Origen de los minerales ¿Cómo se forman? Factores intervinientes

Origen de los minerales, cómo se forman
Origen de los minerales

Introducción al origen de los minerales

El origen de los minerales es múltiple, se conocen más de 5300 tipos de minerales y se siguen encontrando de 50 a 80 tipos cada año, esta gran diversidad se relaciona directamente con la variedad de elementos químicos que se encuentran en la tierra, al igual que las altas temperaturas y presión a las que han sido sometidos estos elementos durante la formación de la corteza terrestre.

Teniendo en cuenta que los elementos más abundantes en la corteza terrestre son el oxígeno y el silicio, se encuentran frecuentemente minerales de tipo silicato como el cuarzo que están compuestos por estos elementos.

Los procesos geológicos que se requieren para dar origen a los minerales son de los siguientes tipos:

Factores importantes en el origen de los minerales

Temperatura de formación: Es la temperatura a la que se cristaliza el mineral, va desde temperaturas bajas cuando la formación se da en rocas sedimentarias, hasta temperaturas muy altas cuando la formación se produce en rocas ígneas.

Presión en la formación: El otro factor importante en la formación u origen de los minerales es la presión, este factor es especialmente relevante en los minerales de origen metamórfico.

Factores geológicos

Hay que aclara que los minerales no son lo mismo que las rocas, las rocas pueden o no tener minerales en su composición y cuando los tienen pueden ser de diferentes tipos, por ejemplo, una roca como el granito está formado por tipos de cuarzo. Los factores geológicos también influyen en el origen de los minerales a través de:

Proceso ígneos: Estos procesos se refieren a los minerales que proceden de magma volcánico que se encuentra en el interior de la corteza terrestre, estos procesos producen variados tipos de minerales como los metálicos.

Procesos metamórficos: Es la formación de minerales por cambios de temperatura y presión, este tipo de proceso da como resultado minerales como los mármoles y el granate. Este procedimiento no suele dar como resultado minerales metálicos.

Procesos fisicoquímicos

Los procesos fisioquímicos se dividen según la fuente de energía que originan a los minerales:

Endógenos: Son los procesos de formación mineral que dependen de la energía térmica del interior de la corteza terrestre, ocurren a temperaturas y presiones altas. Los procesos de cristalización de las rocas magmáticas están entre los 700°C y 1200°C, con presiones que van desde 500 kilobars a 5500 kilobars.

Exógenos: Los procesos exógenos se producen en la superficie de la tierra o muy cerca de esta, ocurren por la acción de la biosfera, atmósfera e hidrósfera sobre la litósfera. Producen una destrucción de las rocas y minerales ya formados originando nuevos minerales. Los procesos exógenos son muy variados pero los más importante son la sedimentación y la meteorización.

Mineralogénesis

Magmáticos

Los minerales magmáticos, como su nombre lo indica, se originan a partir de magma, esta tiene en su composición gran diversidad de elementos, vapor de agua y otros gases. Las fases del proceso magmático asociados al origen de los minerales son:

Fase ortomagmática: Va desde las más altas temperaturas del magma hasta los 1000°C. Los primeros minerales en cristalizarse son olivino, piroxeno y minerales accesorios como el diamante, con posterioridad los anfíboles y la biotita, luego las plagioclasas y finalmente el cuarzo.

Fase pegmatítica: A temperaturas por debajo de los 1000°C y hasta los 600°C se producen muchos gases, estos penetran en las fisuras y cavidades de rocas ya formadas originando cristales como la aguamarina, topacio, berilio y la turmalina entre otras.

Fase pneumatólica: A temperaturas que van de los 600°C a los 400°C quedan muchos gases que tienden a escapar por las fracturas, y que al reaccionar con los minerales ya formados dan como resultado nuevos minerales como topacios y granates.

Fase hidrotermal: A menos de 400°C y hasta temperatura ambiental se producen minerales a partir de soluciones acuosas calientes, que se depositan en las fracturas formando vetas o impregnando rocas porosas, como resultado se cristalizan minerales de sulfuro como la pirita.

Origen de los minerales sedimentarios

Estos minerales se forman cuando las rocas sufren procesos de meteorización. Los minerales que quedan libres se van depositando o son trasladados por las corrientes de agua hasta que se sedimentan. Por este proceso se pueden formar depósitos de minerales preciosos como el oro y platino.

Metamórficos

En cuanto al origen de los minerales metamórficos, destacar que son minerales formados por cambios en la estructura física y química de las rocas ocasionadas por variaciones en la temperatura y presión. Los tipos principales de metamorfismo son:

De contacto: Estos nuevos minerales se producen al pasar magma en las grietas y fisuras de rocas ya formadas, el contacto de este material a gran temperatura da lugar a la formación de minerales nuevos que está relacionada con el tipo de roca, por ejemplo, si es dolomita se producen silicatos.

Regional: Se produce en los bordes de las convergencias de las placas tectónicas.

Bibliografía

– Parra, S. (2012)
– Caballero, C. (2015)