Plátano (Musa spp), cuidados de la planta. Propiedades del plátano

Plátano, musa spp
Plátano, musa spp

Características de la planta del plátano (Musa spp.)

El género Musa spp. perteneciente a la familia Musaceae, ha experimentado evolución en el tiempo, existiendo aproximadamente 300 especies. No obstante, solamente alrededor de 20 son comercializadas, siendo las más comunes: Musa Cavendish, que comprende las variedades o tipos de banana y Musa x paradisiaca (Sin. Musa x sapientum), que engloba las variedades de plátano verdadero. Musa x paradisiaca es un híbrido resultante del cruce entre Musa acuminata (plátano silvestre comestible) y Musa balbiciana (variedad no comestible).

En la actualidad, tanto el plátano como la banana son cultivados en regiones tropicales y subtropicales a nivel mundial y ocupan el cuarto lugar de la lista de cosechas grandes, después de la uva, los cítricos y la manzana.

Descripción

En términos generales, la planta del plátano es exótica y le concede una apariencia tropical a los jardines, además de producir gran cantidad de frutos.

Presenta un rápido crecimiento, es carnosa, herbácea y perenne. Según la variedad, puede alcanzar una altura entre 3 y 7 m. Crece partiendo de un rizoma grande, almidonoso y subterráneo, formado cerca de la superficie del suelo. La planta del plátano no posee un verdadero tallo sino uno aparente, constituido por pecíolos de hojas carnosas, curvadas y cilíndricas, distribuidas en espiral y repartidas en paquetes concentrados, con las hojas viejas ubicadas en el exterior y las jóvenes en el centro de la planta. Finalmente se configura una inflorescencia terminal que posteriormente produce los frutos. El tallo muere después del surgimiento de flores y frutos; sin embargo, el rizoma de la planta del plátano continúa desarrollándose.

Dispone de un sistema radicular constituido por un rizoma central de cuya base surgen numerosas raíces y se desarrollan varias yemas; de éstas nacen hijuelos que al crecer producen nuevas plantas de plátano. Raíces superficiales, cortas, cilíndricas y poco profundas, distribuidas en una capa de 30 a 40 cm, aunque la mayoría se encuentran entre los 15 y 20 cm. Blancas y tiernas al emerger, después se vuelven duras y amarillentas; su poder de penetración es débil. Por tal razón, la planta es sensible a la sequía y carece de suficiente estabilidad si hay vientos que soplen fuertemente.

Hoja del plátano

Las hojas del plátano son ovaladas, grandes, tienen una nervadura central que las divide en dos láminas, emergen por la parte superior del tallo y en su desarrollo pueden alcanzar hasta 3 m de longitud y 60 cm de ancho; poseen un pecíolo de 1 m o más de longitud y limbo elíptico alargado, levemente recurrente hacia el pecíolo, algo ondulado y glabro; logran extenderse, en promedio, de una a la semana en climas cálidos y húmedos. Verdes, no obstante, hay variedades que poseen manchas marrones y otras que en el haz son verdes pero en el envés son rojas y púrpura. Cuando el viento ocasiona la rotura de la hoja, los pequeños vasos continúan en funcionamiento. Antes de producirse la floración, salen entre 30 y 40 hojas.

Flores del plátano

Las flores del plátano son raras, exóticas, brotan de la punta del tallo central de la planta, en hileras, formando una espata púrpura que, al abrirse en forma secuencial, muestra las flores blancas y tubulares; cada grupo está envuelto por una bráctea gruesa, cerosa, púrpura por fuera y roja por dentro. Las flores femeninas ocupan las primeras 5 a 15 hileras; las centrales son asexuadas y las masculinas surgen al final del pedúnculo floral, que se curva hacia abajo debido al peso. Las flores masculinas caen luego de 24 horas de nacidas, dejando desnudo al pedúnculo floral, exceptuando una inflorescencia grande, púrpura y carnosa en la que están las flores masculinas que no han logrado eclosionar. Las flores tienen geotropismo negativo: sus tallos penden hacia abajo y ellas responden girando hacia arriba.

Cuidados en la plantación de plátano

En zonas frías debe ser protegida la planta, puesto que el plátano se desarrolla mejor a pleno sol; una temperatura de -15 ºC ocasiona la inhibición y paralización de su crecimiento, especialmente en variedades de hojas púrpura y rosa, que poseen mayor sensibilidad al frío; las heladas causan deterioro de las hojas del plátano; una temperatura constante de -4 ºC produce daños a los rizomas subterráneos, para su protección se puede cubrir el tronco y aplicar un mantillo.

No plantarla en arena fina; el pH del suelo debe ser ligeramente ácido (sin llegar a 5), si no fuera así, se requiere adicionar cal; la planta del plátano no soporta bien las condiciones marítimas; se aconseja una humedad regular en períodos secos largos para la transpiración de raíces poco profundas y hojas; demasiada agua puede ocasionar la podredumbre de las raíces y la muerte de la planta plátano. Durante la poda es importante retirar todos los hijuelos, exceptuando al tallo central hasta la floración y después permitir el crecimiento de uno o dos hijuelos más, vigorosos, saludables y anchos para lograr nueva fructificación. Una vez recogidos los plátanos es aconsejable podar los tallos de frutos.

Propiedades del plátano. Beneficios para la salud

Plátano, propiedades y beneficios
Plátano; propiedades y beneficios

El plátano contiene: 23% de carbohidratos, 1% de proteínas, 0,5% de grasas sin colesterol, elevado nivel de azúcar natural, alta cantidad de fibra; buena proporción de vitamina B6, riboflavina, ácido fólico y vitamina C; algo de vitamina A, excelente cantidad de potasio, manganeso y magnesio; algo de cobre y trazas de otros minerales.

Es muy energético. El potasio presente en el plátano contribuye a oxigenar el cerebro, regular los latidos del corazón y la cantidad de agua del cuerpo. El consumo de plátano permite mejorar la actividad mental, reducir el riesgo de presión alta y de aparición de derrame cerebral; su contenido de fibra favorece la digestión, reduce el estreñimiento, detiene la diarrea; además, mejora las úlceras intestinales, la acidez y los cólicos; restituye los niveles de azúcar; la vitamina B6 también presente en el plátano sirve para el control de los niveles de glucosa en sangre, combatir infecciones y mejorar el humor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *