Diferencias entre hongos y plantas, también sus similitudes

Diferencias entre hongos y plantas, también similitudes
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Durante las primeras clasificaciones taxonómicas solo eran considerados dos tipos de seres vivos, plantas o animales, por lo que inicialmente tanto los hongos como las plantas pertenecían al mismo grupo, pero ha medida que avanzaron las investigaciones y las características de estos organismos se conocieron en profundidad, se hizo necesario la inclusión de otros taxones. De esta manera, los hongos se separaron del Reino Plantae y agrupados en uno propio al cual se denominó Fungi, gracias a los caracteres distintivos de cada uno, a pesar de poseer unas pocas similitudes. Este artículo se centra en las diferencias entre hongos y plantas, aunque también se mencionan las semejanzas que poseen ambos grupos.

¿Quiénes son los hongos y las plantas?

Como ya ha sido mencionado, los hongos se encuentran incluidos en el Reino Fungi, con un total aproximado de 140 mil especies, que integra las levaduras, mohos y setas; en cambio las plantas constituyen alrededor de 382 mil especímenes, indexadas en el reino llamado Plantae, el cual es heterogéneo, con algunas algas, también musgos, hepáticas, antoceros, helechos y afines, gimnospermas y angiospermas conocidas en conjunto como plantas con flores.

Similitudes entre hongos y plantas

Hongos y plantas aparte de ser organismos diferentes comparten ciertos aspectos, la principal es la característica del tipo celular que poseen, ya que son eucarióticos, es decir, que están dotados de un núcleo y una compartimentalización mediante los organelos, además de que contienen una pared celular protectora. Otras de las semejanzas entre ellos son la producción de esporas y que se trata de seres que se encuentran fijos a un sustrato.

Diferencias entre hongos y plantas en en cuanto a su tamaño corporal

En cuanto a su tamaño corporal, hongos y plantas presentan disimilitudes, ya que los integrantes del reino Fungi suelen alcanzar menores tamaños que los de Plantae, algunos pueden ser entes de apenas unas micras o centímetros, y los que logran crecer un poco más no sobrepasan los 10 cm; mientras que unos vegetales miden más de ese valor y llegan incluso a longitudes de alrededor de 100 metros como ocurre con algunos árboles.

Organización corporal de plantas y hongos

La organización del cuerpo corresponde a una de las diferencias entre hongos y plantas, los primeros con una estructura simple y los segundos sí pueden alcanzar cierta complejidad.

Los hongos pueden ser individuos formados por una o varias células y también formas cenocíticas. Algunos hongos constan de una organización corporal filamentosa con un conjunto de filamentos o hifas denominado micelio, y también pueden llegar a poseer una organización pseudotisular, cuyo pseudotejido o plecténquima corresponde a un grupo de hifas que se encuentran muy laxas o compactas, pero nunca forman tejidos verdaderos; este pseudotejido puede ser de dos tipos llamados prosénquima y pseudoparénquima.

A pesar que algunos tipos de plantas tienen una organización sencilla como ocurre con las algas que pueden ser unicelulares, filamentosas y también pseudotisulares, dependiendo de las especies, otros tipos de plantas, en cambio, llegan a alcanzar la formación de tejidos y órganos; en relación a las hepáticas, antoceros y musgos (Briofitas) se observa el menor desarrollo, con un cuerpo taloso o filamentoso con rizoides, filidios y caulidios, en algunos casos presentes. En los vegetales más desarrollados se observa un cuerpo diferenciado en órganos de sujeción y absorción (la raíz), un tallo como soporte y láminas foliares u hojas con funciones fotosintéticas, además de tener tejidos verdaderos, simples y complejos (epidérmicos, parenquimáticos, mecánicos y vasculares) con crecimiento primario y/o secundario.

Pared celular

La pared celular es considerada una capa protectora y que envuelve a las células, las limita y comunica con el medio externo. Esta cubierta está compuesta por una estructura microfibrilar que se encuentra sumergida en una matriz gelatinosa. La composición de esta estructura microfibrilar es otra de las diferencias entre hongos y plantas, los primeros como integrante más frecuente la quitina, mientras que la de los vegetales es la celulosa.

Nutrición

Otra diferencia entre hongos y plantas concierne a su nutrición, ya que los vegetales son entes autótrofos, mientras que los hongos son organismos heterótrofos con una absorción y digestión extracelular, generalmente son individuos saprófitos, pero también existen formas parásitas de otros seres (plantas y animales) y simbiontes.

De acuerdo a las características descritas previamente en relación al tipo de nutrición, surge otra de las diferencias entre hongos y plantas, en relación a la estructura de sus células, que les permite su condición. En el caso de los seres vegetales, la producción de sus alimentos o nutrientes la realizan a través del proceso fotosintético que se produce en los organelos llamados cloroplastos, en donde se encuentran pigmentos como la clorofila; por su parte, los hongos carecen de estas estructuras.

Diferencias entre hongos y plantas en la reproducción

Aunque ambos grupos poseen reproducción tanto sexual como asexual y se da la producción de esporas, la principal diferencias entre hongos y plantas en este aspecto radica en que muchos tipos de plantas producen estructuras especializadas denominadas semillas que no se originan en ninguno de los hongos.

Referencias

  • Aguirre-Acosta, E.; Ulloa, M.; Aguilar, S.; Cifuentes, J.; Valenzuela, R. (2014).
  • Cabral, E.; Sobrado, S.; Romero, F. (2013).
  • Conde, L.; Canto, B.; James, A. (2004).
  • Lindorf, H.; de Parisca, L.; Rodríguez, P. (1999).
  • Pontón, J. (2008).