Deshielo en el Ártico: causas y consecuencias

Deshielo en el Ártico
Uno de los 5 océanos del globo terráqueo es el Ártico. Se encuentra en la zona norte y está conformado mayormente por hielo, durante prácticamente todo el año, por lo que decimos que es un casquete polar. En los últimos tiempos, se ha presentado una alarma a nivel mundial por la velocidad de derretimiento de los glaciares, especialmente el deshielo en el Ártico, los pronósticos en este aspecto no son alentadores.

Se estima que aproximadamente en alguna décadas (dos o tres) el deshielo en el Ártico será total, producto principalmente del cambio climático global, hecho que traerá aspectos negativos tanto a nivel biótico como abiótico a nivel local, pero también implican cambios en el mundo, cambios que afectan la vida tal y como se conoce en la actualidad. En las próximas líneas se reseñan las causas y consecuencias del deshielo en el Ártico.

Causas del deshielo en el Ártico

La causa del deshielo en el Ártico es el calentamiento global, pero esta causa no es aislada e implica un conjunto de acciones antropogénicas como contaminación, deforestación, combustión del carbono, petróleo y gas, explotación ganadera, las malas prácticas agrícolas, entre otras; acciones que se traducen en una subida en la emisión de gases de efecto invernadero y, por ende, un incremento en la temperatura del globo terráqueo.

Esta cadena de factores ocasiona el deshielo en el Ártico y, a su vez, este deshielo incrementa aún más la temperatura del planeta, empeorando el cambio climático. El Ártico es un desagüe del gas metano, importante gas de efecto invernadero, por lo que el deshielo provoca su liberación. A su vez, el deshielo genera mayor absorción de los rayos solares por parte del océano, lo que implica mayor aumento de temperatura.

Consecuencias del deshielo en el Ártico

Trae consecuencias tanto a nivel local, directo en los factores bióticos del lugar, como en la regulación del clima en otras zonas geográficas. Además, este hecho posee un impacto en la economía de los países de esa región, al ser el Ártico una fuente importante de recursos naturales y una posible vía de acceso marítimo.

Desplazamiento de la corriente del Golfo y cambio climático

El Ártico también es llamado el rey de los océanos, por el importante papel que juega en la regulación de la temperatura de otras aguas y la modulación del clima que ejerce en otros lugares.

Existe una teoría que afirma que el deshielo en el Ártico puede ocasionar cambios en el desplazamiento de la corriente del Golfo, que transporta calor desde el Atlántico tropical hasta las costas en lugares como Estados Unidos, el Reino Unido y Europa. Dichos cambios, podrían generar que la corriente se desplace más hacia la zona sur y se produzca una alteración de la temperatura, específicamente un enfriamiento drástico en regiones como Europa.

El deshielo en el Ártico también propicia a que incremente el calentamiento global en el planeta, al incrementar la absorción del calor por parte de las aguas del océano sin hielo y por la liberación del metano que se encuentra en él. Lo planteado previo conlleva a efectos sobre el clima en toda la Tierra, por lo que las consecuencias no solo se sienten a nivel local, sino global.

Amenazas a la flora y fauna ártica

El ártico es un ecosistema que alberga diversidad de especies animales y vegetales, especies únicas en el mundo, que están adaptadas a las condiciones climáticas extremas de esa región. En este océano glaciar habitan: ballenas, focas, morsas (ver ficha), osos polares (te recomendamos este artículo), aves, peces, entre muchos otros ejemplos de animales, y entre la flora destaca la tundra ártica.

Genera cambios ambientales que afectan de forma negativa a estos organismos. Por ejemplo, está documentado que el deshielo afecta el crecimiento y la reproducción de las algas que allí existen, individuos que constituyen la base de la red trófica. Por su parte, la tundra, también se está perdiendo del ecosistema. Además, este espacio tiene como peculiaridad que debajo del hielo no hay continente (excepto en las zonas insulares), por lo que la fauna se quedaría sin suelo.

Normalmente, los cambios ambientales se han producido en el planeta a través de largos períodos de tiempo, lo que permite a las especies migrar, colonizar nuevos espacios o adaptarse a las nuevas condiciones. Sin embargo, el rápido y acelerado deshielo en el ártico limita las oportunidades de supervivencia de los agentes bióticos de ese ecosistema, ya que al ser los cambios tan drásticos no hay tiempo suficiente para la adaptación, lo que puede recurrir en extinción de especies.

La preocupación en este punto, ha llevado a despertar el interés en la comunidad científica y existen actualmente varios movimientos ambientales, ecologistas y transnacionales en la defensa de este espacio geográfico único y fascinante, que alberga seres vivos desprotegidos frente al aumento del deshielo reciente.

Efectos sobre la población indígena del Ártico

El Ártico es el hogar de una fracción pequeña de la población humana, pero, esta minoría constituida por habitantes indígenas está sufriendo las consecuencias del deshielo en el Ártico, algunos tienen que abandonar sus tierras, otros tienen que recibir a personas extrañas en esta zona.

Determinados pobladores se adaptan positivamente a este cambio y pueden incluso sacar provecho de esta situación. Sin embargo, otros no se adaptan a la llegada del hombre blanco a su región y a la pérdida de sus terrenos, se sumergen en las drogas y el alcohol y pueden terminar acabando con sus vidas. De hecho, las cifras de suicidios en lugares como Canadá y Groenlandia son las más elevadas en los pobladores indígenas del Ártico, los inuits.

Aumento del nivel del mar

Aportaría una importante cantidad de agua al resto de los océanos y mares, generando, por lo tanto, una elevación en el nivel ya existente. Dicha elevación afecta directamente a las costas, islas y archipiélagos que pudieran quedar sumergidos en un alto porcentaje o incluso en su totalidad. Esta situación trae como efecto grandes migraciones poblacionales y la pérdida de espacios fértiles, que ocasionan más problemas económicos, sociales y políticos.

Facilidad de explotación de recursos naturales

El deshielo en el Ártico también se traduce en un aprovechamiento de los recursos naturales que se encuentran embebidos en los icebergs, la lista de estos recursos está conformada por petróleo, gas y minerales como oro, plata, hierro, diamante, carbón, titanio, entre otros.

La explotación de estos elementos representa un beneficio directo para los países ribereños que conforman la región Ártica, aunque dicho proceso conllevaría a un reto en economía, investigación y tecnología en el proceso de extracción.

Uso del Ártico como vía de transporte marítimo y turismo

El deshielo en el Ártico también genera un mayor acceso a esta zona que está prácticamente bloqueada por los grandes icebergs que posee. Así, se despeja el océano por el deshielo y se puede utilizar como vía de transporte marítimo y como zona turística. Esta nueva posibilidad supone mejoras en el mercado mundial, como por ejemplo en el comercio entre Europa y Asia.

Biografía:

  • Arellano, O.; Gispert, M. (2014)
  • César, H. (2004)
  • Gómez, A. (2014)
  • Milan, M. (2016)
  • Melendo, J. (2015)
  • Pacheco, S.; Valdes, C. (2012)