Naturaleza urbana y sus beneficios que no podemos subestimar

Naturaleza urbana
Naturaleza urbana

El encanto de las grandes metrópolis y su modernidad con frecuencia se ve saboteado por su artificialidad y por su estilo de vida acelerado. Solo los espacios de naturaleza urbana ofrecen una oportunidad de sosegarse y de respirar aire fresco. Además, proveen herramientas asombrosas para combatir el calentamiento global. Conoce a continuación algunos de sus beneficios.

¿Qué son los espacios de naturaleza urbana?

Los espacios verdes en una ciudad usualmente consisten en plazas y parques en los que las personas se reúnen para tomar sol y estar en contacto con plantas y algunos animales naturales de la región. No obstante, hay otros lugares que también forman parte de este tópico.

Por ejemplo, existen jardines públicos que conservan especies vegetales nativas y reciben a numerosos visitantes todos los años. Algunas áreas silvestres cercanas a las ciudades, también son pulmones importantes que benefician a sus habitantes. No hay que dejar de lado a las huertas comunitarias.

Lo más notable es que en ciertas ciudades europeas como París, se busca ampliar este concepto, con terrazas jardín que se construyen en la cima de muchos edificios. Ofrecen el increíble beneficio de proveer frescura en el verano y calor en el invierno. Esto da cuenta de que todo terreno verde en las ciudades forma parte de la naturaleza urbana.

Beneficios de la naturaleza urbana

Las virtudes de los espacios de naturaleza urbana no son solo físicos, sino también mentales. Las personas necesitan poder estar en contacto con sitios en donde abunde el aire puro y disfrutar de momentos agradables. Veamos a continuación de algunas ventajas.

Purificación del aire gracias a la naturaleza urbana

La vegetación siempre es indispensable para reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros gases nocivos para la salud, al absorber muchos gases indeseables y liberar el oxígeno que muchos organismos, como los humanos, necesitamos para vivir. Por eso deberían abundar más espacios verdes en las grandes ciudades.

Refrigeración natural

Si una ciudad está expuesta a un clima extremadamente caluroso, la naturaleza urbana actúa como un refrigerante natural. Un ejemplo de esto es la ciudad de Tucumán en Argentina. Las mediciones térmicas características, la hacen acreedora a veranos que pueden llegar a los 40º; sin embargo, gracias a sus numerosos espacios de naturaleza urbana es una urbe templada y fresca.

Cohesión de la comunidad

Disponer de espacios verdes es favorable para que las comunidades se reúnan y establezcan lazos de unión e identificación común. Si estas pueden reconocer sus ventajas, suelen agruparse para mejorarlos o crear otros renovados.

Se ha probado que en las franjas colindantes a plazas y parques, se reducen los robos armados, el vandalismo y las personas tienen mejores índices de salud, porque se ejercitan mucho más.

Beneficio para la ecología

Los espacios de naturaleza urbana ofrecen un resguardo seguro para especies vegetales y animales autóctonos de una región.

Las urbes muy pobladas se caracterizan por ser lugares en los que superviven palomas, gorriones o estorninos, además de favorecer la preservación de árboles característicos. Estos sitios son vitales para poder conservarlos en el futuro.