Terremoto, concepto, características y partes. Causas y consecuencias

Terremoto

Concepto de terremoto

La tierra puede liberar energía que se transmite en forma de ondas. Dichas transmisiones se pueden sentir en la cubierta terrestre. Las ondas provocan sacudidas cortas que se conocen con el nombre de terremoto. Las rocas que integran el interior terrestre pueden romperse en algunos casos, liberando energía. Esta energía liberada se genera en cualquier sentido y alcanza la capa más superficial. En ciertas ocasiones, las ondas también pueden ser percibidas como ondas sonoras.

El vocablo “terremoto” tiene su génesis del latín, de la fusión de 2 palabras. Terremoto hace mención al movimiento de la Tierra, es decir, son sinónimos.

Los terremotos algunas veces son nombrados también sismos o temblores. Aunque en cuanto a las diferentes magnitudes de las sacudidas se suele usar tanto la palabra terremoto como sismo. Así, cuando la fuerza es poca, se llama sismo o temblor. El vocablo “terremoto” es signo de alto impacto y daños. También se usa el nombre “microsismo” para llamar a las sacudidas más leves.

El terremoto es un hecho natural que ocasiona daños dependiendo de su intensidad. Los daños generados pueden incluir tanto pérdidas humanas y de seres vivos como materiales.

Maremoto se usa si el temblor o sismo se da en el mar. Los maremotos forman olas de gran tamaño que causan fuertes daños en las costas, son los tsunamis.

Características de los terremotos

Nos referimos a aspectos relevantes como su origen, ondas sísmicas, duración, ciclo, magnitud e intensidad.

Origen

Los terremotos se pueden originar por diferentes causas, tanto naturales como por la acción del hombre. Una tiene su génesis en las potencias geológicas que ejercen a las rocas. Origen tectónico (por su lugar en las placas) es el apelativo que se le da a este tipo. La interacción de las placas terrestres es lo que los origina. Es el tipo más corriente. La dinámica de actividad superior se da precisamente en el límite de las placas, por la interacción entre ellas.

Los terremotos tectónicos también son los más valiosos. Este tipo de terremotos generan datos del interior terrestre.

Dentro de los terremotos ocasionados por hechos naturales también están los llamados volcánicos. Estos son generados en los volcanes (aquí información sobre volcanes), gracias a su actividad. Los terremotos tectónicos y volcánicos pueden ocurrir al mismo tiempo.

Otros de este mismo patrón son los terremotos de impacto. Dichos terremotos se generan debido a la colisión de meteoritos con el planeta. Son menos comunes.

Los terremotos ocasionados por el hombre se llaman inducidos. Estos se generan por faenas distintas. Entre ellas tenemos: actividad nuclear, minera, construcción de represas e introducir líquidos en grietas de rocas.

Ondas sísmicas

Logran el paso del movimiento en el evento sísmico. Las internas y las superficiales son las dos variedades existentes. Las primeras, como su nombre lo indica, recorren el interior en el suelo. Por su parte las segundas se expanden en la parte externa o superficial.

Duración

Por lo general los terremotos son sacudidas repentinas que ocurren de forma corta y pasajera. La duración no es constante entre uno y otro evento sísmico. Existen terremotos que han durado unos segundos, así como otros que se mantuvieron por algunos minutos.

Ciclo sísmico

Es la sucesión de eventos en una sacudida sísmica. Está dividido en 4 etapas: inter-sísmica, pre-sísmica, co-sísmica y post-sísmica. La etapa inter-sísmica es donde ocurre el almacenamiento de energía. La pre-sísmica es la precursora al terremoto. Las co-sísmicas es cuando se libera la energía (ocurre el terremoto), finalmente, la post-símica es la posterior al evento sísmico. En esta última pueden generarse réplicas.

Magnitud

Es un carácter medible en un terremoto. Se refiere a la cuantía de energía que se libera. El sismógrafo es el aparato que mide este carácter. Este instrumento registra la actividad del suelo, incluyendo las vibraciones. Los datos generados se conocen como sismograma.

Existen escalas diferentes para medir esta energía. La de Richter es la más popular. Se trata de una escala que no tiene límite superior, es decir, es abierta.

Cuando ocurre un terremoto, es común que éste se acompañe de otros de menor magnitud. Si ocurren antes se llaman sismos pre-monitores. Si ocurren post-terremotos se llaman réplicas.

Los sismos pre-monitores son pequeños. Por lo general, solo los perciben los aparatos y pocas veces personas en reposo. Es común que precedan a un evento sísmico más fuerte. Las réplicas van seguidas de un terremoto de mediana o mayor fuerza. Pueden derribar construcciones que ya han sido debilitadas por el terremoto previo.

Intensidad

Es un carácter medible en un terremoto. Equivale a la fuerza con la que se percibe, para tal valor se utilizan también varias escalas. Dichas escalas cuantifican los daños en el ambiente. La escala más común es la de Mercalli Modificada o MM. Esta escala llega hasta 12 grados.

Partes de un terremoto

Las partes de un terremoto son:

Hipocentro: Es la región del interior de la Tierra donde se libra la energía. Es donde ocurre el génesis de las ondas sísmicas. Su sinónimo es foco.

Epicentro: Se trata de la región de la corteza terrestre ubicada encima del foco. Es el lugar de la superficie donde comienza a sentirse el temblor; por lo tanto corresponde a la región de más fuerza e impacto del sismo.

Referencias

  • Benito, B. (2013)
  • Hernández, G. (2012)
  • Mesa, A.; Moreno, J. (2018)
  • Sagripanti, G.; Bettiol, A.; Seitz, C. (2007)