Rocas magmáticas (ígneas): tipos, formación y clasificación

Rocas magmáticas
Rocas magmáticas
Beatrice Murch/CC BY 2.0

Rocas magmáticas

Las rocas ígneas, también denominadas rocas magmáticas, son el tipo de roca con mayor representación en la corteza terrestre con un 95%. Se forman por solidificación de un material rocoso que por sus altas temperaturas se encuentra en estado líquido llamado magma, este proceso se denomina cristalización y durante el enfriamiento de los minerales, se entrelazan las partículas que componen a las rocas ígneas.

Esta solidificación se puede llevar a cabo tanto en el interior de la corteza terrestre denominándose la roca ígnea resultante plutónica o intrusiva, o puede formarse en su superficie o a poca profundidad llamándose volcánica o extrusiva. Estos tipos de rocas magmáticas se dividen en familias dependiendo de su textura, modo de ocurrencia y asociación de minerales.

La composición de las rocas magmáticas es en promedio de un 59% de feldespatos, 12% de cuarzos, 17% de anfíboles y piroxenos, 4% de micas y 8% de otros minerales.

Rocas magmáticas plutónicas o intrusivas

Como se dijo anteriormente son las que se forman en el interior de la litóstera, en este caso debido a las altas temperaturas a las que se encuentra el interior de la tierra el enfriamiento del magma se produce lentamente, este hecho permite un mayor desarrollo de cristales en los minerales las conforman, algunos se pueden observar a simple vista.

Este tipo de rocas magmáticas suelen abarcar grandes áreas y afloran a la superficie por procesos de deformación tectónica (terremotos) o por erosión. Ejemplo de este tipo de rocas magmática o ígnea son el granito, sienita o el grabo.

Rocas ígneas volcánicas o extrusivas

Se forman durante los procesos de erupción volcánica, en este caso el enfriamiento es rápido y los minerales formados son de tamaño muy pequeño y no son fácilmente observables a simple vista.

Durante las erupciones volcánicas también se forman los piroclastos que pueden de ser de gran variedad de formas y tamaños y contienen fragmentos de roca de diversos orígenes. Ejemplo de este tipo de rocas son la riolita, basalto, andesita.

Rocas filonianas

Se producen cuando el magma no tienen salida al exterior, generalmente sale por áreas fracturadas que es lo que se denomina diques o filones, la textura puede ser variable, todo depende del enfriamiento que hayan sufrido este tipo de rocas magmáticas filonianas.

Formación de las rocas magmáticas

Serie de Bowen

Esta serie explica lo que va pasando al magma mientras se enfría, plantea que primero se forman los ferromagnesianos y las plagioclasas y por último el cuarzo. Según Bowen, los minerales que se forman en primer lugar son los que primero que se meteorizan y los últimos en cristalizar son los más resistentes.

Temperatura

La temperatura de cristalización aumenta a mayor profundidad esto también se relaciona a una mayor presión, por ejemplo el basalto cristaliza a 1250°C a nivel del mar pero a 30 km de profundidad necesita 1450°C para cristalizar.

Segregación magmática

El magma puede separarse en cuatro subproductos: los sulfuros líquidos, los silicatos y óxidos comunes, los componentes gaseosos y la porción residual líquida.

Textura

Se refiere a la densidad, tamaño, forma, distribución y disposición de los granos en la roca, estas características están directamente relacionadas con la temperatura de enfriamiento y la profundidad de cristalización del magma.

En cuanto a resistencia esta es mayor en rocas con minerales de tamaños más heterogéneos, de textura granular y si la roca es plutónica. Las rocas son menos resistentes si tienen tamaños homogéneos en los minerales que la forman, presentan texturas laminares o fibrosos y si la roca es volcánica, en este caso es menos resistente pero tendrá mayor plasticidad.

Clasificación de las rocas magmáticas o ígneas

La clasificación de las rocas magmáticas se puede se puede realizar teniendo en cuenta diferentes características: su contenido de cuarzo, su contenido de feldespatos con respecto al de plagioclasas, el porcentaje y tipo de ferromagnesianos y por su textura.

También se suelen clasificar por su densidad y color, a las rocas densas, oscuras y con alto contenido de ferromagnesianos se les denomina rocas básicas o de minerales máficos; a las rocas menos densas y ligeras que se formaron a partir de magma rico en sílice y aluminio se le llama rocas ácidas o de minerales félsicos.

Paisaje ígneo

Yacimientos

Los yacimientos de rocas magmáticas o ígneas se clasifican en dos grandes grupos: los yacimientos primarios que no han sido transportadas de donde se originaron o no han sido fracturadas por eventos tectónicos, y los yacimientos secundarios cuando han sido fracturadas o movidas del lugar donde se formaron.

Cuando las rocas ígneas son transportadas por el aire estas se depositan y pueden soldarse al terreno debido a su alta temperatura o se endurecen al contacto con fluidos.

En el caso de que la lava se endurezca por enfriamiento puede formar columnas, bloques, lavas cordadas es decir con arrugas y almohadillas.

Importancia geológica de las rocas ígneas

Las rocas magmáticas o ígneas son importantes porque con ellas se obtiene información sobre la composición y formación del manto de la tierra, además al datarlas pueden servir para secuenciar eventos permitiendo reconstruir eventos tectónicos.

Bibliografía

– Vallejo, J. (2014)
– Wicander, R., Monroe, J. (2000)