Surinam, un país que alberga un alto índice de biodiversidad

Surinam, un país con abundante biodiversidad
Surinam
Radio Nederland Wereldomroep/CC BY-ND 2.0

Surinam es el país más pequeño de Sudamérica, al mismo tiempo es el que cuenta con menos densidad de población junto a la Guayana Francesa. Comparte frontera con Brasil y Guyana, también tiene una zona costera bañada por el Océano Atlántico. Su capital es Paramaribo y el idioma oficial el holandés, entre otras cosas por el hecho de que fueron unos de los partícipes en la conquista de ese hermoso país, de ahí que con anterioridad también fue denominado la Guayana Holandesa. Actualmente su población está formada por diferentes grupos étnicos, con un cierto matiz entre culturas Holandesas e indígenas.

La república de Surinam  presenta un clima tropical húmedo, marcado con periodos de lluvias en determinas partes del año. Las temperaturas son cálidas, la media oscila entre 21 a 31 grados.

Atractivos turísticos. Viajar a Surinam

Desde el punto de vista turístico, con independencia de su capital, destaca el Parque Nacional de Brownsberg, una reserva en el que se puede avistar la naturaleza en estado salvaje, cuenta con albergues y otras adaptaciones para hacer más cómoda la visita al turista, sin embargo, también dispone de más reservas y parques naturales, un atractivo turísticos para los amantes  de la naturaleza. Sin olvidar algunas playas caribeñas, de arena fina y agua cristalina, en algunas áreas parece no haber pasado nunca el tiempo, incluso se pueden avistar tortugas de mar adentrándose al interior de las mismas en época de reproducción, quizás motivadas por áreas costeras en las que la población humana aún es escasa, como es el caso de la Reserva Natural Galibi.

Las aves también gozan de gran diversidad, desde aquellas que residen todo el año, a los grupos que migran en periodo reproductivo aprovechando estaciones propicias para dejar su legado, una nueva generación que seguirán los pasos de sus progenitores o, simplemente, para huir de zonas invernales buscando un clima cálido, como el que ofrece los parques y reservas naturales de este bello país.

En el año 2000 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad a la Reserva Natural de Surinam Central, una de las mayores existentes en el mundo, en el que conviven numerosos mamíferos como el jaguar, los tapires y ciertas especies de primates.

Paisajes naturales en Surinam

En Surinam existen numerosas áreas en las que no es habitual la presencia del hombre, son pasajes naturales en los que carecen de asentamientos humanos, esas zonas constituyen un paraíso natural sin que su hábitat haya sufrido modificaciones por la acción del hombre, en definitiva, zonas ricas en biodiversidad.

En el año 2012 se realizó una expedición científica por numerosos biólogos de diferentes países para realizar un exhaustivo estudio en algunas zonas virgen de Suriam, los propios científicos se quedaron asombrado de la cantidad de especies curiosas existentes en aquel bello país y de las que nunca habían sido catalogadas con anterioridad, concretamente se estudiaron algunas especies de anfibios, peces, una serpiente y un gran número de insectos.

Entre las 60 nuevas especies encontradas destacan una pequeña rana arborícola color chocolate a la que se denominó “rana cocoa”, un diminuto escarabajo bautizado con el nombre de “escarabajo liliputiense” o un pez de la familia de los tetra. Sin duda se trata de un país que goza de un alto grado de biodiversidad, áreas naturales muy bien conservadas, en la medida que el 90% del territorio sigue siendo zona selvática sin sufrir alteración del hábitat por la acción humana.

En definitiva, un pequeño territorio que debe seguir esa línea en cuanto a su buen estado de conservación; de nuevo la naturaleza nos sorprende con la gran diversidad de especies de animales y vegetales aún no registrados y de los que se desconoce sus costumbres en profundidad.

La conservación de la biodiversidad es fundamental, al igual que su uso sostenible, de ello depende la existencia de cualquier ser viviente. Su protección debe ser primordial y a una escala mundial, sobre todo si queremos que el planeta deje de deteriorarse y sufra las consecuencias negativas existentes en la actualidad como es el caso del cambio climático.