Madroño, Arbutus unedo, un arbusto con frutos comestibles

Madroño, Arbutus unedo
Madroño, Arbutus unedo
Bri Weldon (flickr.com)/CC BY 2.0

Características generales del madroño

El arbusto popularmente conocido como madroño pertenece al Reino Plantae, Filo Tracheophyta, Clase Magnoliopsida, Orden Ericales, Familia Ericaceae, Género Arbutus, Especie Arbutus unedo. A nivel científico posee varios sinónimos como: Arbutus crispa, Arbutus croomii, Arbutus idaea, Arbutus integrifolia, Arbutus intermedia, Arbutus laurifolia, Arbutus microphylla, Arbutus unedo var. tangerina, Arbutus vulgaris, entre otros.

El madroño posee otros nombres comunes como: madroña, madroñera, aborio, alborocera, alborozas, modrollera, modrollos, albornial, albornio, borrachín, borto, medronheiro, arboç, arbossera, arbosser, alborsera, érbedo, erbedeiro y albedro. En inglés se le llama Western Strawberry-tree.

Se distribuye en la zona Mediterránea, principalmente en la parte sur de Europa, la parte norte de África e Irlanda. Su hábitat es diverso, ya que puede encontrarse en ambientes como bosques, superficies rocosas, laderas, también puede formar parte de quejigares y encinares, en lugares que se encuentren entre el nivel del mar y los 1000 metros de altitud.

Es un árbol muy apreciado por su belleza como pieza ornamental y por sus usos alimenticios, el fruto puede comerse en fresco o en la fabricación de mermeladas, conservas y licor, además que el arbusto del madroño posee actividad antibiótica, astringente y diurética, y su madera también es utilizada en carpintería.

Características morfológicas de Arbutus unedo

El madroño es un árbol o arbusto que según reportes ha llegado a alcanzar hasta los 12 metros de altura, aunque por lo general posee un tamaño que no sobrepasa los 5 metros, sus ramas son de color grisáceo con numerosas ramillas marrones o rojizas. Las características de sus partes se describen a continuación:

Hojas

Las hojas del madroño son simples, pecioladas, con peciolos cortos de hasta 7 u 8 mm y éstas se encuentran de forma alternas en las ramas. Sus ramas poseen hojas que no se caen, es decir, son perennes, cuyos tamaños oscilan entre los 5 y los 10 centímetros de largo por 3 cm de anchura. Poseen lámina con forma por lo general lanceolada, con margen serrulado o serrado.

Es importante resaltar que tanto la forma como el dentado foliar son características que pueden presentar variabilidad, incluso en el mismo árbol. El color es verde brillante por la cara superior de la hoja y más opaco por la cara inferior.

Flor

Las flores de Arbutus unedo están dispuestas formando inflorescencias del tipo panículas que quedan colgando en las ramas. Las brácteas poseen forma ovalada o lanceolada con tonalidades rojas. Su perianto es doble, porque posee tanto cáliz como corola.

El cáliz es gamosépalo, ya que posee los sépalos soldados, específicamente en su base. Sus sépalos miden aproximadamente 1,5 mm, poseen lóbulos cortos de forma triangular, los cuales se mantienen en las flores y no se caen, es decir, son persistentes. La corola está formada por pétalos de color blanco, que cambian a tonalidades amarillas cuando se desecan, posee forma de olla, que recibe el nombre de urceolada, los pétalos se caen después de la floración. La flor tiene un aroma peculiar a miel para atraer a sus insectos polinizadores.

Las flores del madroño son hermafroditas, es decir, contienen tanto estambres como pistilos. Cada flor posee 10 estambres, con anteras apendiculadas que pueden estar unidas tanto por la base como por el dorso, con dehiscencia poricida o foraminal y color rojizo. Los estambres son inclusos, en relación a la disposición del resto de los verticilios florales. El ovario es súpero, con ausencia de pelos (glabro), que al igual que los estambres se encuentra incluso en la flor.

Fruto y semillas

El fruto del madroño es carnoso, de tipo baya, comestible, forma globosa, que adquiere un color rojo cuando está maduro, en su parte exterior presenta pequeñas protuberancias, lo que se denomina tuberculado. Mide entre 7 y 10 mm aproximadamente, con 5 lóculos y cada uno contiene abundantes semillas, por lo que decimos que el fruto es polispermo.

Sus semillas son de pequeño tamaño, color oscuro, generalmente marrones, angulosas, dispuestas en el centro del fruto.

Desarrollo del madroño

Arbutus unedo es una planta que puede desarrollarse en suelos diferentes, lo que necesita es que estén abundantes de nutrientes y materia orgánica y que presenten un drenaje adecuado. Por lo general crece bien expuesta al sol y también cuando hay poca sombra. Es una especie vegetal que soporta temperaturas (estudio sobre la temperatura) frías, aunque no un frío excesivo.

Las semillas del madroño presentan latencia química, al ser inhibidas por sustancias presentes en la pulpa de los frutos, por lo que para poder germinar necesitan estar desnudas sin ella. Como es una baya comestible, el tratamiento digestivo de los animales (reino Animalia) que la consumen no afecta la viabilidad.

La temperatura óptima de germinación es de aproximadamente 15 °C (aunque hay personas que recomiendan una temperatura de 20 °C, en la que se desarrollan en 2 o 3 meses). Temperaturas superiores a los 20 °C disminuyen la formación de plántulas.

El crecimiento de Arbutus unedo es lento, cuando la planta es joven su apariencia es la de un arbusto normal y su corteza es de tonalidades rojas, pero cuando llega a la adultez se asemeja más a un árbol con su copa frondosa y de forma redondeada, su corteza es de tonos más oscuros entre marrones y grisáceos.

La peculiaridad que presenta este arbusto es que sus flores demoran un año en madurar, por lo que después de ese período posee al mismo tiempo tanto flores como frutos, lo que resulta bastante atractivo y resalta su valor ornamental. Arbutus unedo produce sus flores en dos meses, que son específicamente noviembre y diciembre.

Autores consultados

  • Jardín Botánico El Castillejo. (2017)
  • Hassler, M. (2018)
  • Narbona, E.; Arista, M.; Ortiz, P. (2003)
  • Orwa, C.; Mutua, A.; Kindt, R.; Jamnadass, R.; Simons, A. (2009)