Quema prescrita, técnica para la prevención de incendios de vegetación

Quema prescrita

En este texto estudiamos la quema prescrita, sus correspondientes objetivos, prescripción de la quema y límites sobre esta metodología.

¿Qué es una quema prescrita?

La quema prescrita consiste en aplicar fuego al sotobosque –vegetación conformada por hierbas y arbustos que crece más cerca del suelo, bajo los árboles de un bosque-, de manera planificada, bajo unas condiciones meteorológicas concretas, es decir, bajo condiciones específicas de temperatura, viento y humedad,  lo que permite fijar la intensidad de fuego y la cantidad de combustible vegetal a eliminar de acuerdo a los objetivos específicos propuestos.

Objetivos de la quema prescrita

La quema prescrita es una herramienta útil para cumplir con los siguientes objetivos puntuales:

– Reducir riesgos de formación de incendios forestales descontrolados, controlando la acumulación de combustible vegetal.

– Reducir la gravedad de los incendios forestales potenciales en un futuro.

– Favorecer determinados hábitats (más información) y la biodiversidad asociada a los mismos.

– Favorecer y facilitar la regeneración de determinadas especies vegetales.

– Controlar y eliminar el material combustible residual causado por el abandono de las actividades agrarias y forestales.

Diferencia entre la quema prescrita y la quema controlada

El carácter prescrito y científico-técnico de la quema prescrita es lo que las diferencia de manera acentuada de las quemas controladas, usadas tradicionalmente en zonas rurales con fines de recuperación de pastos o eliminación de residuos agrícolas-forestales, ya que en éstas últimas, sólo se elige el lugar y el momento de quemar una zona preseleccionada, basados en un conocimiento aproximado de la intensidad desarrollada y de la cantidad de material combustible que será consumido; teniendo un panorama resultante mucho más incierto. El personal ejecutor de la quema prescrita, debe estar capacitado con el conocimiento y experiencia adecuados, siendo la seguridad de los mismos y de las infraestructuras una prioridad.

Prescripción de la quema

Los siguientes cuatro puntos son los que en un sentido amplio, constituyen la prescripción de la quema:

Especificaciones del tratamiento: consiste en la identificación de los combustibles que conducirán el fuego, en la determinación de lo que se desea conseguir como resultados cuantitativos, pasando por la verificación del comportamiento del fuego que se requiere, así como de las condiciones ambientales requeridas para realizar la quema.

Estrategia en la quema: es decir, la secuencia de pasos necesarios para alcanzar los objetivos de la quema e identificar las tareas necesarias para tener éxito, consistentes en:

  1. Tareas previas a la quema: construir líneas cortafuegos, podas, cortas, entre otros.
  2. Técnicas de ignición: fuego-ladera-arriba, fuego-ladera-abajo.
  3. Métodos de ignición: antorcha de goteo, cerillas, mecheros.
  4. Secuencia de igniciones: dibujándolas en un mapa, señalando la secuencia.

Evaluación previa a la quema: es aquí donde se procede a describir cómo, cuándo y con qué precisión se llevará a cabo el seguimiento de las condiciones ambientales (y de combustibles) para decidir cuándo es el momento apropiado para la quema.

Evaluación durante y después de la quema: en éste punto se realizará la descripción del comportamiento del fuego durante la quema y cómo se seguirán las condiciones después de la misma para verificar la consecución de los objetivos planteados:

  1. Documentación durante la quema para evaluar si el comportamiento del fuego se ajustó a la prescripción.
  2. Documentación después de la quema para evaluar los efectos ecológicos. Por ejemplo, seguimiento anual hasta la siguiente quema prescrita.

Criterios para garantizar la eficacia de las quemas así como para evitar que se convierta en un incendio

Una quema prescrita debe desarrollarse dentro del marco social, legal y técnico adecuado, hay elementos que son de vital importancia a la hora de considerar y planificar la misma, resulta también de gran importancia la recopilación de información adecuada sobre el conjunto de elementos y factores que serán descritos a continuación:

El grado de aceptación social del fuego así como los aspectos esenciales de la salud humana: afectación del humo y la calidad del aire de las áreas a trabajar así como de las áreas circundantes.

