Elaphomyces granulatus, criadilla de ciervo, hongo no comestible

Elaphomyces granulatus, criadilla de ciervo
Björn S…/CC BY-SA 2.0

Elaphomyces granulatus, criadilla de ciervo, es un hongo no comestible perteneciente al filo Ascomycota (ascomicetos), clase Eurotiomycetes, familia Elaphomycetaceae y orden Eurotiales. La familia abarca el género anterior y el nombrado como Pseudotulostoma, en total agrupa a más de 70 especies.

Descripción de Elaphomyces granulatus

La criadilla de ciervo presenta un carpóforo redondeado de hasta 5 cm de longitud, este es bastante resistente, un tanto verrugoso y de coloración amarillenta o pardo claro. En el interior se puede apreciar el cuerpo grisáceo ribeteado de blanco que cambia a oscuro conforme se procede a la maduración de sus esporas.

Esta seta destaca por su olor muy intenso, con cierta semejanza a la planta Allium sativum.

Hábitat y desarrollo de la criadilla de ciervo

Es habitual avistarla formando micorrizas con árboles de coníferas y de tipo caducifolio (ver árboles de hoja caduca). Normalmente se desarrolla enterrada o ligeramente entre la superficie. El periodo de crecimiento tiene lugar durante la otoñada, incluso un poco antes, concretamente a finales del verano.

Comestibilidad de este hongo

Se ha descrito que se trata de un hongo muy consumido por algunas especies de animales. Aunque desde el punto de vista del hombre no existen datos relacionados con su comestibilidad, por lo que se ha recomendado el no consumo, incluso teniendo en cuenta que parece no ser una seta tóxica.

Confusiones con otras especies

Elaphomyces granulatus puede ser confundidas con otras especies de su mismo género como Elaphomyces muricatus o E. variegatus, dado su alto parecido. También, para personas no muy expertas, puede prestar confusión con las comúnmente denominadas trufas (género Tuber).

Otros datos interesantes

La criadilla de ciervo recibe su denominación común por ser fuente de alimento para algunos mamíferos entre los que destaca el Cervus elaphus (accede a su ficha) y Sus scrofa. También es llamada trufa de los ciervos.