Castaño (castanea sativa), hoja, flor y fruto, cuidados. Castañas propiedades

Castaño árbol, Castanea sativa
Castaño árbol, Castanea sativa

Castaño (Castanea sativa)

El castaño, de nombre científico Castanea sativa, es un árbol caducifolio corpulento, vigoroso, majestuoso y elegante que puede alcanzar hasta 35 m de altura.

En la juventud su copa es cónica o piramidal y abierta, en la adultez se vuelve columnar, ancha, alta y redondeada, con ramas gruesas, rectas y relativamente cortas. El tronco del castaño es grueso, ramificado desde poca altura del suelo y corrientemente retorcido en espiral. Las ramas dispuestas en verticilos formando diferentes estratos de ramificaciones. La corteza presenta coloración gris plateada en la juventud, se va oscureciendo hasta ser gris marrón, con una grieta espiral bastante pronunciada. Los brotes del castaño son muy fuertes, gruesos, lisos, vellosos, pardorojizos y ovalados. Sistema radical potente, medianamente profundo, bastante extendido y robusto. Posee gran longevidad.

Hoja del castaño

Las hojas del castaño son simples y dispuestas alternamente, caedizas, coriáceas y ásperas, de 10 a 30 cm de longitud; pecíolo corto, limbo oblongo-lanceolado. Glabrescentes o pubescentes en el envés, junto a los nervios; la base en forma de cuña o acorazonada y ápice puntiagudo. Los bordes de las hojas del castaño con dientes aserrados; nervios pinnados destacados en el envés; los nervios laterales finalizan en un diente puntiagudo y firme, dirigidos hacia adelante. Nacen sobre pecíolos rojos o amarillentos de aproximadamente 2.5 cm de longitud. Haz verde oscuro abrillantado y envés verde más claro. En otoño las hojas del castaño se tornan color naranja.

Flor del castaño

Monoico: las flores masculinas se agrupan discontinuamente, en glomérulos de 5 a 6 (o hasta 10), en amentos amarillos, erectos, que crecen en verano y con longitud entre 10 y 12 cm. Los amentos se ubican en los extremos de las ramas, a intervalos de distancia cortos los unos de los otros. Cada flor del castaño tiene de 10 a 12 estambres insertos en el fondo del periantio. Las flores femeninas están agrupadas en glomérulos, en la base de los amentos masculinos. Los glomérulos se forman en la axila de una escama que termina cayendo. Contienen 4 valvas y 3 flores femeninas, siendo una de ellas terminal y dos laterales secundarias. Cada flor posee un perianto con 6 lóbulos, desarrollándose de forma desigual cada uno de ellos. Consta de 7 estilos erguidos con el ápice levemente castaño. Las flores femeninas están revestidas por una cúpula exterior verde, que con el transcurrir el tiempo se transforma en una capa coriácea cubierta exteriormente de espinas, como un erizo; cuando se abren los erizos, se descubren entre 1 y 5 frutos, que son las castañas.

La floración del castaño es de mayo a junio en la zona mediterránea y de junio a julio en el norte peninsular. El color de las flores es amarillento dorado y esto genera un aspecto muy llamativo del árbol cuando se encuentra florido por completo.

Madera del castaño

La madera del castaño es de valioso interés, siendo una de las que poseen mayor versatilidad. Tiene color blanco uniforme y una marcada veta que le proporciona un aspecto superficial agradable. Posee elevada durabilidad natural del duramen y buena resistencia mecánica. En estado seco resulta apropiada para ser utilizada en carpintería para fabricación de muebles, puertas, ventanas, escaleras y pisos; además se puede emplear para obtención de chapas, revestimientos interiores, postes y vallas.

La madera del castaño se puede tornear, cilindrar, taladrar, cepillar y lijar sin dificultad.

Cuidados del cultivo del castaño

El cultivo del castaño se realiza en climas templados, húmedos y de inviernos suaves, en suelos medianamente profundos, esponjosos, arcillosos, ácidos con pH entre 5 y 6.5, frescos, fértiles, bien drenados y, en ocasiones, con elevado contenido de calcio. Suelos excesivamente húmedos conllevan a la podredumbre de la raíz, ocasionando la muerte del árbol. Se recomienda evitar cultivarlo en zonas demasiado calurosas para incrementar la producción de flores femeninas.

En climas subtropicales no produce buenas cosechas. No debe cultivarse en zonas costeras pues no se desarrolla de forma correcta. Las temperaturas inferiores a -6º C producen muerte de los árboles jóvenes; requiere entre 450 y 650 horas de frío para que no haya reducción en la producción de flores

Para el cultivo del castaño se necesita adecuada humedad, de esa manera se optimiza su desarrollo y producción; es necesario aplicar, al inicio de la primavera y entre mediados de verano, un abono contentivo de nitrógeno, potasio y magnesio, en cantidad adecuada; se poda durante el primer año para eliminar todas las ramas cruzadas.

Fruto: las castañas

Castañas
Castañas, fruto del castaño

El fruto del castaño, las castañas, es tipo nuez o aquenio, cubierto por un involucro primero verde y después amarillento, con espinas largas (como erizo), ramosas y revestidas por una pubescencia clara. El involucro contiene al fruto en grupos de 1 a 3 y en su madurez se abre por dehiscencia en dos a cuatro valvas, dejando caer las castañas.

El contenido interior del involucro es blanco, blando y aterciopelado, mientras que la castaña, semilla comestible, es ovoidea a subglobosa, ancha, de color marrón en su exterior y castaño en su interior, presenta pericarpio duro y brillante. Las castañas miden de 2 a 3 cm, tienen una cicatriz de inserción en la base, alargada, clara y acabada en punta.

Propiedades de las castañas

Las castañas tienen un 12% de vitamina C, cantidad considerable, así como elevados niveles de cobre, magnesio y potasio; posee entre 5% y 7% de proteínas, contenido considerado bajo, pero siendo proteínas de buena calidad, durante el proceso digestivo son absorbidas fácilmente. Las castañas contienen elevados niveles de ácido fólico, tiamina y vitamina B6. Posee mayor cantidad de agua, más carbohidratos y menor cantidad de aceite (1%) que otros frutos secos. Es bastante baja en sodio y no tiene sustancias que influyan sobre el colesterol.

Beneficios de las castañas

Las castañas es considerado un alimento de bajo contenido energético y uno de los frutos secos más saludables, con composición semejante a la de los cereales. Los hidratos de carbono complejos presentes en las castañas son absorbidos con lentitud por el organismo contribuyendo a mantener equilibrados los niveles de azúcares, además de disminuir la sensación de hambre por mayor tiempo.

El consumo de castañas ayuda a mejorar la actividad intestinal por la fibra que contiene. Estimula el funcionamiento del sistema nervioso, contribuye al mantenimiento del sistema óseo; es una opción saludable para celíacos pues no contiene gluten; además, las castañas poseen efectos cardioprotector.

Autores consultados

Aas, G. y Redmiller, A. (s/f)
Benedetti R., S. y Subiri P., M. (2000)
Chinery, M. (1988)
Cuenca V., B. y Majada G., J. P. (s-f)
Jara I., A. (1978)
Kremer, B. P. (1986)
Lyle, S. (2006)
Royal Horticultural Society. (1996)
Ruiz de la T., J. y Ceballos, L. (2001)