Coníferas: descripción, tipos de coníferas y sus características, Coniferophyta de interés ornamental

Coníferas, características y tipos
Coníferas

Descripción de las coníferas

Las coníferas (división Coniferophyta) son gimnospermas, grupo que incluye a las plantas con semillas desnudas. Las coníferas son las plantas con mayor representación dentro de las gimnospermas, deben su nombre a su principal característica: tienen conos en los que están dispuestos sus órganos reproductores. Por lo general, las coníferas tienen conos masculinos y femeninos en el mismo individuo, por lo que son monoicas en la mayoría de los casos.

Todas las coníferas son leñosas, pueden ser árboles o, menos común, arbustos y en su mayoría presentan hojas perennes, característica que les proporciona ventaja para ser usadas como cultivos ornamentales.


Las coníferas comprenden alrededor de 52 géneros y unas 575 especies, dentro de 6 familias. Se conocen representantes fósiles desde el Triásico Superior. Están ampliamente distribuidas en el mundo pero tienen su mejor representación en el oeste de América del Norte y el este de Asia y en lugares donde la nieve tiene una presencia continua o el suelo está congelado permanentemente o con frecuencia a lo largo del año, lo que limita la disponibilidad de agua y explica la excelente adaptación que estas plantas tienen en sus medios y el tipo de hojas que presentan, aciculares en algunos casos y de cutícula muy gruesa, que le confiere características xeromórficas.

Las coníferas tienden a tener una copa de contorno piramidal pues, cuando la nieve se deposita en estos árboles, facilita su caída.

Los órganos sexuales siempre están ubicados en diferentes conos o estróbilos. Los estróbilos masculinos suelen insertarse en la zona más cercana a la base de la copa y tienden a ser de menor tamaño que los femeninos, pueden estar en grupos o solitarios. Estos contienen hojas modificadas, llamadas esporófilos, en forma de escamas, de disposición imbricada y en espiral sobre un eje y portan entre 2 y 15 sacos polínicos con polen. Generalmente, en las gimnospermas el polen se produce en excesivas cantidades, se libera en la primavera y es transportado por el viento.

Los estróbilos femeninos se componen de un eje sobre el que se disponen brácteas (o escamas tectrices) en espiral, poseen una bráctea ovulífera en su axila. Las semillas son aladas y tienen un embrión que consta de 2 a 18 cotiledones.

Las coníferas poseen gran importancia para el humano, estas son una fuente de algunas materias primas como la madera, celulosa, resinas, bálsamos, aceites y tienen aplicaciones en construcción, ebanistería, etc.

Tipos de coníferas y sus características

La división Coniferophyta comprende varios órdenes:

Araucariales

Dentro de este orden están las familias Araucariaceae y Podocarpaceae. La familia Araucariaceae comprende árboles de vida larga, tienen grandes cantidades de resina, su simetría es muy llamativa y su copa es cónica. Las hojas varían en forma y tienen disposición espiralada. Los conos son más o menos erectos, sus semillas son grandes. La familia Podocarpaceae incluye árboles de hasta 60 metros de altura y algunos arbustos, dioicos, las hojas son lineares y anchas, se disponen en espiral. Los estróbilos femeninos se simplifican mucho, poseen pocas escamas ovulíferas que cuando se desarrollan se vuelven carnosas y rodean a las semillas.


Cupressales

Incluye a las familias Cupressaceae, Taxaceae, Sciadopityaceae. La familia Cupressaceae comprende arbustos y árboles monoicos o dioicos, con hojas escuamiformes o aciculares (menos común), pueden ser opuestas o estar insertadas en verticilos de tres. Los estróbilos femeninos son leñosos, por lo general y las brácteas tectrices están fuertemente soldadas. La familia Taxaceae comprende árboles y arbustos dioicos, presentan troncos gruesos y ramas horizontales, sin conductos resiníferos. Sus hojas son lineares o aciculares y aplanadas, tienen un solo haz vascular en el centro, se disponen en espiral pero aparentan estar en un solo plano. Los órganos sexuales masculinos se encuentran en estróbilos pequeños y los primordios seminales no se disponen en estróbilos, están solitarios en las axilas de las hojas o en el extremo de las ramas. Las semillas se rodean de un arilo carnoso de color llamativo para las aves, que sirven como dispersores. La familia Sciadopityaceae tiene un sola especie endémica de Japón (Sciadopitys verticillata) considerado un fósil viviente y que alcanza los 30 metros de altura.

Pinales

En el que se destaca la familia Pinaceae. Esta familia comprende un grupo de coníferas con canales de resina y cuyas hojas tienen apariencia de agujas (llamadas acículas), son monoicas, los conos femeninos son leñosos y más grandes que los masculinos, tienen la típica estructura con brácteas tectrices y ovulíferas. Son el grupo más representativo de las coníferas.

Coníferas de interés ornamental. Ejemplos de especies

Algunas de las coníferas más usadas para decoración y jardinería son miembros de las familias:

Pinaceae: Pinos y abetos, por ejemplo, Pinus sylvestris (pino silvestre), P. aristata (pino de Colorado), P. cembroides, Abies koreana (abeto de Corea) y otros representantes de los géneros Pinus y Abies.

Cupressaceae: Juniperus virginiana (enebro de Virginia), J. chinensis (enebro de la China) y otros representantes del género. Thujopsis dolabrata (hiba), Thuja orientalis (tuya oriental), Chamaecyparis lawsoniana (cedro de Oregón), C. obtusa (falso ciprés hinoki), Cryptomeria japonica (cedro japonés), Cedrus deodara (cedro de la India), Cupressus macrocarpa (ciprés de Monterrey).

Taxaceae: Taxus cuspidata, más conocido como tejo japonés.

Podocarpaceae: Podocarpus nivalis, de nombre común totara de montaña.

Autores consultados

Bloom, A. (2004)

Cuerda, J. (2011)

Espasa. (2005)

Izco, J., Barreno, E., Brugués, M., Costa, M., Devesa, J., Fernández, F., Gallardo, T., Llimona, X., Salvo, E. Talavera, S. y Valdés, B. (1997)

Lancaster, R. (1996)

Raven, P. H., Evert, R. F. y Eichhorn, S. É. (2004)

The Royal Horticultural Society-Blume (1996)

Toogood, A. (2000)

Uribe U., L. (1972)

Weberling, F. y Schwantes, H. O. (1987)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *