Funciones de los océanos, su importancia para los seres vivos

Funciones de los océanos
Funciones de los océanos

Los océanos son extensiones grandes de agua del planeta, existen cinco que son el Pacífico, que es el de mayor tamaño, el Atlántico, el Índico, el Glaciar Ártico y el Antártico, juntos forman las tres cuartas partes de la Tierra, lo que equivale aproximadamente a 361 millones de Km2 de agua de mar, por lo que algunas personas consideran que nuestro planeta debería llamarse planeta Océano y no planeta Tierra. Además de ocupar la mayor extensión, entre las funciones de los océanos destacan que son indispensables para mantener el equilibrio ecológico por el papel importantes que desempeñan, razón que propició a que desde el año 1994, el alta mar fuera declarado como patrimonio común de la humanidad, por lo cual, todos tenemos que contribuir a su cuidado.

Como ya fue mencionado, los océanos mantienen el equilibrio del planeta desempeñando varios papeles en él. Entre las funciones de los océanos destacan que cumplen un rol transcendental en el clima, el intercambio de gases, además de ser una fuente extraordinaria de vida, al albergar gran cantidad de organismos vivos, desde microscópicos hasta de grandes dimensiones. Por otra parte, contribuyen al desarrollo humano en diversos ámbitos, proporcionándole alimento, recreación y bienestar social. Todas estas funciones de los océanos serán descritas en las próximas líneas.

El océano y su contribución a la modulación del clima

El océano interactúa constantemente con la atmósfera, el sol calienta todo el planeta Tierra, incluyendo a los océanos (generalmente las aguas superficiales de estos, lo que equivale a aproximadamente 20 o 30 metros de profundidad), generando grandes cantidades de vapor de agua que es transmitido a la atmósfera, es precisamente esta interacción constante entre estos dos protagonistas, océano y atmósfera, lo que origina los vientos, y a su vez, las corrientes oceánicas, incluyendo las marinas. Por otra parte, tenemos la formación de las nubes que es ocasionada gracias a la condensación, precisamente de este vapor de agua constante que se produce en los océanos.

Se ha descrito como funciones de los océanos la capacidad que poseen de almacenamiento del calor, que es emitido por el sol y es capaz de liberarlo lentamente, además, la producción de vientos, en conjunto con este almacenamiento y liberación de calor, la generación de nubes y las corrientes oceánicas es la forma en la que se ocasiona la modulación del clima de la tierra.

De esta manera, el océano guarda el calor del día o de la temporada caliente y lo puede desprender durante la noche y/o en las temporadas más frías; las interacciones son complejas y también se puede producir que la condensación del vapor de agua permite la formación de nubes de tormenta y traigan como consecuencia lluvia. Por medio de los vientos y las corrientes marinas, también es posible trasladar el calor o frío y de esta manera se originan diversas variaciones meteorológicas y en algunos casos también algunas catástrofes naturales, como son los huracanes.

El océano y el intercambio de gases

El océano aparte de intercambiar calor con la atmósfera, también intercambia gases con funciones importantes para la vida. Uno de estos gases de intercambio constante entre el agua de los océanos y el aire es el dióxido de carbono, el cual es utilizado por algunos microorganismos que forman parte del fitoplancton, los cuales producen oxígeno que pasa al aire y de esta manera se disminuyen el dióxido de carbono atmosférico, cumpliendo así una función importante en la disminución del efecto invernadero causado por el hombre.

Funciones de los océanos como fuente de vida

Otra de las funciones de los océanos es que es el hábitat de muchos seres vivos, desde microscópicos como las bacterias, microalgas, protozoarios, hasta las plantas y animales de mayor tamaño. La vida se encuentra en todo el océano, desde las costas a mar adentro, desde las aguas superficiales hasta las más profundas, constituyendo el entorno donde existen gran variedad de ecosistemas, así, encontramos vida en arrecifes, abismos oceánicos, alta mar, zonas costeras, manglares, entre otros.

El océano es un lugar muy rico en cuanto a biodiversidad, en cifras, se estima que existen cerca de 150 especies de mamíferos acuáticos, 5000 de poríferos, 25000 de peces, 100000 de moluscos, 100000 de algas entre muchos otros seres vivos que habitan los océanos, y se estima que las cifras son más elevadas por todo el desconocimiento y la poca investigación que hay en estos lugares.

El océano como fuente de recursos para el ser humano

Para los seres humanos también está presente las funciones de los océanos desde una perspectiva muy relevante, puesto que representan una fuente de recursos, ya que brindan gran cantidad de peces, moluscos y crustáceos de los que el hombre se puede alimentar, además de aportar otros recursos como lo son minerales como la sal o cloruro de sodio, agua, algunos metales y otros recursos que se encuentran en la mira para su utilización como lo es la obtención de energía a través de las olas y las mareas.

Los océanos y los mares también ofrecen un lugar de comunicación entre los continentes del planeta, utilizando el transporte marítimo o aéreo para el traslado de un lugar a otro.

Aparte de los recursos que brindan a la población humana, también ha de considerarse como funciones de los océanos, aquellos que representan sitios naturales de extraordinaria belleza, que se explotan a través del turismo y que también cumplen funciones dentro del ámbito social y cultural del hombre.

Referencias

– Cifuentes, J.; Torres, M.; Frías, M. (1995)

– Fundación Heinrich Böll. (2017)

– Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. (2013)

– Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. (2004)