Ciclo del agua o ciclo hidrológico, fases de la hidrosfera

Ciclo del agua
Ciclo del agua

El agua que conforma la hidrosfera se encuentra en continuo movimiento y cambia de estado de forma periódica.

El ciclo del agua, también llamado ciclo hidrológico, hace referencia a las fases que sufre el agua de la hidrosfera, concretamente a los cambios de estado que experimenta cuando pasa de una fase a otra.

Las fases del ciclo del agua o ciclo hidrológico en la Tierra son: la evaporación, evapotranspiración, condensación, precipitación, la infiltración y la escorrentía.

Evaporación: paso de agua a gas

En el primer estadio del ciclo del agua o hidrológico, el agua se evapora de los océanos, de los ríos y lagos, así como de la superficie terrestre por medio del calor. Prácticamente el 90% del agua evaporada en la atmósfera procede de los océanos, mares, ríos y lagos, siendo únicamente el 10% de la humedad de la atmósfera procedente de la transpiración de las especies vegetales sobre la superficie terrestre. Una vez que el grado de humedad en la atmósfera llega al cien por cien, se alcanza el punto que se denomina de saturación, punto a través del cual el proceso de evaporación se detiene.

Normalmente, el proceso de evaporación es mayor en los océanos que en la superficie terrestre, del mismo modo que es más común que las precipitaciones sean más usuales sobre los océanos que sobre los continentes. En este sentido, alrededor del 10 por ciento del agua que se evapora de los océanos y mares, precipita sobre la superficie terrestre, mientras que el 90 por ciento precipita de nuevo sobre los mares y océanos.

Condensación: formación de nubes

El agua evaporada en forma de vapor se condensa junto a partículas de humo, polvo y sales en la atmósfera formando las nubes, que se originan por la acumulación de minúsculas partículas de agua. En la constitución de las nubes incide directamente la temperatura atmosférica, concretamente el enfriamiento del vapor de agua.

Precipitación: paso de gas a agua o nieve

En este momento del ciclo del agua, las gotas que forman las nubes se unen y enfrían, también debido a su peso se precipitan sobre la Tierra en forma de lluvias. Es preciso remarcar que el proceso por el que las gotas de agua se unen o fusionan recibe el nombre de coalescencia. En este sentido, las gotas de agua se unen formando gotas de mayo tamaño, incluso los cristales de agua helada se fusionan a otros, los cuales originan cristales más grandes. Cuando alcanzan un peso determinado y no son capaces de frenarse y mantenerse estáticas, debido a la poca resistencia del aire, precipitan sobre la superficie terrestre.

En esta fase del ciclo del agua puede suceder que la precipitación, en algunos casos, es en forma de lluvia, en otros, en forma de nieve o granizo, debido a cambios súbitos de la temperatura atmosférica que congela las gotas de agua. La cantidad de precipitaciones es cambiante a lo largo del año y en distintas partes de la superficie terrestre. En ocasiones, en una misma región, la cantidad de precipitación es variable, siendo más abundante en unas zonas, generalmente, aquellas situadas más al norte o en regiones montañosas, y menor, cuanto más al sur.

Infiltración: el agua de la superficie penetra en el subsuelo

Una vez que las precipitaciones llegan a la superficie terrestre, el agua puede filtrarse a través de los poros del suelo conformando lo que llamamos aguas subterráneas. La otra parte del agua que no se filtra, debido a la impermeabilización de sus materiales, corre en la superficie, denominándose escorrentía. En cuanto al agua filtrada a través del suelo, regresa a la atmósfera por evaporación, si bien, gran parte pasa a formar parte de acuíferos subterráneos, que más adelante darán origen a manantiales y ríos.

La infiltración en el ciclo del agua depende directamente de la gravedad y de la capacidad o tasa de infiltración del suelo. Una vez que el agua precipita sobre la superficie parte de ésta, se filtra a través del suelo, gracias a la capacidad del suelo para absorberla. Del mismo modo, también influyen en la infiltración del agua: el tipo de vegetación predominante en la superficie, la cantidad de agua presente en el suelo y su temperatura, así como la cantidad de precipitación caída sobre la superficie.

Si la cantidad de agua que cae sobre la superficie terrestre es menor que la capacidad de infiltración del suelo, todo el agua caída sobre el suelo será infiltrada. Por el contrario, si la cantidad caída sobre la superficie terrestre es mayor que la capacidad del suelo para infiltrarla, el agua quedará retenida.

Escorrentía: movimiento del agua a través de la superficie

El ciclo del agua también se asocia con la escorrentía, la cual se produce cuando parte del agua precipitada sobre la superficie terrestre no se filtra a través del suelo, sino que circula o corre sobre el terreno. Este fenómeno suele darse en aquellas zonas o regiones donde el clima es extremadamente seco y la cantidad de precipitaciones anuales son mínimas. La escorrentía, en estas regiones, constituye uno de los principales agentes de erosión del terreno, ya que el agua precipitada de forma abundante no es filtrada rápidamente por el suelo, formándose enormes riadas que arrastran sedimentos de todo tipo.

La escorrentía igualmente puede producirse mediante el deshielo de la nieve acumulada en zonas montañosas y por el deshielo de los glaciares. Esta escorrentía, provocada por la nieve y los glaciares, suele ser más llamativa en estaciones como la primavera y el verano, momentos en los que este fenómeno provoca que el cauce de los ríos y los lagos aumente considerablemente.

Circulación subterránea: ciclo del agua del subsuelo

La circulación subterránea también constituye una fase del ciclo del agua, y guarda relación con la escorrentía que se produce en la superficie terrestre, si bien, la circulación subterránea se produce en el subsuelo, debido a la filtración de agua a través de los poros de la tierra. En este sentido, se habla de circulación porque el agua acumulada en el subsuelo circula a través de rocas permeables como las calizas.

Una respuesta a «Ciclo del agua o ciclo hidrológico, fases de la hidrosfera»

Los comentarios están cerrados.