Consumo responsable, criterios, tipos y hábitos, beneficios

Consumo responsable
Consumo responsable
sp.depositphotos.com (Daniela Matache)

Los seres vivos utilizan los recursos que se encuentran disponibles en el planeta Tierra y con ellos garantizan su supervivencia, pero desde muchos años atrás el ser humano ha utilizado dichos recursos de manera indiscriminada, sin ningún control, y es que desde que nacemos somos una máquina de consumo tanto de recursos indispensables para la vida, como aquellos que son innecesarios y que la publicidad y el mercadeo nos hace pensar todo lo contrario, así consumimos agua, energía, madera, minerales, suelo, alimentos, entre muchas otras cosas, y de alguna u otra manera se genera un impacto en el medio ambiente. Por todo lo anterior en este artículo hablaremos del consumo responsable.

Estas costumbres consumistas en que está sumergida la raza humana en la actualidad, es observada en los países desarrollados e industrializados, mientras que en los más pobres se evidencia que en la mayoría de las circunstancias las personas no son capaces de abastecer las necesidades básicas, existiendo una desigualdad evidente en cuanto a los estilos y la calidad de vida. Todos estos factores han sido replanteados en lo que se conoce como consumo responsable, concepto en el cual, la obligación moral y ética de nuestros actos como seres humanos deben ser el pilar para la toma de decisiones a la hora de la adquisición, uso, gasto y desecho de los productos.

¿Qué es el consumo responsable?

El consumo responsable lo podemos definir como la acción de adquirir y utilizar un producto y/o servicio de manera consciente y ética para favorecer el equilibrio social y disminuir el impacto en el medio ambiente. Este concepto implica que como seres humanos debemos realizar nuestros consumos pensando si los productos o servicios que vamos a comprar son necesarios, además en las mejores opciones que garanticen que la producción y comercialización de dichos productos se realiza ecológicamente en preservación del planeta.

Lo importante para poder realizar un consumo responsable es estar informados sobre la calidad de los productos a adquirir, así como de todo el proceso de fabricación, si se realiza de una forma sustentable y segura, además de tener en cuenta si los desechos generados por ellos son reciclables o no. Todo esto implica adoptar la responsabilidad que nos corresponde como seres humanos para dejarle un futuro mejor a las generaciones venideras.

Criterios del consumo responsable

Para poder realizar de manera eficiente el consumo responsable es necesario tener en cuenta los criterios éticos y sociales, así como ambientales de los productos, servicios o bienes que adquirimos. De esta manera en el ámbito ético y social tenemos como rol fundamental al ambiente de trabajo en las fábricas, si se respetan los derechos humanos, los salarios mínimos, el bienestar y seguridad laboral, también si los trabajadores no sufren indiscriminación alguna por su condiciones sociales o si poseen alguna discapacidad.

En el ámbito del medio ambiente, existen una serie de criterios que hacen al consumidor responsable reflexionar sobre las opciones del mercado, entre ellos podemos mencionar: el gasto de recursos de la naturaleza en la elaboración de los productos, que las materias primas lleven artículos naturales, biodegradables y que no impliquen un problema a la salud humana ni a la de otros seres vivos o al ecosistema en general, además de preferir los insumos que generen menor contaminación ambiental, en todos los sentidos, desde producción de basura (al aire, agua, tierra), hasta aquellos que conlleven en toda la cadena de fabricación, distribución y comercialización menores emisiones de gases de efecto invernadero, con lo que se fomenta también el apoyo a las empresas locales. En este sentido ambiental, es indispensable el cuestionamiento de si los subproductos generados pueden ser reciclados de alguna manera o aprovechados en otro proceso industrial, y si de verdad es indispensable su adquisición porque implica una necesidad más que una moda.

Importancia del consumo responsable

El consumo responsable es importante, ya que contribuye a aminorar la huella ecológica que dejamos en la naturaleza, y es que las consecuencias del gasto de recursos como seres humanos es alta para el medio ambiente, entre los impactos más grandes tenemos la pérdida de la biodiversidad del ecosistema, mayor grado de contaminación, deforestación de bosques para construcción de urbanismos y zonas agrícolas y pecuarias y el cambio climático generado en el planeta, además que hay que resaltar que los recursos que nos brinda la naturaleza no son infinitos y en algún momento se pueden acabar, incluso se han realizado estimaciones de algunos de ellos con resultados negativos e insostenibles para las décadas futuras.

El consumo responsable es tarea de todos los ciudadanos, así como de las empresas fabricantes y/o prestadores de algún servicio, por lo que los entes gubernamentales también tienen que tenerlo en cuenta en sus políticas y fomentar a las comunidades, desde la divulgación y la enseñanza, a razonar en sus criterios, su importancia y los beneficios que puede traer a corto, mediano y largo plazo para el bienestar social, económico y ambiental, y aunque algunos autores consideren que cambiar los hábitos de consumo no es tarea suficiente para disminuir nuestra huella ecológica, es un comienzo para utilizar mejor los recursos naturales.

Referencias

– Asociación de profesores amigos de la ciencia. (2007)

– Barbero, C.; Etchenique, A.; del Pozo, G.; Tuderini, J. (2008)

– Barrera, P.; Almenara, A. (2009)

– Quiros, G. (2007)