Efectos negativos de la minería para el medio ambiente, salud y social

Colectivo Ecologista Jalisco/CC BY-SA 2.0

Las actividades mineras a nivel mundial han sido esenciales desde tiempos remotos para el aprovechamiento del ser humano, a pesar de ello, su implementación ha tenido impactos no solo positivos, sino también desfavorables. Los diferentes tipos de explotación mineral afectan en mayor o menor grado, principalmente al medio ambiente, aunque tampoco escapan de ello las consecuencias sociales y a la salud, estos efectos negativos de la minería se abordan en los próximos párrafos, destacando las características más resaltantes de cada uno de ellos.

Efectos negativos de la minería al medio ambiente

Como ya ha sido mencionado los principales efectos negativos de la minería impactan sobre el entorno, de diferentes formas, afectando a los recursos hídricos, el aire, el suelo, la flora y la fauna del globo terráqueo; las zonas más afectadas suelen ser que las que se encuentran circundantes a los lugares de explotación. Este tipo de efectos poseen impactos más grandes cuando se aplican malas prácticas de minería, sin una planificación adecuada y cuando se abandonan sin programas de restauración de los espacios.

Sobre el agua

Los efectos de la minería sobre los cuerpos hídricos disminuyen la calidad del recurso, estos son ocasionados por factores variables que incluyen principalmente la adición de elementos y moléculas químicas que la contaminan y les cambian sus propiedades, el incremento de sedimentos y hasta el cambio de curso y reducción de caudales.

La contaminación de las fuentes de agua generadas por actividades relacionadas con la minería puede realizarse a través de los drenajes, incorporando moléculas sulfuradas a los recursos hídricos, que pueden poseer distintos grados de pH (ácidos o básicos), también pueden incluir elementos radioactivos y metales pesados, todos ellos generan daños a los organismos vivos, incluyendo al ser humano. Por ejemplo en minas de explotación de oro las aguas pueden ensuciarse tanto con mercurio como con cianuro, los cuales son elementos tóxicos y peligrosos.

Este tipo de contaminación puede afectar las aguas subterráneas y su alcance es alto, ya que podría llegar a grandes distancias de la mina, por la movilización de los elementos, disminuyendo la calidad de las fuentes hídricas y por lo tanto reduciendo su aprovechamiento. Todos estos efectos negativos de la minería sobre el agua se acentúan en circunstancias de abandono de las minas, ya que quedan igualmente expuestos a las lluvias todos los residuos generados, contaminando sin ningún control las fuentes hídricas.

Sobre el suelo

Los efectos negativos sobre la litosfera son heterogéneos, pueden abarcar desde movimientos de masa (derrumbes, deslizamientos, hundimientos), modificación del paisaje, contaminación por metales pesados y procesos relacionados con la pérdida y cambios en las propiedades físicas, también la erosión del mismo. Al eliminar la cubierta vegetal o los estratos iniciales del suelo, en un determinado lugar, para realizar actividades de explotación minera y dependiendo de la topografía del mismo, se pueden producir cada uno de los procesos antes mencionados.

Los movimientos de masa son efectos negativos de la minería que se pueden producir también cuando se utilizan de forma inapropiada explosivos junto a otros factores como la mala disposición de los materiales y desechos, ya que puede ocasionar que el suelo pierda estabilidad y sucumba, sobre todo cuando no se siguen medidas adecuadas.

Sobre el aire

Los efectos de la minería sobre la atmósfera y el aire también ocasionan disminución de su calidad y se producen durante los diferentes procesos de construcción y operación en las minas, también durante el transporte de materiales dentro y fuera del lugar.

Las emisiones gaseosas relacionadas con las actividades de explotación mineral también pueden incluir concentraciones de metales como el mercurio, dióxido de azufre, arsénico, entre otros. De igual manera, al afectar la calidad del mismo se tiene incidencia sobre la salud de los organismos vivos.

Sobre la flora y la fauna (biodiversidad)

Como ya ha sido mencionado, las actividades mineras también generan efectos desfavorables sobre la fauna y la flora y cualquier organismo vivo. Los drenajes producidos afectan la cobertura vegetal, además que la contaminación del aire, de los recursos hídricos y el incremento de los sedimentos inciden negativamente sobre el desarrollo de la vida, produciendo en algunas circunstancias la muerte de individuos y especies, lo que repercute también sobre las redes tróficas al interrumpirlas.

La biodiversidad también se impactada negativamente por la fragmentación y pérdida su hábitat con los cambios en la cubierta vegetal y la afectación de los recursos naturales mediante las prácticas de explotación minera.

Al aumentar de forma significativa los sedimentos en las fuentes de agua, también se altera la luz solar disponible para los procesos fotosintéticos de los vegetales presentes. Por otra parte, los metales pesados y las moléculas radiactivas presentes en los recursos se bioacumulan en los diferentes organismos del lugar entrando a las cadenas alimentarias. La contaminación química de los diferentes recursos naturales también incide preponderantemente sobre los procesos bioquímicos que realizan los seres vivos durante su crecimiento y desarrollo.

Otros de los efectos negativos de la minería sobre la fauna son las perturbaciones concurrentes debido a la contaminación sónica que se genera en los espacios mineros.

Efectos negativos de la minería sobre la salud del ser humano

Debido a que los efectos negativos de la minería se evidencian en el medio ambiente y con ello a su biodiversidad, el ser humano no escapa de esta situación y también presenta el mismo panorama. El incremento de las concentraciones de metales pesados o la presencia de sustancias peligrosas o tóxicas perturba los procesos metabólicos normales para un correcto funcionamiento corporal, en algunos casos estos efectos perjudiciales traen mayor incidencia de enfermedades infecciosas, cánceres, problemas reproductivos, digestivos, respiratorios, entre otros problemas relacionados con la salud, tanto física como mental.

Consecuencias de las actividades de explotación minera a nivel social

Los efectos negativos de la minería desde el punto de vista social son heterogéneos y complejos, pueden abarcar problemas de migraciones y desplazamientos de personas, desestabilización del orden público, desigualdades económicas, cambios culturales, de valores y otros problemas sociales como la ilegalidad, alcoholismo, entre otros.

Referencias

Ayala, H.; Díaz, L.; Gómez, S.; González, H.; Ipaz, S.; Macías, L.; Madriñán, L.; Montoya, C.; Peña, J.; Pinto, E.; Salsadarriaga, C.; Valencia, A.; Valladares, R.; Vásquez, O. (2019). Identificación y análisis de impactos de la actividad minera y la explotación ilícita de minerales en los ecosistemas del territorio colombiano. Disponible en: http://www.humboldt.org.co/images/documentos/3-identificacin-de-impactos-expertos.pdf

Gallardo, D.; Cabrera, I.; Bruguera, N.; Madrazo, F. (2013). Evaluación de impactos ambientales provocados por la actividad minera en la localidad de Santa Lucía, Pinar del Río. Revista Avances; 15: 98-116.

La Rotta, A.; Torres, M. (2017). Explotación minera y sus impactos ambientales y en salud. El caso de Potosí en Bogotá. Saúde Debate; 41: 77-99.

Organización Mundial de la Salud. (2017). El mercurio y la salud. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/mercury-and-health

Pérez, M.; Betancurt, A. (2016). Impactos ocasionados por el desarrollo de la actividad minera al entorno natural y situación actual de Colombia. Sociedad y Ambiente; 4: 95-112. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=455746534005