Estás aquí: Inicio » Plantas » Cactus, cómo son, características, adaptaciones y ejemplos

Cactus, cómo son, características, adaptaciones y ejemplos

Cactus
Anastasiia Guseva/sp.depositphotos.com/

Los cactus son un tipo de plantas englobadas dentro de la familia Cactaceae, originarios del continente americano, son muy llamativas por sus morfologías y su gran resistencia a ambientes xerófilos. Su uso es principalmente ornamental y también se han empleado en la alimentación, en el ámbito medicinal, entre otros.

Estas líneas describen a nivel general a los cactus, se menciona su taxonomía, las características morfológicas de la planta, las principales adaptaciones que posee y algunos ejemplos de géneros y especies.

¿Qué es el cactus y para qué sirve?

Los cactus son un conjunto de plantas con características adaptativas que les permiten sobrevivir en ambientes cálidos y secos. Pertenecen a la familia Cactaceae y son originarios de América, distribuidas ampliamente en todo el continente y desde el nivel del mar hasta aproximadamente 5000 m de altitud.

Poseen una morfología característica, generalmente tallos carnosos y hojas reducidas y también suelen llamarse cacto. Su nombre proviene del latín “cactos” o del griego “kaktós”, que se traduce como cardo.

Los cactus se utilizan como plantas ornamentales gracias a sus llamativos colores y diversidad de formas y tamaños, además que constituyen, por lo general, vegetales no exigentes en relación al cultivo. Algunas son apreciadas por sus frutos para consumo frescos o en mermeladas, conservas, dulces y otras han sido empleadas como medicinales. También se usan como materia para la elaboración de algunos instrumentos.

El interés por las cactáceas también se ha incrementado en los últimos años debido a que algunos especímenes se encuentran en peligro de extinción, muchas especies son endémicas de algunas localidades, hay extracción ilegal de otras, muchos de sus ambientes se encuentran perturbados por causas antropogénicas y poseen un crecimiento lento, todo ello conlleva al establecimiento de medidas que contribuyan a contrarrestar la reducción o pérdida de los cactus.

Taxonomía

Los cactus pertenecen al Reino Plantae, Phylum Tracheophyta, Clase Magnolipsida, Orden Caryophyllales, Familia Cactaceae. Dentro de la cual existen 4 subfamilias que son: Cactoideae, Maihuenioideae, Opuntioideae y Pereskioideae.

La subfamilia Cactoideae abarca 120 géneros y 1489 especies, constituyendo la más numerosa, le sigue Opuntioideae con 20 géneros y 287 especies, luego tenemos a la Pereskioideae con 1 solo género (Pereskia) y 18 especies y por último la Maihuenioideae con también 1 género (Maihuenia) pero apenas 2 especies.

Las cifras totales hacen 142 géneros y aproximadamente 1796 ejemplares cactaceaes.

Características morfológicas de la planta

A continuación se describen los aspectos morfológicos que engloban a las plantas cactus, detallando las características de sus órganos:

Forma de crecimiento: las formas de crecimiento, así como la morfología y tamaño suelen ser variables, ya que existen cactus desde epífitos o trepadores, hasta de aspecto arbustivo o arborescente.

Tamaño: existen diferentes clases de cactus gracias a la variabilidad de tamaños, desde aquellos pequeños que miden 1 centímetro, como la especie Blossfeldia liliputana, hasta aquellos que miden aproximadamente 20 metros de altura, en este caso tenemos a Pachycereus pringlei.

Color: las coloraciones son heterogéneas, se puede encontrar desde una uniformidad en el cuerpo o estar presente más de un color. Los colores son variables van desde varias tonalidades de verdes, cactus amarillos, verde azulados (glaucos), rojos, entre otros.

Raíz: los sistemas radicales de los cactus pueden ser fibrosos o tuberosos, superficiales o profundos, dependiendo de la disponibilidad de agua.

Tallo: también suelen ser variables en morfología, pueden crecer de forma erecta o postrada, articulados o no, con una agrupación simple, en macolla o ramificados, de aspecto cilíndrico, columnar o también globoso, cladodios o filocladios, es decir, pueden tener aspecto de hoja, y tener espinas o presentarse como cactus sin espinas.

Los tallos pueden tener presente unos pliegues llamados costillas, que le brindan almacenamiento de agua; la disposición, el número y la forma de los mismos también es variable, pero existen algunos ejemplares que carecen de ellos. También se pueden encontrar tubérculos.

Hojas: en este caso están mayormente modificadas en forma de espinas, aunque algunas especies si las poseen, se encuentran dispuestas en formas diversas, bien sea en espiral, simples, enteras. Destaca la presencia de aréolas como carácter distintivo de la familia, las cuales corresponden a las yemas axilares que se visualizan como protuberancias de tonos variables oscuros o claros, con formas diversas (circulares, lenticulares o estrechas).

