Energías renovables ¿Qué son? Tipos según fuentes utilizadas

Energías renovables
Energías renovables
Jose Mesa (flickr.com)/CC BY 2.0

Introducción a las energías renovables

En este artículos abordamos cuestiones relacionadas con las energías renovables, sus tipos en función de la fuente utilizada.

La palabra energía proviene del griego “energeia” que significa fuerza en acción, y hace referencia a la facultad que posee un cuerpo o un sistema de proporcionar algún trabajo mecánico o su equivalente.

La energía, que es muy importante para el desarrollo humano, a través de los tiempos se ha utilizado y transformado (de un tipo a otro) para tal fin, razón por la cual, la demanda ha ido en aumento creciente.

La obtención de energía para las actividades antropogénicas ha sido centrada en la explotación de recursos que no son renovables, es decir, aquellos que provienen de una fuente agotable, que no pueden ser sustituidos, como por ejemplo los combustibles fósiles, y que también han ocasionado un alto costo al medio ambiente, lo que junto a otras amenazas de índole geopolítico y económico han impulsado la búsqueda de alternativas, como es el caso de la energías renovables.

Durante algunos años se pensó como solución al problema energético, el uso de la energía nuclear, pero debido al peligro que presentan los residuos radiactivos y la ineficiencia de metodologías útiles para su manipulación y tratado, además de ocasionar un mayor impacto ambiental, es evidente que resulta menos benéfica, por lo que la búsqueda de energías alternativas ha sido orientada a la utilización de recursos inagotables, es así como nacen las energías renovables o energías limpias.

¿Qué son las energías renovables y cuáles son sus ventajas?

Las energías renovables pueden ser definida como aquel tipo de energía cuyo consumo no supone una disminución perceptible de los recursos naturales, porque utiliza aquellos que son inagotables a escala humana; sus fuentes provienen de recursos como el sol, el viento, las mareas, entre otras y su aprovechamiento genera una disminución del impacto ocasionado al medio ambiente, 31 veces menor según expertos, frente al uso de las energías convencionales.

Entre los impactos al medio ambiente que han sido analizados y que han demostrado menores cifras por medio de la utilización de las energías renovables tenemos: calentamiento del planeta, reducción de la capa de ozono, acidificación, eutrofización, radiaciones ionizantes, contaminación por metales pesados, producción de carcinógenos, residuos industriales y radiactivos.

Aparte de originarse de fuentes inagotables y de ir de la mano con el medio ambiente, las energías renovables también suponen ventajas a nivel socioeconómico como la creación de empleos, la utilización de recursos locales que también disminuyen las importaciones, el uso de tecnologías más accesibles que a su vez permiten el desarrollo de tecnologías propias que van de la mano con la investigación y la innovación, pero en este sentido también pueden implicar un costo mayor a pesar de los beneficios que presentan.

El uso de energías renovables ha ido en aumento a nivel mundial en los últimos años, no obstante, su desarrollo puede ser muy lento en algunos países, sobre todo en los que están en vías de desarrollo, a pesar de que muchas regiones posean fuentes abundantes y ricas de este tipo, pero su utilización está promovida por diversos entes gubernamentales y no gubernamentales, y se han firmado algunos acuerdos internacionales donde se orienta a su generación como en el Protocolo de Kioto.

Tipos de energías renovables

Las energías renovables suelen clasificarse en energía solar, eólica, geortérmica, oceánica, hidráulica y biomasa, en base a las fuentes que la proveen.

A continuación describiremos brevemente cada una de las anteriores energías renovables.

Energía solar

Como su nombre lo indica, la energía solar utiliza como fuente de energía las radiaciones solares, y puede ser aprovechada de acuerdo a dos vertientes: la fotovoltaica y la fototérmica.

En la energía fotovoltaica los rayos solares son captados por medio de paneles u otros materiales conductores y transformados directamente en electricidad; por su parte, la fototérmica utiliza la energía solar para la producción de energía térmica o calor, por medio del calentamiento de un fluido de trabajo y que puede expandirse en diversas aplicaciones, no solo la eléctrica.

Energía eólica

La energía eólica utiliza como recurso el viento para su producción, es una de las energías renovables utilizadas más antiguamente para diversos fines como el movimiento de veleros, el bombeo de agua o las moliendas de granos, posteriormente fue aprovechada para la generación de electricidad.

Energía geotérmica

La geotérmica es aquella que proviene del planeta, pero en su parte interior, en donde las temperaturas son muy altas. Este calor puede ser extraído por medio de perforaciones del subsuelo o aprovechado de sus escapes naturales. La continuidad de la producción de energía es una ventaja que en algunos casos no se obtiene de otras fuentes renovables.

Energía oceánica

La energía catalogada dentro de este término abarca la que se obtiene del océano, las centrales son instaladas en el mar. Entre estas energías renovables tenemos a la mareomotriz, en donde los cambios de las mareas son la base de la obtención, también aquella que moviliza turbinas gracias a las fuerzas de las olas y la que se aprovecha de las corrientes marinas.

Energía hidráulica

La energía hidráulica utiliza como fuente de energía la fuerza generada por la caída del agua, esta fuerza moviliza unas turbinas que son capaces de accionar generadores que producen electricidad. Este tipo de energía necesita la retención de cuerpos de agua por medio de la construcción de embalses y presas, de esta forma aprovechan los recursos naturales de agua dulce como ríos. La energía hidráulica tampoco genera desechos al medio ambiente.

Dentro de las centrales eléctricas que utilizan esta fuente de energía tenemos a las minihidráulicas, que reciben ese nombre porque el potencial eléctrico generado es bajo, inferior a 10 MW.

Energía de biomasa

La biomasa utiliza como recursos materia orgánica, que es transformada mediante el proceso de combustión para la generación de energía.

Las fuentes de esta materia orgánica son heterogéneas, de esta manera se aprovechan las leñas, pero la sobreexplotación de este tipo de recursos puede traer consecuencias al suelo; también se pueden emplear residuos industriales, agrícolas, ganaderos o forestales, presentando una mejor alternativa para el medio ambiente.

Los productos que se obtienen por la transformación de este tipo de materia orgánica reciben el nombre de biocombustibles, pueden utilizarse para la producción de energía térmica y también para la eléctrica; otros productos como los biocarburantes han reemplazado el uso de combustibles derivados del petróleo en la empresa automotriz.

Si te fascina esta temática, te sugiero: Estudios sobre energías renovables y medio ambiente.

Consultas biográficas

  • Cuevas, I.; Rocha, L.; Soto, M. (2017)
  • Grupo cultural. (2009)
  • Instituto Tecnológico de Canarias. (2008)
  • Merino, L. (2006)
  • Soto, C. (2018)