Taxonomía vegetal – clasificación de las plantas terrestres

Taxonomía vegetal, clasificación de las plantas
Taxonomía vegetal, clasificación de las plantas
© Paradais Sphynx

Introducción a la taxonomía vegetal

La taxonomía es la ciencia de la clasificación, se encarga de dar los nombres y colocar en categorías a los organismos. La primera forma de clasificación de las plantas o taxonomía vegetal que se ha encontrado era una guía de plantas medicinales hallada en Sumeria en el año 2.700 A.C, posteriormente Aristóteles clasificó plantas y animales por su forma y función, luego Teofrásto clasificó las plantas por su forma de crecimiento en árboles, arbustos y hierbas. Carl Von Linné propuso la clasificación como se conoce actualmente, escribió Species Plantarum en el que se identificaron y clasificaron más de 7000 especies de plantas.

El código internacional de nomenclatura botánica es el código que reúne las reglas y normas utilizadas en la taxonomía vegetal, la nomenclatura utilizada suele ser la binomial, donde la primera palabra se refiere al género y la segunda a la especie.

En la taxonomía vegetal existen diferentes criterios de clasificación, todo depende de su autor, en este estudio se aborda de manera comprensible y tradicional, sin entrar en discusión.

Taxonomía vegetal y el reino Plantae

El reino Plantae se refiere a los seres vivos pluricelulares y fotosintéticos (obtienen sus nutrientes al transformar sustancias simples inorgánicas en sustancias complejas y orgánicas con la energía del sol).

Este reino está dividido en briófitas o plantas no vasculares y traqueófitas (cormófitas) o plantas vasculares. También incluiría ciertas algas, aunque no las tenemos en cuenta puesto que serán objeto de estudio más adelante.

Briófitos o plantas no vasculares

En esta división de la taxonomía vegetal se encuentran los musgos, hepáticas y antoceros, se caracterizan por no poseer un sistema vascular desarrollado para el transporte de agua y nutrientes, necesitan agua en estado liquido para su fecundación y son haplo-diplontes.

Musgos

Son organismos muy primitivos que aparecieron hace 350 millones de años, suelen ser pequeños o rastreros, no poseen raíces, hojas o tallos verdaderos, tampoco producen flores o semillas, se reproducen por esporas.

Hepáticas

Las hepáticas se caracterizan por ser plantas pequeñas, suelen crecer en lugares húmedos y sombríos. A diferencia de los musgos presentan rizoides unicelulares, suelen tener los filoides (falsas hojas) en tres filas.

Antoceros

Los antoceros constituyen un grupo pequeño de plantas primitivas, se encuentran en todo el mundo en sitios húmedos y preferiblemente cálidos, presentan alternancia de generaciones con un gametofito haploides y un esporofito diploide. Mantienen simbiosis con algas y hongos.

Traqueófitas o plantas vasculares

En esta división de la taxonomía vegetal se encuentras las plantas que tienen organizado un tejido conductor interno especializado, compuesto por xilema y floema, esta característica de poder movilizar el agua al tejido vascular les permitió liberarse de la dependencia al agua para reproducirse y que colonizaran terrenos secos.

Son haplo-diplontes, con gametofito y esporofíto adulto, pero el que tiene mayor grado de desarrollo es el esporofito que es donde se desarrollan los tejidos y los órganos.

Las plantas vasculares se dividen en pteridófitas y espermatófitas

Pteridófitas

En la taxonomía vegetal existe una división que engloba a los helechos y plantas afines, las pteridófitas son plantas vasculares, es decir, que tienen un sistema desarrollado para el transporte de agua y nutrientes, compuesto por un xilema primitivo constituido por traquéidas y un floema primitivo compuesto por células cribosas. Los pteridófitos más conocidos son los helechos.

Espermatófitas o fanerógamas

Son las llamadas plantas con flores y semillas, que poseen raíz, tallo y hojas verdaderas, otra de sus características es su ramificación axilar y la producción de madera.

En éstas, el gametofito vive encerrado en el óvulo (gametofito femenino) o en el polen (gametofito masculino), en una estructura llamada flor, al unirse los dos gametofitos se produce la semilla.

Desde el punto de vista de la taxonomía vegetal se divide en dos subclados, las angiospermas y las gimnospermas.

Gimnospermas

Son plantas vasculares productoras de semillas desnudas, sus semillas no se forman en un ovario cerrado, su flor tiene la semillas expuesta, por esta razón no tiene fruto. Las plantas más conocidas de este grupo son las coníferas como los pinos.

Tienen una amplia distribución y dominan en muchas regiones frías y árticas, entre las gimnospermas se encuentran las plantas más longevas y altas de la naturaleza. Estas plantas tardan mucho en reproducirse y la gran mayoría son polinizadas por el viento.

Angiospermas

Este grupo contiene las plantas con flores que tienen pétalos, sépalos, carpelos y estambres. Al reproducirse su polen va a los estigmas, una vez fecundado y madurado, el fruto contiene las semillas encerradas en este.

Es un grupo muy diverso que se caracteriza por una gran cantidad de hábitos y han colonizado casi todos los hábitats disponibles.

Su diversidad de especies es mayor en las zonas húmedas tropicales, disminuyendo en las zonas frías, donde dominan las gimnospermas.

Producen la mayor cantidad de plantas comestibles para el hombre, así como materias primas y productos naturales.

Bibliografía

  • Buchot, E. (2018)
  • Michael, G. (2010)
  • Stevens, P. (2001)