiversidad. En muchos casos las regiones que albergan la mayor diversidad mundial, se preocupan más por la resolución de temas económicos que por mantener la riqueza biológica que poseen.

En este sentido, aplicar esfuerzos dirigidos a la conservación garantiza el mantenimiento del recurso más valioso para el planeta, que es la vida.

Resumen sobre la conservación de la biodiversidad, razones e instrumentos.
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Referencias

  • Cingolani, A. M., Noy-Meir, I., Renison, D. D., & Cabido, M. (2008).
  • Halffter, G., Moreno, C. E., & Pineda, E. O. (2001).
  • Miller, G. T., de León Rodríguez, I., & Velázquez, V. G. (1994).
  • Rodríguez, J. P. (2001).