Contaminación ambiental, definición, causas y sus consecuencias

Contaminación ambiental
Contaminación ambiental

La contaminación ambiental se refiere a la existencia bien sea en el aire, en las aguas o en el suelo de sustancias que tienen algún efecto negativo o nocivo en la salud y bienestar del ser humano y de los demás seres vivos del planeta. A su vez que genera un entorno desagradable para el disfrute. Se le denomina contaminante al agente que causa la contaminación, éste puede ser alguna sustancia o material como algún tipo de energía en forma de ruido, luz, radiactividad o calor.

Los contaminantes (primarios) pueden provenir directamente de una fuente bien sea natural o artificial, y sufrir modificaciones químicas que los llevan a convertirse en secundarios, a su vez que tanto los primeros como los segundos son transportados y dispersados para finalmente alcanzar a los receptores, en los cuales causan algún tipo de efecto.

La contaminación tanto del aire, de las aguas, como del suelo, está fuertemente relacionada, ya que los diferentes tipos de contaminantes pueden pasar de un ambiente a otro con facilidad, dicha característica genera complejidad a la hora de implementar estrategias que contribuyan a solucionar esta problemática. En las próximas líneas son desglosadas las causas y las consecuencias de la contaminación ambiental.

Causas de la contaminación ambiental

Aunque también existe por causas naturales, por ejemplo a través de las emanaciones volcánicas, radiactividad natural, etc., las causas de la contaminación ambiental son antropogénicas, gracias a actividades como las combustiones, los vertidos industriales, vertidos domésticos, tratamientos agrícolas, así como los industriales y las actividades nucleares que el hombre realiza.

A continuación se reseñan y especifican de acuerdo al medio que contaminan, atmosférico, agua y suelo, las causas o fuentes de la contaminación ambiental.

Contaminación atmosférica

Su génesis proviene de la emisión a la atmósfera (en este link puedes acceder a más información sobre la atmósfera) gran cantidad de gases y sustancias que alteran su composición y sus propiedades naturales. Diariamente se dispersan al aire diversos tipos de contaminantes que provienen de la actividades del hombre: combustión de combustibles fósiles, de los residuos que se utilizan en ganadería y en la agricultura, de las actividades y procesos industriales en general, así como los procesos nucleares, de la utilización de aerosoles, climatizadores, calefacciones domésticas, incineración de residuos y otras sustancias que se van acumulando en la atmósfera.

Los contaminantes atmosféricos naturales incluyen: los volcanes, los incendios forestales por causas naturales, los océanos, las plantas y animales en descomposición, el suelo y las tormentas eléctricas.

Contaminación del agua

La contaminación del agua es producida principalmente por el vertido a las mismas de las aguas del alcantarillado, de residuos sólidos, de las actividades agrícolas, así como las ganaderas, los diversos efluentes de los procesos industriales y las mareas negras.

Contaminación del suelo

La contaminación del suelo se debe principalmente a los residuos agrícolas y urbanos, los cuales en el caso de los segundos (básicamente de basuras domésticas e industriales), generan gran problemática por su abundancia y composición heterogénea. Aunque algunos residuos pueden se biodegradables y otros reciclados, requieren de la implementación de correctas estrategias de manejo, además de que gran parte de ellos no entran en ninguna de esas dos categorías.

Los contaminantes provenientes de residuos agrícolas incluyen: insecticidas, herbicidas y abonos nitrogenados, los cuales pueden a su vez causar contaminación de las aguas, al filtrarse del suelo a las aguas subterráneas.

Consecuencias de la contaminación ambiental

Los efectos de la contaminación ambiental son heterogéneos y algunos pueden ser bastante graves y poner en riesgo la vida de los seres que habitamos el planeta. Las consecuencias principales de la contaminación ambiental son las siguientes:

– Ocasionan alteraciones al funcionamiento fisiológico y metabólico normal de los organismos, afectando su bienestar social y su salud en general, llegando incluso a generar mutaciones, hasta muerte, lo que podría desencadenarse en pérdida de la biodiversidad.

– En el caso de los seres humanos, cada vez más estudios ponen en evidencia los efectos nocivos que traen a la salud los diferentes contaminantes y la contaminación ambiental en general, los estudios proceden de la experimentación con animales, en toxicología y en epidemiología.

Se estima que aproximadamente un 20% de la incidencia de enfermedades en los países industriales es atribuible a la anterior problemática, entre ellas tenemos las cardiovasculares, respiratorias, muertes infantiles, enfermedades auditivas, gastrointestinales, degenerativas, intoxicaciones, entre otras afecciones.

– Reducción de los recursos que se encuentran a disposición para el ser humano y el resto de los seres vivos, alterando los ecosistemas y generando pérdida del ambiente natural.

– Elevación del efecto invernadero del globo terráqueo, lo que se termina traduciéndose en incremento de temperatura, así como de cambios en el clima a nivel global.

– Disminución de la capa de ozono, generando la entrada de rayos perjudiciales para la vida del planeta.

– Pérdida de las propiedades y características de los suelos, así como su acrecentamiento, que conlleva a la desertificación de los mismos.

– La acidificación del suelo y el agua, que se produce por la mezcla de algunos gases industriales con el vapor de agua, y que llega a dichos medios por la lluvia ácida, generando pérdidas de cultivares y de bosques, erosión y muerte de seres vivos. Este fenómeno genera impactos de gran magnitud, gracias a la peculiaridad que posee, de afectar zonas a grandes distancias del foco emisor de contaminantes.

Autores consultados:

    • Betts, K. (2011)
    • Bermúdez, M. (2010)
    • Encinas, M. (2011)
    • Vargas, F. (2005)