Diferencias entre árboles, arbustos, matas o subarbustos y hierbas

diferencias entre árboles, arbustos, matas o subarbustos y hierbas

En este artículo abordamos un tema de gran interés relacionada con las diferencias entre árboles, arbustos, matas o subarbustos y hierbas. Términos comunes que en muchos casos ayudan a distinguir unas plantas de otras.

¿Qué diferencias existen entre árboles, arbustos, matas o subarbustos y hierbas?

En el mundo vegetal se pueden reconocer varios tipos de plantas de acuerdo a sus características. De hecho, las plantas pueden ser clasificadas por su tamaño y, por lo general, cualquier persona puede reconocer fácilmente las diferencias que existen, por ejemplo, entre un cactus y un árbol. Sin embargo, no siempre las diferencias en tamaño son tan notables por lo que, en algunos casos, no es sencillo saber si determinada planta pertenece a un grupo u otro.

Las plantas pueden agruparse o clasificarse en función con su tamaño en árboles, arbustos, matas o subarbustos y hierbas. A continuación se hace una breve descripción general de cada uno de ellos con sus correspondientes diferencias.

Árboles

Árboles
Árboles

Los árboles son plantas perennes que poseen el tronco leñoso y ramifican a cierta altura del suelo. Son considerados como plantas leñosas por el hecho de que tanto su tronco como sus ramas experimentan una lignificación, generando como consecuencia el aumento de su diámetro. La fortaleza y lignificación de sus ramas y tronco hacen que el crecimiento de los árboles sea mucho mayor que el de otras plantas y así pueden sostener el gran peso de sus copas. Por lo general, los árboles hacen referencia a plantas que superan los 5 metros de altura y pueden ser muy longevas.

En los árboles, el crecimiento en longitud se lleva a cabo casi exclusivamente en las yemas apicales y en las yemas de los brotes laterales superiores. A este grupo pertenecen los seres vivos de mayor altura del planeta, como las secuoyas, cuyo record alcanza los 135 metros de altura.

Por otra parte, dentro de este grupo de plantas existen dos formas básicas de crecimiento: monopódico y simpódico. Los árboles de crecimiento monopódico o monopodial se caracterizan por tener un tallo vertical principal que nunca interrumpe su crecimiento y surgen ramas laterales a partir de éste, es el crecimiento típico de las coníferas como los pinos. Los árboles de crecimiento simpódico o simpodial tienen un eje principal que puede interrumpir su crecimiento, la ramificación ocurre a partir de este eje y, a su vez, las ramas se ramifican una y otra vez.

Arbustos y sus diferencias con los árboles

Diferencias entre árboles, arbustos, matas o subarbustos y hierbas
Arbustos

Los arbustos son plantas leñosas y perennes. Al igual que sucede con los árboles, son plantas leñosas porque tanto su tronco como sus ramas pasan por una lignificación. Se considera que los arbustos han desarrollado diversas maneras de crecimiento y de vida. Por lo general, tienen muchas raíces y poseen menor tamaño que los árboles (miden entre 1 y 3 metros).

La diferencia más notoria entre un árbol y un arbusto es que estos últimos comienzan a ramificarse desde la base y no a cierta altura del tronco como ocurre en los árboles; no existiendo, entonces, una clara diferenciación del tronco y la copa como en los árboles.

En los arbustos el crecimiento es fomentado por las yemas próximas al suelo y las que están dispuestas en lo más alto retardan su desarrollo. A pesar de esto, las diferencias entre árboles y arbustos aún se consideran muy arbitrarias. De acuerdo a las condiciones ambientales, una misma especie pudiera desarrollarse como árbol o arbusto. Se presentan numerosos casos en la naturaleza: las especies Salix fragilis (mimbrera), Salix alba (sauce), Lauris nobilis (laurel), Punica granatum (granado) y Sambucus nigra (saúco) son ejemplos de ellos, éstas se pueden encontrar tanto en forma de arbusto como en forma de árboles de gran porte.

Matas o subarbustos

Subarbustos o matas
Subarbustos o matas

Las matas, conocidas también como “subarbustos” o “subfrútices”, vienen a ser como la transición entre los arbustos y las plantas herbáceas.

Poseen uno o varios tallos leñosos, pero tienen menor tamaño que los arbustos y generalmente no sobrepasan el metro de altura; pueden sobrevivir varios años. Las partes leñosas, lignificadas, están solo en la base y las partes herbáceas se elevan sobre ella, por lo que la apariencia arbustiva se mantiene sólo en la base. Los géneros Lavandula y la familia Ericaceae tienen varios representantes de este grupo de plantas.

Hierbas o plantas herbáceas

Hierbas o plantas herbáceas
Hierbas o plantas herbáceas

También se les denomina plantas herbáceas. Desde el punto de vista botánico, las hierbas se caracterizan por ser plantas pequeñas, con semillas, que pueden sobresalir solamente a escasos centímetros del suelo o llegar a alcanzar hasta varios metros de altura; por lo general su vida es corta y no desarrollan tallos muy leñosos, es decir, son de escasa lignificación. Gracias a esta última característica se le denomina herbácea o herbáceo a la planta o estructura que es más carnosa que leñosa, por lo que su tallo es bastante blando y flexible y puede partirse o quebrarse con cierta facilidad.

En un sentido algo más amplio, el término hierba también se refiere a las plantas a las que se les atribuye propiedades terapéuticas o medicinales. En su mayoría, las plantas herbáceas presentan un rápido crecimiento aun cuando llegan a sobrevivir por muy corto tiempo (generalmente un año o hasta menos), razón ésta que permite considerarlas como plantas jóvenes.

Autores consultados en cuanto a diferencias entre árboles, arbustos, matas o subarbustos y hierbas

  • Aas, G. y Riedmiller, A. (s/f)
  • Bollinger, Erben, Grau y Heubl. (2005)
  • Bown, D. (1996)
  • Font Q., P. (2001)
  • Kremer, B. P. (1986)
  • Toomer, S. (2005)