Conoce el fascinante reino plantas (Plantae)

Reino plantas, Plantae
Reino plantas, Plantae
Mateus Figueiredo/CC BY 2.0

El reino plantas, Plantae, abarca a los organismos eucariontes, autótrofos e inmóviles conocidos comúnmente bajo el nombre de plantas. Las plantas son seres vivos que nacen, se alimentan y crecen, pero que no tienen la capacidad de moverse de lugar por sí mismas.

Cuando hablamos de plantas, se vienen a nuestra mente los suntuosos ejemplares que pueblan bosques y selvas, así como también aquellas que, debido a su peculiar belleza, forman parte de nuestro jardín o del interior de nuestra casa. Sin embargo, dentro del reino plantas, Plantae, existen ejemplares que no forman parte del registro visual que tenemos de este reino, pero que son indispensables para la generación de oxígeno en la atmósfera. Es así que quedan incluidas en el grupo desde las que forman parte de la helada tundra, hasta los musgos que pasan desapercibidos a nuestra mirada. Además, cumplen una función vital, toda vez que el reino Plantae conforma el grupo de los productores primarios de la amplia mayoría de los ecosistemas.

Características del reino plantas

Pluricelulares: son conformadas por dos o más células, razón por la que son eucariontes. Sus células se encuentran diferenciadas para poder cumplir con diferentes funciones y la reproducción de las mismas es a través de la mitosis o meiosis. Dado que las células de los organismos pluricelulares han perdido la capacidad de vivir aisladas, presentan asociaciones o uniones celulares permanentes para que su subsistencia quede asegurada.

Pared celular ultra resistente: la pared celular de las plantas está hecha de los polisacáridos celulosa, pectina y hemicelulosa y en ocasiones también de lignina, siendo la celulosa la que se encuentra más presente y la que le da la estructura a la pared celular. Estos componentes les otorgan grosor y rigidez a la pared, características que explican su inmovilidad, ya que si bien permiten el paso de sustancias al interior de la célula, no habilita al reino plantas, Plantae, a tener transporte activo.

Inmóviles: como explicábamos anteriormente, las plantas pueden desarrollarse y cumplir con todas las funciones vitales, pero no cuentan con movimiento propio.

Clorofila: se trata de la biomolécula verde presente en muchas plantas debido a la presencia de los cloroplastos en sus células. Su presencia es imprescindible para el proceso de la fotosíntesis, ya que el magnesio contenido en su anillo de porfirina se encarga de absorber la luz, mientras que su cadena de fitol con propiedades hidrófobas, cumple la función de hacer que la clorofila permanezca integrada en la membrana fotosintética.

Autótrofas: pertenecen a esta categoría porque se alimentan por sí mismas. Cada planta se encarga de elaborar su propia materia orgánica tomando elementos de la naturaleza y transformándolos en alimento. Para ser más específicos, en el caso de las plantas, estas toman la luz y el dióxido de carbono y lo convierten en clorofila, la biomolécula que les permite desarrollarse.

Divisiones del reino plantae

Existen varias formas de clasificar al reino Plantae. En esta oportunidad veremos las que tienen que ver con su reproducción y con su ciclo de vida. Aunque debido a su complejidad a nivel taxonómico, desarrollaremos un tema específico que abarque en profundidad una clasificación más exhaustiva de las plantas.

Plantas con Semillas y sin Semillas

Con Semillas o plantas con flores: dentro de este grupo del reino plantas están las gimnospermas (la flor no es vistosa), las cuales tienen semillas desnudas que suelen generarse dentro de un cono, como es el caso de las coníferas, y las plantas angiospermas (con flor vistosa), contienen las semillas dentro de un fruto. Ambos tipos de planta se reproducen de forma sexual, igualmente presentan raíz, tallo, hojas y flores, aunque las gimnospermas no disponen de verdaderos frutos.

Sin Semillas o plantas sin flores: en este grupo encontramos a los helechos y musgos, los cuales no tienen flores y, por ende, su reproducción es asexual a través de esporas, pero también cuentan con una fase sexual. Las mismas son células de reproducción que genera la planta en el envéz de la hoja, una vez pasado el estado de hibernación o latencia. Cuando llega el momento preciso, las esporas caen a la tierra y generan una nueva planta. La reproducción sexual de estas plantas tiene lugar en los casos en que la planta presenta filamento de color verde, ya que este produce gametos masculinos y femeninos. A través del agua, los gametos masculinos fecundan a los femeninos y forman así las esporas.

Dentro del reino Plantae, los musgos y hepáticas son considerados briofitas o plantas no vasculares y el cuerpo está formado por rizoide, caulidios y filidios. Los helechos son vasculares, se denominan pteridofitas y cuentan con raíz, tallo y hoja.

Plantas vivaces y florales

La ciencia que estudia las plantas propiamente dichas se llama Botánica, y esta nos ha legado otra forma de dividir al reino plantas o reino Plantae que consiste en tomar en cuenta su ciclo de vida. Por un lado tenemos a las plantas vivaces y por otro a las anuales o florales.

Plantas vivaces: son aquellas que viven un mínimo de dos años y se las cultiva para que formen parte del paisaje del jardín durante todo el año. Dan flores entre una y cuatro veces al año, dependiendo de la especie. Por ejemplo, una azalea doble da flores entre tres o cuatro veces en el año, mientras que una azalea simple lo hace sólo en el preámbulo de la primavera.

Plantas anuales o florales: también conocidas como plantas de estación, estos ejemplares del reino plantas, en lo que se refiere a ornamentación, cumplen su función de adornar durante aproximadamente seis meses a un año.