7 formas de contaminación de los mares que deben cesar ¡ya!

Contaminación de los mares
Contaminación de los mares

Las aguas oceánicas constituyen fuentes de vida de gran importancia e imprescindibles para el planeta. Es donde se originaron todos los seres vivientes que han evolucionado hasta convertirse en las especies que conocemos hoy. Por eso, la contaminación de los mares es un problema grave que ya está empezando a afectar a numerosas formas de vida y que puede hacer difícil la existencia de las generaciones futuras.

Actualmente delfines, tortugas, tiburones, mantarrayas y diversas aves son algunas de las especies que sufren por los desperdicios que se tiran en los mares. Con frecuencia se enganchan en redes plásticas o terminan ingiriendo objetos polímeros que los matan.

Veamos cuales son algunas de las formas o causas más perjudiciales de esta polución.

Productos químicos de industrias

Todos los desechos resultados de las industrias terminan tarde o temprano en el océano, ya sea que se trate de residuos industriales o agrícolas. Dichos desperdicios no solo hacen peligrar la vida marina, también contribuyen al calentamiento global, porque aumentan la temperatura de las aguas, además esto termina matando también a las plantas que sirven de sustento para muchas especies marinas.

Derrames de petróleo

La pérdida de petróleo en los mares es una de las causas más frecuentes de contaminación marítima. En su forma cruda es muy tóxico y tiene la capacidad de sencillamente asfixiar a los animales. Además no se limpia fácilmente. Por lo tanto, cuando se derrama, se queda allí por mucho tiempo.

No hay que dejar de lado que los miles de barcos que cruzan los mares causan contaminación acústica, la cual interrumpe el equilibrio en la reproducción de las especies.

Aguas residuales

Los ríos y los diversos ciclos de drenaje son otro origen de contaminación de los mares. Una de sus fuentes principales son los desperdicios mineros, que llevan hacia el mar minerales y metales pesados. Estos también corrompen la pureza de caudales destinados al consumo humano.

Minería oceánica

Aunque parezca increíble, desde la la profundidad de las aguas se extraen metales como puede ser la plata, incluso el oro, cobre, zinc o el propio cobalto, como consecuencia se crean acumulaciones sulfúricas que pueden abarcar unos 3 mil metros, e incluso más aún. Esto también afecta de forma muy negativa a la vida marina.

Escorrentía de la tierra y la contaminación de los mares

Esta forma de contaminación sucede cuando desechos absorbidos en la tierra llegan al mar por muchas causas, entre las que destacan: inundaciones, derretimientos o el agua de lluvia. La escorrentía arrastra residuos de pesticidas, fertilizantes y petróleo, por lo que se perjudica y pone en riesgo el desarrollo de la vida marina.

Basura tirada al mar

Hay otras formas mediante las cuales llegan al mar objetos indeseables. A veces se tira basura a los océanos, o algunos de los desechos en la tierra terminan en el mar debido al viento o al deslizamiento del agua. Como consecuencia, muchos animales terminan enganchándose restos de plásticos al cuello y otra partes del cuerpo que los lastiman y les provocan una muerte dolorosa.

Dióxido de Carbono y el cambio climático

Los niveles elevados de dióxido de carbono y los cambios climáticos es otra de las causas de la contaminación de los mares. Concretamente alteran los ecosistemas y las comunidades de animales que residente en los océanos. Es cierto que efectivamente el mar puede absorber el propio dióxido de carbono, el problema es que se emite continuamente, por lo que se supera su capacidad de recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *