Alcornoque (Quercus suber): características, reproducción, hábitat, usos

Alcornoque, Quercus suber

Características vegetativas del alcornoque

El alcornoque o Quercus suber es un árbol de mediana altura (hasta 20 m pero, generalmente, alcanza entre 6 y 10 m) que pertenece a la familia de las fagáceas. Su origen se remonta al Terciario (oligoceno-mioceno). Es una especie longeva que puede sobrevivir hasta los 500 años de edad. Posee un sistema de raíces muy bien desarrollado, típico de las especies xerófilas y la forma de su tronco depende del lugar en el que se desarrolle: esbelto en bosque y corto y grueso cuando se encuentra aislado.

Una de las características más notorias en este árbol es su corteza que está compuesta por una capa muy gruesa de corcho de color gris o marrón con profundas grietas longitudinales en ejemplares adultos. En ejemplares jóvenes la capa de corcho de Quercus suber es delgada y surcada. Este corcho tiene la capacidad de regenerarse cuando es deprendido de la corteza.

Histológicamente, el corcho consiste en un tejido de cualidades aislantes y su formación se debe a la actividad de un tejido de origen secundario que es externo al cambium. El corcho constituye una protección contra la pérdida de agua y las temperaturas elevadas debido a que sus células están muertas, libres de agua y contienen aire, sus paredes celulares tienen una sustancia conocida como suberina que les confiere impermeabilidad, es decir, el paso de agua queda restringido e impide que este tejido se humedezca.

El tronco desnudo del alcornoque es de color rojo-rosado. Su copa es ancha y abovedada. A diferencia de la encina, la copa se diferencia más por su ramificación abundante, pesada y retorcida, esta ramificación es dicotómica. También, es importante la conformación y disposición de las escamas cupulares, lineares, largas y revueltas para diferenciarlo de la Encina.

En cuanto a las hojas, presentan limbo coriáceao, de contorno lanceolado hasta aovado, miden entre 3 y 7 cm de longitud por 2-3 cm de ancho y presentan bordes con dientes o lóbulos espinosos que se disponen de manera espaciada a cada lado. Su textura es áspera. El haz de la hoja de Quercus suber es verde oscuro y brillante y el envés es de color blanco, a veces grisáceo y tomentoso. El pecíolo es velloso de 1 cm de largo.

Reproducción del alcornoque

Estas plantas se reproducen sexualmente por formación de semillas, previa floración. Sus flores son polinizadas por el viento. Se trata de plantas monoicas, es decir, tienen flores masculinas y femeninas separadas en un mismo árbol. Las flores femeninas se reúnen en pequeños grupos en pedúnculos de 2 a 5 flores o se encuentran aisladas y están protegidas por una cúpula escamosa. Las flores masculinas se reúnen en amentos que penden de las axilas de las hojas y de las ramas cortas, tienen perianto con 4-6 pétalos de color rosáceo o verde. En ocasiones las flores masculinas son estériles.

Los frutos del alcornoque son secos indehiscentes. Consisten en bellotas o glandes ovalados, con un típico gorro o capuchón semiesférico en la base que se conoce como cúpula. Las bellotas miden entre 1,5 y 3 cm de longitud y la cúpula las cubre hasta la mitad. Esta cúpula está formada por escamas alargadas en su parte superior. Estos árboles presentan una sola semilla. Los frutos maduran entre los meses septiembre y enero. Un árbol de alcornoque comienza a florecer aproximadamente a los 15 o 20 años.

Hábitat de Quercus suber

El alcornoque se desarrolla bien en climas no muy secos, cálidos, en terrenos silíceos y suelos permeables, tiene importantes exigencias de luz aunque en sus primeros años requiere algo de sombra y abrigo. Por lo general Quercus suber se encuentra en laderas y colinas poco elevadas. Crece desde el nivel del mar hasta los mil metros de altitud aproximadamente.

Distribución de Quercus suber

Quercus suber se originó en la región mediterránea, en el sur de Europa y Norte de África. Predomina en el cuadrante sudoccidental de la península Ibérica. Este árbol se planta como especie ornamental en parques y jardines y se comercializa por su corcho en países como Portugal y España. Sin embargo, también se encuentra en Italia, localmente en Yugoslavia, Pirineos orientales y este de Argelia. En España hay alta presencia de alcornoques, ocupan aproximadamente 725 mil hectáreas, especialmente repartidas en Andalucía.

Usos del alcornoque

El alcornoque, Quercus suber, es la especie de Quercus más importante económicamente de la región mediterránea. Este árbol es muy famoso porque de su tronco se obtiene el corcho cada 8 a 10 años, cuya industria es importante a pesar de la competencia y se usa en tapones, suelos, suelas de zapatos, boyas, flotadores, etc.

Además, su madera es utilizada para tonelería y confección de algunas herramientas, ya que de ella no se obtienen piezas muy grandes pero sí pesadas y duras. Por otra parte, el fruto se utiliza para alimentar el ganado de cerda.

Autores consultados

  • Aas, G. y Redmiller, A. (s/f)
  • Bayer, Buttler, Finkenzeller y Grau. (2006)
  • Carballo G., J. l. y Curiel P., F. (s/f)
  • Chinery, M. (1988)
  • Coombes, A. J. (1999)
  • Ruiz de la T., J. (1981)