Monocultivo y policultivo, diferencias, ventajas y desventajas, ejemplos

Monocultivo y policultivo

Desde la antigüedad el ser humano ha aprovechado los recursos que le ofrece la naturaleza para lograr perpetuarse en el tiempo y sobrevivir, de esta manera ha labrado la tierra para el crecimiento de especies vegetales beneficiosas principalmente para su alimentación, pero también con otros usos importantes. Con tal propósito, el hombre ha empleado distintas técnicas, procedimientos e insumos, que se han ido perfeccionando con el pasar de los años. En el presente artículo se engloban dos sistemas agrícolas y se centra en su definición, características, ventajas y desventajas, se trata del monocultivo y policultivo, dos tipos de cultivos empleados a nivel mundial.

¿Qué es el monocultivo y policultivo?

Para comenzar a mencionar las características entre monocultivo y policultivo se definen estos dos términos. En primer lugar la palabra monocultivo, como su nombre lo indica (mono que viene del griego “monos” y se traduce como aislado), se refiere a una especie, es decir, la actividad agrícola que involucra un solo espécimen o variedad vegetal, en una determinada área, generalmente de gran extensión. Por su parte, el policultivo, hace alusión a la variedad, ya que emplea durante su desarrollo más de una especie de planta, como su origen etimológico lo indica, poli de la lengua griega “polys”, cuyo significado es numeroso, frecuentemente en menores proporciones de terreno.

Número de especies involucradas

De acuerdo a lo anteriormente planteado, se deduce la principal característica y diferencia entre monocultivo y policultivo, relacionada con la cantidad o diversidad de especies implicadas en el proceso agrícola, en el primer caso, sería la unidad (1), es decir, a un solo espécimen, mientras que en el segundo, ya se estaría hablando de más de uno.

Los monocultivos implican extensiones de siembra con igualdad de características, tanto morfológicas como genéticas, por lo que no se presenta variabilidad, mientras que en el segundo caso se carece de homogeneidad o igualdad, existiendo diversidad morfológica y genética representada por los ejemplares que se utilicen para ello.

Otras características

Otros caracteres resaltantes de estos dos sistemas diferentes, es que el monocultivo generalmente se lleva a cabo de forma más automatizada, con maquinaria y menos requerimientos de mano de obra, mientras que el policultivo habitualmente se realiza de una forma más tradicional, con trabajo manual del hombre, aunque también existen plantaciones de policultivo automatizadas.

Ejemplos de monocultivo y policultivo

Monocultivo: Cereales como la avena o cebada; también leguminosas, es el caso de los cacahuetes o las legumbres. Es típico de los latifundio, el destino del producto suele ser el comercio.

Policultivo: El modelo tipo son las huertas en donde se cultiva múltiples especies, por ejemplo, tomates, lechuga, pimientos, frutales, etc. Este sistema agrícola es característico de los minifundios, además suele ser agricultura de subsistencia, pues solo lo que sobra se destina al comercio.

Ventajas del monocultivo y policultivo

A continuación desglosaremos las más resaltantes ventajas de estos dos sistemas agrícolas. Por una parte, tenemos al primer sistema agrícola, el cual puede obtener una producción general mayor, ya que genera alimentos en cuantiosos números, debido a las grandes extensiones de terreno que abarca, con el objetivo de satisfacer la demanda a corto plazo, estas cifras de producción permiten también disminuir el costo de los mismos, además que no se gasta en mano de obra excesiva cuando hay maquinarias.

Por el otro, tememos al policultivo con unos aspectos positivos bien marcados en el ámbito ecológico, así, mientras se emplean varias especies, se aprovechan adecuadamente los nutrientes presentes en el suelo, además, si se utilizan especímenes adecuados que brinden cierto dosel, se evita la erosión al actuar como amortiguador de la lluvia, a la vez que ciertas combinaciones que involucren algunas plantas leñosas, brindan nutrientes a la tierra cuando son aprovechadas las hojas que caen o los residuos vegetales para enriquecer este medio. Se suelen aprovechar mejor los recursos disponibles, la luz, el suelo, el agua, cuando se utilizan conjuntos apropiados de especies.

En el policultivo se propicia el incremento de la biodiversidad local, incrementando la cantidad de especies en el sistema, lo que también induce a un hábitat adecuado para el crecimiento y desarrollo de los enemigos naturales de las plagas de los cultivos, por lo que la incidencia de plagas y enfermedades es menor. De esta manera, se efectúa principalmente un control biológico o natural, sin la implementación de químicos, con lo cual, los productos que se obtienen son más nutritivos y saludables.

Algunas investigaciones también han arrojado que se obtiene un mayor rendimiento por área en un policultivo que en su equivalente monocultivo (si se escogen las combinaciones de especies adecuadas), solo que las extensiones son menores y los rendimientos se obtienen generalmente a largo plazo.

Desventajas del monocultivo y policultivo

En los sistemas agrícolas de monocultivo y policultivo, también se obtienen efectos negativos, los más relevantes implican que para el monocultivo se degrada en gran medida el medio ambiente, al sobreexplotarlo en cada ciclo de cultivo, además que se utiliza más indumentaria química para controlar las plagas y enfermedades que se presenten, por lo que los productos obtenidos podrían en cierto sentido afectar la salud, al tener implicaciones desfavorables en la seguridad alimentaria.

El monocultivo también tiende a afectar mayormente el recurso del suelo, porque al sembrar y desarrollar un solo tipo de vegetales en el mismo suelo, tiende más a su degradación progresiva, acumulación de sales, por lo que se afecta la fertilidad y puede ocurrir su erosión a largo plazo.

En el caso del policultivo, al tener más tipos de plantas implicadas se diversifica el trabajo y se hace más riguroso, aparte que previamente se debe realizar un estudio correcto o un análisis sobre las combinaciones de especies a utilizar, los requerimientos de cada una y todas las características necesarias para obtener los mejores rendimientos en las parcelas que se utilicen.

Cuadro explicativo sobre el monocultivo y policultivo

Cuadro explicativo con las diferencias entre monocultivo y policultivo, ejemplos
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Referencias

– Altieri, M. (1999). Agroecología. Bases científicas para una agricultura sustentable. Editorial Nordan-Comunidad. Montevideo, Uruguay. 338 páginas.

– Ebel, R.; Gonzalo, J.; Soria, F.; Cruz, J. (2017). Manejo orgánico de la milpa: rendimiento de maíz, frijol y calabaza en monocultivo y policultivo. Terra Latinoamericana; 35: 149-160. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-57792017000200149

– Gomero, L. (2001). Hacia la sostenibilidad de los monocultivos. Boletín de IEIA: 4-5.

– Rodríguez, H.; Acosta, L.; Hechevarría, I.; Milanés, M.; Rodríguez, C. (2008). Estudio comparativo entre el monocultivo y la asociación de cultivo en varias plantas medicinales. Revista cubana de plantas medicinales; 13: 1-7.