Estás aquí: Inicio » Plantas » Perejil, Petroselinum crispum, características, cultivo y propiedades

Perejil, Petroselinum crispum, características, cultivo y propiedades

Perejil, Petroselinum crispum
Olga Berrios/CC BY 2.0

El perejil, Petroselinum crispum,es una hierba valorada tanto por su sabor y olor, como por sus propiedades medicinales, por lo que se usa en la gastronomía para la elaboración y decoración de deliciosos platos, así como en la industria farmacéutica, cosmética y perfumería, para la extracción de algunos de sus componentes.

Esta herbácea tiene su génesis en la región mediterránea y desde allí su cultivo se ha extendido a otras partes del mundo. Los países productores incluyen a Holanda, Francia y otros, tanto del continente europeo como asiático. Este artículo describe de formal general a esta planta, haciendo énfasis en su taxonomía, características descriptivas, propiedades y cultivo.

Taxonomía

La taxonomía de esta planta ha sido muy controversial y los científicos han empleado diversos nombres para denominarla, gracias a estudios recientes la clasificación ha presentado algunos cambios en los últimos años, y ejemplares que se pensaban especies diferentes (Petroselinum sativum, P. vulgare, P. hortense, entre otras) se tratan hoy en día como una sola, Petroselinum crispum, la única del género Petroselinum.

A nivel taxonómico tenemos que la clasificación actual del perejil queda estipulada de la siguiente manera:

  • Reino: Plantae.
  • Phylum: Tracheophyta.
  • Clase: Magnoliopsida.
  • Orden: Apiales.
  • Familia: Apiaceae.
  • Subfamilia: Apioideae.
  • Género: Petroselinum.
  • Especie: Petroselinum crispum.

También son válidas dos subespecies, Petroselinum crispum subsp. crispum y Petroselinum crispum subsp. giganteum.

¿Qué significa Petroselinum crispum?

El nombre del género proviene del griego “petros” y “selinom” que se traduce como roca y perejil, para referirse al lugar donde crecía un ejemplar, sobre rocas; mientras que el epíteto crispum remite a la forma crespada u ondulada de las hojas de esta planta, por lo que se conoce como perejil rizado o crespo.

Características de la planta Petroselinum crispum

La planta del perejil es una herbácea de ciclo bienal y perenne, que presenta los siguientes caracteres morfológicos o descriptivos que la distinguen:

Tamaño: Petroselinum crispum puede tener entre 20 y 40 cm de largo.

¿Qué tipo de raíz tiene el perejil?: una raíz principal o pivotante bien desarrollada, de forma cónica y de gran longitud, ya que es capaz de alcanzar profundidad. Posee abundantes vellosidades y es de tipo carnosa, con coloraciones que van desde blancas a ocres.

Tallo: posee forma cilíndrica y es recto, con medidas que oscilan desde los 30 hasta los 90 centímetros aproximadamente. Presenta varias ramificaciones laterales, además de tener consistencia herbácea y carecer de vellosidades, es decir, que son glabros.

Perejil y su hoja: P. crispum posee hojas basales y caulinares, dispuestas en forma de rosetas y alternas, respectivamente. Son de tipo compuestas con hasta 3 divisiones, de tonalidades verdes oscuros, glabras, forma triangular y con peciolos (pecioladas).

El perejil y su flor: las flores se encuentran conglomeradas, las cuales tienden a ser de 8 a 28; de esta manera forman inflorescencias, de tipo umbelas compuestas, en las que los pedicelos parten del mismo punto y poseen aproximadamente la misma longitud.

Tienen presentes brácteas con tamaños que van desde los 6 a 19 mm de largo por 0,3 a 0,5 de ancho.

Las umbelas presentan ubicación bien sea terminal o lateral. Las flores son hermafroditas (también llamadas bisexuales o perfectas), ya que poseen tanto la parte femenina como la masculina, con pétalos incurvados de color amarillo o entre verdes y amarillos.

Fruto y semillas: el fruto corresponde a un diaquenio de aproximadamente 3 mm de longitud por 2,7 de ancho, con semillas con formas de óvalos y planas, las cuales tienen una germinación que se caracteriza por su lentitud.

