Floración de las plantas, proceso y factores involucrados

Floración de las plantas
Las especies vegetales han evolucionado perfeccionando los mecanismos de reproducción, lo que les ha permitido, unido a la perpetuación y prolongación a través del tiempo, la colonización de nuevos espacios en el planeta, hasta el punto que en cualquier tipo de bioma existen plantas. El último peldaño en este proceso evolutivo ha sido el de las plantas con flores, el grupo más abundante en el reino Plantae. En estos especímenes, las estructuras reproductivas son las flores y el proceso por medio del cual se rige su producción es la floración. En el presente artículo se desarrolla este fascinante fenómeno, la floración de las plantas, con sus aspectos más resaltantes.

¿Cómo se define la floración de las plantas?

Como ya ha sido mencionado, la floración de las plantas es el proceso o la etapa de desarrollo en la que se induce la producción de las estructuras reproductivas o flores, involucra el conjunto de cambios tanto internos como externos que conllevan a ese fin, y cuyos factores inductores son variados.

Se trata de un fenómeno complejo que conlleva una secuencia de etapas o eventos múltiples, cuyo resultado son los primordios florales o inflorescencias.

Investigaciones relacionadas con este tema son de gran importancia para el ser humano, ya que por medio del conocimiento de la floración de las plantas, su estimulación e inducción, se puede generar una manipulación para lograr floraciones óptimas en tiempos menores, lo que se traduce en la obtención de una mejor rentabilidad de los cultivos de importancia económica.

Características de la floración de las plantas

– Consiste en un fenómeno con cierta complejidad que involucra diferentes eventos que ocurren en forma sucesiva, que comienzan con el estímulo o inducción y finaliza con el inicio de la formación del fruto y la semilla.

– Implica un cambio en el esquema de desarrollo de la planta, ya que generalmente se limita el crecimiento vegetativo del meristemo, para dar paso en el mismo de un crecimiento reproductivo.

– El periodo de floración de las plantas es variable en las diferentes especies vegetales, generalmente la duración media es de 12 a 15 días.

– La época o tiempo de floración también es heterogénea en los diferentes especímenes, está determinada por un conjunto de factores, principalmente ambientales o externos (longitud del día y la noche, temperatura, disponibilidad de nutrientes y agua), pero también intervienen factores internos, como los genéticos y hormonales.

– La persistencia o vida útil de las flores también carece de uniformidad en las especies, de esta manera podemos encontrar flores que duran un día (efímeras), dos días o varios días. Existen pocos ejemplares en los que sus flores perduran largos períodos de tiempo, como en algunas orquídeas, cuya persistencia puede alcanzar los 80 días.

Inducción de la floración de las plantas

La inducción floral son todos los acontecimientos que dan señales a la planta para que ocurra el cambio del desarrollo, del proceso vegetativo al reproductivo, es decir, se dejan de producir hojas en los meristemos para dar paso a la generación de los órganos de la flor. En resumen, es el conjunto de eventos que transcurren de forma previa y que estimulan el fenómeno.

Diferenciación floral

La diferenciación floral, por su parte, hace alusión a los acontecimientos o eventos que siguen a la inducción para dar origen a los primordios florales.

En el período de tiempo que abarca entre la inducción y la diferenciación floral, ocurren una serie de eventos fisiológicos, a menudo suelen denominarse iniciación floral e incluyen: incremento en la actividad mitótica, incremento en el número de mitocondrias, división de las vacuolas celulares, alteración de los niveles de reguladores de crecimiento, así como de los azúcares, ocurren cambios en los folios (disposición, forma), también se detiene su producción, entre otros cambios.

Factores relacionados con la floración de las plantas

La floración de las plantas es un sistema complejo en el que intervienen un conjunto de factores, los cuales se describen a continuación:

Ambientales

Existen diversos factores ambientales que juegan un papel preponderante en la floración de las plantas, entre ellos el más importante es la luz. Dos científicos norteamericanos, Garner y Allard, descubrieron la influencia de la longitud del día y la noche sobre la floración, denominando a este fenómeno fotoperiodismo. De esta manera, clasificaron a las plantas en tres tipos de acuerdo a su floración: PDC o de día corto, PDL o de día largo y PDN o de día neutro; las primeras florecen principalmente comenzando la primavera o en otoño, las segundas en verano y las últimas, sin importar la duración del día.

Otros elementos como la calidad y la irradiación de la luz intervienen igualmente en la floración de algunas plantas.

Se ha demostrado también que algunas especies vegetales pueden inducir su floración por cambios en el suministro de agua. Por ejemplo, en algunos frutales, una falta temporal de agua puede provocar una disminución del crecimiento y un comienzo de la formación de los primordios florales.

La temperatura también regula el tiempo de floración en algunas especies. El tiempo prolongado de exposición de una planta, a una temperatura necesaria (bajas o de frío) que promueva o estimula la floración, se denomina vernalización.

Genéticos

En general, existen genes que se encargan de modificar el tiempo de inducción floral, son capaces de modificar los requerimientos ambientales y hasta pueden inhibir el control ambiental sobre la floración. Así por ejemplo, respuestas al fotoperiodo, relacionadas con la movilización e hidrólisis de algunos productos como el almidón, puede resultar en un crecimiento lento y floración tardía, cuando existen genes que alteran la expresión normal.

Descubrimientos realizados, inicialmente con la planta Arabidopsis y que se han extendido a otras especies, han puesto en evidencia los genes que se encargan de regular el proceso de floración. En esta planta, se han identificado seis genes cuya función es regular la identidad del meristemo floral.

Hormonales

Los factores ambientales y genéticos tampoco regulan por sí solos el proceso de floración de las plantas, éste también se ve alterado debido a las respuestas hormonales. Se ha demostrado que algunas hormonas inducen la floración mientras otras la bloquean, así, estudios con giberelinas manifestaron un estímulo hacia la floración de las plantas de día largo. De igual manera para mencionar otro ejemplo, tenemos a las auxinas, en las cuales los niveles de concentración pueden inducir la floración en algunas especies vegetales.

Nutrimentales

El tráfico y la síntesis de algunos nutrientes también presentan un importante papel para que algunas especies vegetales induzcan su formación de flores. En especies como Sinapsis alba, se ha corroborado el flujo de diferentes tipos de asimilados fotosintéticos al meristemo apical, que generan cambios que se dan antes de la transición a la floración. También tienen su función en este tema componentes minerales como el nitrógeno, fósforo, calcio, entre otros.

Biografía consultada:

    • Blázquez, M. (2000)
    • Garrido, M. (2011)
    • Lindorf, H.; De Parisca, L.; Rodríguez, P. (1999)
    • Starr, C.; Tagart, R.; Evers, C.; Starr, L. (2009)
    • Urbina, V. (2010)