Seguridad de las personas: aplicación de zonas de seguridad, así como verificar el apoyo de medios de extinción terrestres.

Conocimiento preciso del comportamiento del fuego: velocidad de propagación, tiempo de residencia, longitud de la llama, intensidad lineal del fuego, combinación resultante de la longitud de la llama y la velocidad del viento.

Ecología del fuego de las especies forestales afectadas: cómo afecta el fuego al crecimiento de los árboles según su tolerancia al mismo así como de acuerdo a las características de dichos árboles y rendimiento después del fuego.

Identificación de los combustibles que conducirán el fuego: los más comunes serán acículas caídas de pináceas, hierba seca, hojas sobre el vuelo, ramillas vivas o muertas de matorrales en pie, restos de cortas.

Condiciones ambientales requeridas para la quema

  1. Dirección y velocidad del viento
  2. Temperatura
  3. Humedad de los materiales combustibles
  4. Humedad relativa de la atmósfera
  5. Humedad del suelo
  6. Humedad del mantillo
  7. Condiciones fisiológicas de la vegetación
  8. Topografía del área que será afectada

Limitaciones actuales de la quema prescrita

Existen una serie de limitaciones para la aplicación así como para la adecuación de la quema prescrita en diferentes regiones y partes del mundo.

Las dificultades de ejecución en entornos rurales/forestales que cuentan con un alto grado de interfaz urbana, es decir, una presencia considerable de infraestructura y elementos como viviendas y tiendas que se encuentran en contacto con la trama forestal, presentando una consiguiente dificultad a la hora de garantizar el buen estado de las infraestructuras y especialmente la seguridad de las personas.

Baja aceptación social del fuego como herramienta de gestión del combustible, bien sea por las molestias que genera, por mera desinformación o a causa de las campañas de prevención de incendios forestales, las cuales suelen recoger sólo la faceta negativa del fuego.

La poca aceptación de propietarios privados e instituciones que están poco habituadas a ésta técnica de prevención de incendios.

La falta de apoyo administrativo y logístico a las que en muchas ocasiones están expuestos los diversos grupos encargados de la prevención de incendios forestales y en zonas rurales.

La falta de capacidad o conocimiento técnico para una correcta implementación in situ, así como la necesidad de estudios más completos sobre las diversas áreas donde se piense implementar dicha metodología, ya que se requiere adecuar la misma en respuesta de los factores y elementos propios de cada región.

Controversias de esta metodología

Actualmente, existe debate sobre la necesidad de implementar la quema prescrita como método de prevención de incendios en áreas rurales, y más aún, se señala que aún no hay información suficiente para asegurar que el impacto ambiental de aplicarla sea en realidad previsible y “dirigido”, por ejemplo, existen diversas especies de animales de pequeño tamaño que ante la presencia de amenazas externas, se esconden en sus madrigueras en lugar de dirigirse a otras áreas, quedando totalmente expuestos al avance del fuego sobre el terreno donde éstos se esconden.

Referencias

– Central Oregon Fire Information. (2020). ¿Qué son las Quemaduras Prescritas? Recuperado el 25 de Septiembre de 2020, de https://www.centraloregonfire.org/que-son-las-quemaduras-prescritas/

– EXCMO. AYUNTAMIENTO DE ARUCAS – CABILDO DE GRAN CANARIA . (2002). IX JORNADAS FORESTALES DE GRAN CANARIA – ARUCAS. Recuperado el 24 de Septiembre de 2020, de https://mdc.ulpgc.es/utils/getfile/collection/MDC/id/184159/filename/265525.pdf

– SINC. (22 de Enero de 2016). Quemas prescritas para mejorar la prevención de incendios. Recuperado el 25 de Septiembre de 2020, de https://www.agenciasinc.es/Noticias/Quemas-prescritas-para-mejorar-la-prevencion-de-incendios

– World Wildlife Fund (WWF). (22 de Junio de 2015). Usar el fuego contra el fuego: las quemas prescritas. Recuperado el 24 de Septiembre de 2020, de https://www.wwf.es/?35202%252FUsar-el-fuego-contra-el-fuego-las-quemas-prescritas#:~:text=La%20quema%20prescrita%20puede%20definirse,eliminar%20seg%C3%BAn%20un%20objetivo%20propuesto.