Propiedades de los minerales, generales y específicas

Propiedades de los minerales
Propiedades de los minerales

Definición de mineral

Los minerales son sustancias sólidas y naturales de origen inorgánico, en su mayoría de configuración cristalina, es decir que sus átomos están dispuestos en forma ordenada. Pueden estar formados de un solo tipo de átomo como el diamante o de dos o más elementos; de igual forma un mismo elemento puede producir diferentes tipos de mineral cuando estos difieren en su disposición en el cristal, como en el caso del carbono que forma diamantes y grafito. Este tema lo dedicamos a las principales propiedades de los minerales.

Propiedades de los minerales

Las propiedades de los minerales se dividen en generales y específicas:

Propiedades de los minerales generales

Las propiedades de los minerales se observan internamente en su estructura que es cristalina y externamente se caracteriza por el número de las caras y tamaño de los cristales que lo forman.

Cuando el proceso de cristalización se produce correctamente se forma un poliedro, que es característico de cada tipo de mineral, pero frecuentemente este proceso no se produce correctamente por condiciones como temperatura y presión que afectan su formación, en este caso los cristales formados se denominan alotriomorfos o anhedrales.

Estructura cristalina: Los átomos que conforman el mineral se organizan en una red llamada látice cristalino, en esta red cada átomo se ubica en un lugar específico, si se localizan en lugares al azar su estructura es amorfa.

Sistemas cristalinos: Se caracterizan por sus ángulos entre caras y sus elementos de simetría, existen de seis tipos: isométrico (cúbico o regular), tetragonal, hexagonal, trigonal o romboédrico, ortorrómbico, monoclínico y triclínico

Propiedades de los minerales específicas

Las propiedades de los minerales específicas son las características que se utilizan para identificar al mineral.

Crucero o clivaje: esta característica se observa cuando por la presión el mineral se separa en planos, cuando la estructura del mineral es laminar el crucero o clivaje es de tipo exfoliación, pero si su estructura es cúbica o prismática se denomina partición.

Fractura: Son las características que presenta la superficie de rompimiento del mineral, así la superficie que queda después del clivaje puede ser concoidea (en forma de concha), fibrosa (en forma de astilla) dentada o irregular.

Dureza: Esta propiedad está relacionada con la fuerza que tiene los enlaces de los átomos que conforman el mineral, se define como la capacidad que tiene el mineral de rayar o dejarse rayar por otros minerales u objetos. Para determinar la dureza de un mineral se utiliza la escala de MOHS que va de uno a diez y usa diferentes minerales característicos en cada numeral que van desde el número uno que es el talco hasta el número diez que es el diamante.

Tenacidad: Se denomina tenacidad a la resistencia que opone el mineral cuando se le aplican diferentes esfuerzos. Los tipos de tenacidad son: frágil si se rompe con facilidad, maleable si al aplicarle un esfuerzo produce láminas, séctil si el mineral permite que lo rebanen, dúctil en el caso que permita formar hilos, flexible si se deja doblar y elástico si después de aplicarle el esfuerzo el mineral vuelve a recuperar su forma inicial.

Reacción al ácido: Reacción de burbujeo al colocar ácido clorhídrico sobre el mineral.

Sabor: Algunos minerales tienen sabores específicos como la halita, esta característica debe tomarse con precaución porque algunos minerales pueden ser tóxicos.

Peso específico: Este parámetro se relaciona con el tipo de átomos del que está formado el mineral y su estructura cristalina, se define como la resultante de dividir, tomando volúmenes iguales, el peso de una muestra del mineral sobre el peso de agua a 4°C.

Propiedades ópticas: Se refiere a la forma en que la luz de refleja o refracta sobre la superficie el mineral, entre estas propiedades se encuentran: la diafanidad que tiene que ver en la forma en que la luz se refracta, el mineral puede ser transparente, translúcido u opaco; el brillo que se relaciona con cómo se refleja la luz sobre la superficie del mineral, este es máximo cuando la superficie es lisa y bajo cuando la superficie es rugosa; el color se asocia con la forma en que la luz se refracta, refleja y dispersa en el mineral, es poco confiable porque las impurezas en el cristal pueden cambiar el color del mineral; el espectro es la forma de descomposición de la luz al refractarse oblicuamente sobre el mineral; la raya o huella se determina al observar el color del polvo que resulta de triturar el mineral o de frotarlo sobre una superficie de porcelana blanca, en muchos casos es de diferente color que el mineral en cristal.

Propiedades electromagnéticas: Estas propiedades tiene que ver con la forma en que los minerales reaccionan ante las fuerzas eléctricas y magnéticas.

Los minerales pueden ser conductores, semiconductores o no conductores de la electricidad. También pueden tener características como la piroelectricidad, cuando un mineral al tener una variación de temperatura produce cargas positivas y negativas en sus extremos; piezoelectricidad que es un fenómeno que se presenta cuando al presionar un cristal sobre uno de sus ejes produce electricidad y el magnetismo que está relacionado con la presencia de magnetismo en minerales como la magnetita.

Bibliografía

– Caballero, C. (2018)
– Vallejo, C. (2014)