Plásticos en el mar, su contaminación y consecuencias

Plásticos en el mar
Plásticos en el mar

Acumulación de plásticos en el mar

En este artículo abordaremos la problemática existente de los plásticos en el mar, así como la contaminación que entraña.

El plástico es una sustancia sintética que puede ser moldeada para fabricar materiales y productos como fibras, envases, tejidos artificiales, botellas, bolsas, pinturas, entre muchos otros, que son altamente utilizados por el ser humano y que ocupan nuestra vida diaria, lo que ha aumentado su producción en los últimos años y con ello ha surgido la problemática del manejo de desechos de este tipo, que en muchas ocasiones van a parar a los mares y océanos.

Aunado a esta problemática, se suma la durabilidad que poseen dichos materiales, y que tardan unos cuantos años en biodegradarse, aunque el período puede variar dependiendo del tipo de plástico y de las condiciones ambientales, desde meses hasta incluso centenas de años, lo que genera mayor acumulación, ocasionando que de todos los diferentes desechos que llegan a los mares, los plásticos ocupen la mayor proporción, llegando a abarcar entre 40 y 80% de todos los desperdicios que afectan el ecosistema marino.

Incremento a lo largo de los años

La acumulación de plásticos en el mar ha aumentado a través de los años, hasta el punto en que todos los océanos se encuentren contaminados, y que actualmente existan cinco islas que se conocen como “islas” o “sopas” de plásticos, por la cantidad de contaminación que tienen con este tipo de sustancias, que son producto de la basura generada por los países del mundo, las cuales se concentran en esos lugares debido a las corrientes marinas.

En dichas islas, los desechos más acumulados son los microplásticos, que son producto de la degradación de plásticos en trozos más pequeños, que van acompañados de la liberación de químicos perjudiciales para la vida en las aguas oceánicas. Las cinco islas de plástico en el mundo se encuentran ubicadas, dos de ellas en el océano Pacífico, dos en el océano Atlántico y una en el Índico.

Aunque se desconoce la cantidad exacta de plásticos en el mar, según estimaciones hechas por algunas organizaciones, la problemática es tan grave, que entes como la UNEP, Programa de las Naciones Unidad para el Medio Ambiente predicen que de continuar esta situación, para el año 2050, la situación va a ser de tal magnitud que el plástico en el mar va a ser mayor al número de peces.

En cuanto al destino que ocupan los plásticos en el mar, la mayoría se ubican en el fondo marino, aproximadamente un 70%, mientras que solo el 15% abarcan las columnas de agua y el 15% restante es el que se observa en la superficie del agua, por lo que la totalidad de la basura acumulada no es observable desde afuera, lo que quizás influya en las malas prácticas de manejo de plásticos en el mar, ocasionando mayor acumulación de este tipo de materiales.

Los desechos provienen principalmente de fuentes terrestres y en pocas proporciones de los mares, en números, corresponden a un 80 y 20% respectivamente. Toda esta basura puede llegar a los mares y océanos a través del agua que corre por los vertederos de basura, los drenajes de zonas urbanas, los residuos de los barcos directamente, residuos de plantas industriales o de tratamiento de aguas, entre muchas otras fuentes de contaminación. Los principales desechos de plásticos en el mar son: botellas de plástico, envoltorios, tapas de plástico de todo tipo de envases y las bolsas de plásticos.

Impacto de los plásticos en el mar

El impacto que ocasiona la acumulación de plásticos en el mar es alto y negativo, sobre todo para los seres vivos que ocupan este tipo de hábitats, afectando a toda la red trófica del ecosistema marino, desde los organismos microscópicos hasta peces y mamíferos, puede llegar a ser perjudicial también para el ser humano que consume productos del mar. Los organismos de este tipo de ecosistemas en muchas ocasiones se ven afectados por los desechos de plástico de distintas maneras: pueden sufrir enredos que perjudiquen su forma de desplazamiento o que afecten el buen funcionamiento de su cuerpo; pueden causar asfixia o estrangulamiento y ocasionar la muerte del animal, también interfieren en la nutrición normal y adecuada en ellos, cuando al ser ingeridos bloqueen su estómago o intestino.

Además, las sustancias plásticas, al descomponerse, pueden transformarse en sustancias tóxicas al liberar químicos que intervienen en su fabricación, una de estas sustancias es el bisfenol A, que se ha documentado que perjudica la reproducción de las especies marinas, ya que interrumpe algunos procesos hormonales, además este impacto puede ser extendido al ser humano a través de las cadenas alimenticias, pero se requiere más investigación en las consecuencias que este aspecto pudiera traer.

Por otra parte, los plásticos en el mar, también acarrean impactos negativos en diversos sectores de la economía, donde principalmente se ven afectados la pesca y el turismo.

Soluciones a este tipo de contaminación

Para tratar de resolver esta problemática se deben implementar acciones en la que intervengan tanto los productores, como los consumidores y los que se encargan de gestionar los desechos, es decir, es una tarea grupal que debe estar afianzada con los entes gubernamentales.

Algunos países en el mundo ya se encuentran ejecutando acciones que contribuyen a solventar y mejorar el panorama de la acumulación de plásticos en el mar. Entre las estrategias utilizadas podemos mencionar: sistemas de retorno y reciclado de envases de plástico, prohibición en la venta y uso de bolsas de plástico, el incentivo a la reutilización de bolsas de plástico u optar por otros tipo de materiales en su fabricación.

Igualmente ciertos países han optado por modificar sus leyes, pero es necesario que las acciones sean globales y todos se sumen a estas iniciativas, así evitar la problemática que supone los plásticos en el mar.

Autores consultados

  • Allsopp, M.; Walters, A.; Santillo, D.; Jonhston, P. (2007)
  • Elías, R. (2015)
  • Rojo, E.; Montoto, T. (2017)
  • Sandoval, I. (2018)