Basidiomycota (Basidiomicetos) e introducción a las setas

Basidiomicetos

Basidiomycota es clasificado como una división o filo integrado en el reino Fungi, agrupa aquellos hongos que presentan basidiosporas, lo conforman tres clados: el grupo demoninado setas(Agaricomycotina) y aquellos considerados parásitos (Puccinomycotina y Ustilaginomycotina).

Descomposición e importancia para el suelo

El reino Fungi tiene como característica principal agrupar organismos descomponedores de diferentes sustratos presentes en la naturaleza. Los Basidiomicetos (Basidiomycota), son organismos que degradan residuos leñosos del bosque, ricos en lignina. La lignina se compone de celulosa y hemicelulosa, muchos basidiomicetos, por medio de enzimas, se encargan de hidrolizar o romper dichos biopolímeros en pequeños monómeros que regulan el carbono edáfico, debido a la formación de humus producto de la descomposición.

A menudo, los hongos pueden ser encontrados en diferentes hábitats, pero el papel descomponedor está asociado principalmente a la adaptación y mejora de suelos terrestres. Se considera que en el suelo, la funcionalidad fúngica, se debe a un constante procesamiento de elementos inorgánicos para ser convertidos en materia orgánica biodisponible. En el establecimiento fúngico en el suelo, los hongos desempeñan procesos fundamentales que los postulan como organismos biorremediadores. Estos pueden transformar sustratos rocosos, biodegradar carcasas de pequeños insectos y residuos vegetales, formar minerales, airear el suelo y secuestrar o transformar algunos metales.

Interacciones con animales

Una interacción principal entre hongos y animales se debe a la alimentación fungívora de algunos microartrópodos y diferentes grupos de vertebrados como primates y otros mamíferos. En grandes animales, el principal beneficio brindado por los hongos, es aportar gran cantidad de proteínas y polisacáridos que sirven como fuente nutricional a las diferentes especies, las cuales tienden a alimentarse de los cuerpos fructíferos.

Basidiomycota, basidiomicetos
Basidiomycota, basidiomicetos

Algunas relaciones e interacciones de los hongos se encuentran mayoritariamente descritas en animales invertebrados, como las hormigas jardineras americanas. Las hormigas mastican y procesan tejido vegetal, generando un sustrato óptimo para el establecimiento del micelio de un hongo del filo Basidiomycota perteneciente al orden Agaricales. El hongo no genera cuerpo fructífero ni es usado como alimento de las hormigas adultas, pero se hinchan las hifas y acumulan carbohidratos y lípidos, que permitirán el desarrollo adecuado de las larvas, ya que sirven como suplemento dietario para los individuos que se encuentran en dicho instar.

De manera similar a las hormigas, existen un grupo de termitas africanas que cultivan hongos, en este caso para la alimentación de la colonia. Las termitas de la familia Macrotermitidae ingieren y digieren hojas que se excretan en la galería en forma de heces, las cuales sirven como sustrato fresco para el cultivo de un hongo basidiomiceto (Basidiomycota) del orden Agaricales perteneciente a la familia Tricholomataceae. En la galería de las termitas, el hongo basidiomiceto fructifica y es consumido por los individuos adultos, aportando macro y micronutrientes necesarios para el desarrollo de la colonia.

Algunas especies de abejas presentan sacos o bolsas (mycangias) albergando esporas o micelios fúngicos, que pueden pertenecer al orden Russulales, a su vez integrado en la clase Agaricomycetes y por ende en el filo Basidiomycota. Estas estructuras fúngicas son introducidas en agujeros realizados en la madera por parte de las abejas, el hongo crece en los agujeros, microambientes idóneos para el desarrollo fúngico y, posteriormente, es consumido por los individuos adultos, sin embargo, algunas veces, el hongo excreta enzimas hidrolíticas que evaden compuestos de defensa presentes en la superficie del árbol.

Ectomicorrizas

El termino ectomicorrizas hace referencia a una asociación simbiótica entre hongos y especies vegetales, la asociación no requiere una penetración interna de las células, difieren de las endomicorrizas que penetran las células por medio de estructuras llamadas apresorios.

En las plantas con semilla, cerca del 3% presentan asociaciones directas de tipo ectomicorriza con hongos basidiomicetos (Basidiomycota), así mismo, la mayoría de especies vegetales con las que se presenta simbiosis son especies leñosas de gran tamaño (pino, roble, abedules, entre otros), importantes ecológicamente para algunos tipos de bosque. Las ectomicorrizas generan un manto o funda alrededor de las raíces de la planta (no presente en endomicorrizas) y una red de hifas intercelulares para el intercambio de nutrientes, llamada red de hartig, que se sitúa entre células corticales de la raíz.

Morfología basada en las setas (Agaricomycotina:Basidiomycota)

La estructuración de los basidiomicetos (Basidiomycota) y las visualizaciones macroscópicas se basan en el cuerpo fructífero o estructura reproductiva de una seta común. El hongo se adhiere al sustrato a partir del micelio, algunos, se adhieren por medio de estructuras con formas discoides. Siguiendo el eje longitudinal, de abajo hacia arriba, se puede o no encontrar una volva, es decir, una porción de tejido del velo universal, la cual es una capa que protege todo el primordio u hongo inmaduro, antes de la apertura completa.

Algunos hongos disponen de un anillo que proviene también del velo, se presenta como una porción de tejido desprendida durante el desarrollo del himenio. “El tallo” del hongo, mejor conocido como estipe, es una estructura de soporte constituida por una gran cantidad de polisacáridos y de entramados de hifas, que permiten mantener en pie el píleo del hongo, comúnmente llamado sombrilla. El píleo se encarga de mantener en su cara abaxial el himenio, el cual se compone de pequeñas laminillas llamadas lamelas, encargadas de albergar las esporas reproductivas del hongo.

En vista que el filo Basidiomycota, basidiomicetos,  es muy diverso, algunos hongos agrupados en dicho filo pueden tener estructuras divergentes con la morfología general anteriormente descrita. Es decir, algunos hongos, como los pertenecientes al subfilo Puccinomycotina, parasitan ciertas plantas y pueden presentar estructuras morfológicas discoidales sin la formación de cuerpo fructífero o carpoforo conspicuo.

Bibliografía utilizada para el filo basidiomicetos (Basidiomycota)

  • Moore, D., Robson, G. D., & Trinci, A. P. (2011). 21st century guidebook to fungi with CD. Cambridge University Press.
  • Kjøller, R., & Rosendahl, S. (2014). Cultivated and fallow fields harbor distinct communities of Basidiomycota. Fungal Ecology, 9, 43-51.