De las aréolas surgen las espinas, los tricomas, los vástagos nuevos y a veces las flores. Las espinas poseen variabilidad en número, disposición, forma, tamaño, color y consistencia.

Flores: por lo general, las flores de los cactus son bisexuales, también llamadas perfectas o hermafroditas, ya que poseen androceo y gineceo en una misma estructura. Pueden agruparse formando inflorescencias o ser solitarias, con pedúnculo o carentes de él.

Estas estructuras poseen morfología y tamaños variables, algunas son bastante grandes, llegando a alcanzar hasta los 40 cm de diámetro. Sus coloraciones también son diversas, por lo general, suelen ser muy llamativas, para atraer a los animales polinizadores, los tonos pueden ser: blancos, amarillos, naranjas, verdes, rosados, rojos o hasta morados.

Es común que no se diferencien los sépalos y pétalos, es decir, que se encuentren tépalos protegiendo a las partes fértiles. La simetría es actinomorfa o zigomorfa. Además poseen estambres numerosos, ovario ínfero y nectarios presentes. El ovario es súpero solo en el género Pereskia.

Fruto y semillas: los frutos de las cactáceas son generalmente carnosos, aunque también existen algunos secos, los colores también son diversos (blancos, amarillos, verdes, naranjas, rojos y azules). Pueden estar cubiertos por vellosidades, espinas o ser glabros; indehiscentes, así como existen algunos dehiscentes.

Las semillas varían en cantidades (cuantiosas o escasas), color, morfología (esférica, alargada o de disco), con testa lisa u ornamentada, algunas también posee arilo.

¿Cuáles son sus adaptaciones para vivir en su ambiente?

Presentan varias adaptaciones al medio físico que los rodea, estas pueden ser morfológicas y fisiológicas, entre ellas tenemos principalmente:

– Son plantas suculentas o crasas, con adaptaciones a nivel tisular para el almacenamiento de agua.

– Las hojas se han transformado disminuyendo su tamaño para limitar la pérdida de agua, además que los tallos también se encuentran modificados y es en ellos donde ocurre la realización de la fotosíntesis, de esta manera se contribuye a reducir el escape de agua, acompañado de un intercambio gaseoso nocturno.

– Cuando se presentan sistemas radiculares superficiales se pueden aprovechar hasta las lluvias escasas de bajo volumen, de esta manera puede almacenar y retener tanto agua como sustancias nutritivas.

– La presencia de estructuras como las costillas y tubérculos en los tallos contribuyen al almacén de agua.

– Las areolas también funcionan como estructuras protectoras de las radiaciones solares, que en esos ambientes secos son prolongadas e inciden directamente sobre los cactus.

Tipos de cactus

Para culminar estas líneas se mencionan algunos ejemplos de especies y géneros de cactáceas, con sus características más resaltantes, estos son:

Echinopsis: es un género representativo de la subfamilia Cactoidea, sus tallos son globosos o de forma cilíndrica, con costillas rectas, en número que van de 8 a 30, poseen espinas, bastante punzantes. Sus flores, blancas, amarillas, rosas o rojas, son polinizadas por insectos tipo abejas. Sus frutos son carnosos, de forma de globo, con semillas pequeñas de coloración negra. Dentro de este género tenemos a la especie Echinopsis eyriesii. Se les conoce comúnmente como bochita o michoga.

Astrophytum: cactaceae de la subfamilia Cactoidea, conocido popularmente como biznaga, chaute o bonete, pueden medir hasta 1 metro y medio, son solitarios, con tallos verdosos, globosos o columnares, pero cortos, pueden tener o carecer de espinas, con flores amarillas o entre amarillas y rojas, desde pequeñas a grandes (3 hasta 12 cm de diámetro), frutos en forma de globo, con semillas marrones o negras. La especie representativa en este caso corresponde a Astrophytum myriostigma.

Pereskia: género de la subfamilia Pereskioidae, que posee apenas 18 especies, siendo una de ellas Pereskia aculeata. Tiene distribución amplia en la parte Sur de América. Su crecimiento puede ser arbustivo o arborescente, sus tallos poseen morfología cilíndrica, tienen hojas caducas, que no son crasas. Carecen de costillas y de tubérculos, sus areolas son grandes y poseen espinas. Las flores pueden ser solitarias o disponerse en racimos, de tonos blancos, rojos o rosas, los frutos son carnosos tipo bayas.

Resumen o esquema sobre la planta cactus

Te recomiendo una lectura sobre: los bonsáis