Cultivo

P. crispum al igual que el resto de los vegetales posee unos requerimientos básicos para su óptimo crecimiento y desarrollo, por lo que para su cultivo, es necesario tener en cuenta una serie de consideraciones para obtener el mejor rendimiento, entre ellas tenemos:

Clima y temperatura: esta especie tiene preferencia por climas templados, pero puede resistir tanto condiciones cálidas como frías, la temperatura adecuada para el desarrollo desde los 7 hasta los 18 °C aproximadamente, por debajo de este rango, el crecimiento se vuelve lento.

Los límites de tolerancia para la característica de la temperatura se ubican entre 0 y 35°C, por lo que fuera de ellos el vegetal muere, es decir, por debajo de 0 y por encima de 35°.

Suelos: pueden crecer en diversidad de suelos, pero prefieren los frescos y profundos, con abundante materia orgánica, con pH cercano a la neutralidad (entre 5,5 y 8), aunque se ha reportado que toleran acidez.

Riego: se debe mantener los suelos con cierta humedad, sobre todo en temporadas calurosas, por lo cual debe efectuarse un riego regular.

Siembra: es recomendable realizar una siembra directa, ya que si se trasplanta se corre el riesgo de maltratar las raíces de la planta, se puede hacer al voleo o en líneas y las semillas del perejil deben colocarse superficialmente, cuidando de no moverlas durante los riegos.

El tiempo de germinación es prolongado, esto suele transcurrir en unos 21 días o cerca de un mes a temperaturas ambientales entre 12 a 17°C y 12° en el suelo. Es recomendable que las semillas reciban un tratamiento previo, un remojo por un lapso de 24 horas.

Abonado: es imprescindible un enriquecimiento del sustrato con abono, tanto antes de la siembra como durante el desarrollo vegetal.

Control de malezas y plagas: como con cualquier cultivo se pueden emplear herbicidas para evitar el crecimiento de malezas que impidan o limiten el desarrollo, también se puede realizar una limpieza manual de las mismas.

Igualmente, hay que prestar atención ante cualquier evidencia de plagas y enfermedades, para implementar las acciones correctivas necesarias como el uso de insecticidas. Entre las plagas más frecuentes se encuentran artrópodos de la clase Insecta como la mosca minadora y los pulgones.

Propiedades del perejil

Antes de conocer ¿qué beneficios tiene el perejil? Es útil indagar en su composición química para una mejor comprensión al respecto. P. crispum tiene una variedad de elementos, los cuales brindan propiedades positivas a la salud de los consumidores.

Esta hierba está constituida mayormente por agua, también posee carbohidratos, fibra, proteínas, vitaminas, minerales y lípidos en pequeñas cantidades.

Los compuestos vitamínicos de esta especie vegetal incluyen la vitamina A, C y del grupo B, como la tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3) y ácido fólico (B9). Entre los minerales de P. crispum se encuentran el potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, entre otros. Además de contar con aceites esenciales y moléculas antioxidantes, como diversos flavonoides, que varían en base al órgano de la planta.

Los compuestos mencionados dotan a esta herbácea de gran poder antioxidante, antiinflamatorio, diurético, laxante, estimulante de la menstruación, antitumoral, expectorante, anticoagulante, digestivo, carminativo, vasodilatador, tonificante, entre otros.

Otros de los beneficios del perejil es su actividad antibacteriana, demostrada contra algunos agentes de importancia en salud pública como Staphylococcus aureus, Staphylococcus epidermidis y Pseudomona aeruginosa.

Es de relevancia tener presente que el potencial químico tiende a disminuir a medida que se pierde frescura, por lo que una de las opciones para su conservación puede ser congelado.

Se suele emplear como condimento y como decorativo de platos, pero también para preparar infusiones de perejil, como un rico jugo fresco con grandes aportes para el cuerpo.

Ficha del perejil

Ficha del perejil, Petroselinum crispum

Referencias

  • Delgado, M. (2015).
  • Japón-Quintero, J. (1985).
  • Marthe, F. (2020).
  • Marquez, R. (2019).
  • Reyes-Munguía, A.; Zavala-Cuevas, D.; Alonso-Martínez, A. (2012).
  • Vivanco, R.; León, E.; Castro, A.; Ramos, N. (2012).