Propiedades del agua y sus características, formas de presentación

Propiedades del agua, características y presentación
Propiedades del agua y presentación
Joaquín Bravo Contreras/CC BY-SA 2.0

En este artículo hablamos de las propiedades del agua y su forma de presentación.

Propiedades físicas del agua

Entre las propiedades del agua es de destacar que se trata de una sustancia sin olor, sin color y sin sabor. Se encuentra en la naturaleza conformando todo tipo de fuentes fluviales como ríos, lagos y mares, ocupando tres cuartas partes de la Tierra. Las propiedades del agua son imprescindible para la vida animal y vegetal. Se puede presentar en estado líquido, sólido y gaseoso, por ejemplo, en un río, en un glacial o en las nubes. El agua está constituida por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno, siendo su fórmula H2O.

Por consiguientes un dato a destacar de las propiedades del agua es el hecho de poder presentarse en tres estados:

El estado sólido del agua se produce por la congelación de la misma cuando es sometida a una temperatura inferior a 0ºC. Este fenómeno recibe el nombre de solidificación. En la Tierra, el agua en estado sólido podemos encontrarla en los glaciales o en zonas montañosas de nieve (todas las moléculas del agua están unidas).

El agua en estado líquido se encuentra de forma más predominante en la Tierra. Podemos verlo en ríos, lagos, mares, lluvia, etc. El paso de estado sólido a líquido del agua recibe el nombre de fusión. Dependiendo de los materiales que se encuentren en disolución en el agua, ésta se encuentra en estado líquido entre los 0 y los 100 ºC (la mayoría de las moléculas siguen unidas).

El agua en estado gaseoso se produce debido a la evaporación del agua cuando es sometida a una determinada temperatura. Este fenómeno, en la naturaleza, se produce cuando el agua de los océanos, ríos, lagos y otras fuentes fluviales se evapora en forma de vapor de agua y se condensa en la atmósfera conformando las nubes, que deben su origen a la acumulación de partículas de agua (las moléculas se liberan consecuencia de la rotura de enlaces de hidrógeno).

Particularidades relacionadas con las propiedades del agua

Además de poder presentarse en tres estados, estado líquido, estado sólido y gaseoso, las propiedades del agua presenta las siguientes particularidades:

Polaridad

Las partículas del agua son polares, esto es, tienen carga negativa y positiva, por lo que tradicionalmente se ha considerado un disolvente universal para muchos tipos de sustancias.

Punto de ebullición y fusión concretos

El punto de ebullición del agua es el punto por el que el agua pasa de estar en estado líquido a estado gaseoso sometiéndola a una determinada temperatura, que es de 100ºC. Por el contrario, el punto de fusión es la temperatura a través de la cual el agua adquiere el punto de congelación pasando de líquido a estado sólido. La temperatura a la que el agua en estado líquido a sólido es a partir de los 0ºC.

Cohesión

Las moléculas del agua se encuentran en constante movimiento y de forma desordenada, chocando entre sí millones de veces en un periodo de tiempo muy pequeño, si bien, estás moléculas, debido a la polaridad, son atraídas entre sí y permanecen enlazadas.

Densidad

La densidad resulta de dividir la masa de un determinado cuerpo entre el volumen que ocupa éste. Para medir la masa del agua o de cualquier líquido, lo mediremos en litros y el volumen en metros cúbicos, de esta manera, la densidad se medirá en litros por metro cúbico. En el caso del agua, la densidad será de 1000kg/m3. A medida que la temperatura del agua disminuye, la densidad de la misma baja, de ahí que cuando el agua se congela y se convierte en hielo, éste puede flotar.

Tensión superficial

Todas las moléculas del agua se desplazan debido a la atracción que experimentan por otras moléculas. Sin embargo, aquellas que se localizan en la superficie del agua no están totalmente rodeadas por otras moléculas, por lo que estas son atraídas por las moléculas que están por debajo y a los lados. Por tanto, en el agua, la tensión superficial es la fuerza con que las moléculas son atraídas de la superficie de la misma para llevarlas al interior y de esta manera poder disminuir el área superficial.

Capilaridad

La capilaridad de un líquido como el agua es una característica por el que un sólido y un líquido entran en contacto. Cuando se establece contacto entre el líquido y el material sólido, el líquido ascenderá o no en función de si el líquido moja o no al sólido. Esta propiedad del agua se encuentra condicionada por la tensión superficial. Cuanto menor sea la tensión superficial del agua y mayor sea la fuerza de cohesión con el cilindro de cristal, mayor cantidad de agua subirá por el cilindro de cristal.

Viscosidad

La viscosidad de los líquidos, en este caso, el agua, consiste en la mayor o menor resistencia que presenta para fluir como causa de la distancia a la que se encuentran separadas las moléculas que la conforman. Cuanto mayor sea la fuerza existente entre las moléculas del agua, mayor dificultad tendrán éstas para desplazarse y encontrarse próximas, por lo que será más viscosa. De este modo, la viscosidad no será igual en el agua que en el aceite o en la miel.

Fluidez

Finalmente entre las propiedades del agua destaca la fluidez o la capacidad que presenta el agua para poder atravesar o pasar por un orificio, independientemente del tamaño de éste, siempre que se encuentre al mismo nivel o a un nivel inferior del recipiente en el que se encuentra el agua.

Propiedades del agua y otras características

Algunas características relacionadas con las propiedades del agua son las siguientes:

  • Se considera como densidad máxima del agua cuando adquiere un valor de 4ºC.
  • Incombustibilidad, el agua no arde, tampoco es obvio que deja arder.
  • Un dato curioso entre las propiedades del agua es que no es lo mismo agua pura que la tratada, el agua pura no es conductora de electricidad.
  • El agua también actúa como disolvente en seres vivos, los humanos expulsamos toxinas a través de la orina.
  • Actúa como amortiguador térmico, tiene capacidad para calentarse o enfriarse con más rapidez que la tierra o el propio aire.
  • Dilatación anómala, entre las propiedades del agua la dilatación anómala es un hecho en el que sucede lo contrario que en otros materiales, por ejemplo el hielo, que es una dilatación del agua pero con mayor volumen.