Brócoli, Brassica oleracea var. Italica, cultivo, beneficios y propiedades

Brócoli, Brassica oleracea var. Italica

Brassica oleracea var. italica o mejor conocida como brócoli, es una hortaliza cuyo cultivo es relevante para la alimentación del ser humano, por el elevado valor nutricional que posee. Es oriunda del Asia Central y de las costas de la parte oriental del Mediterráneo. Su inflorescencia en estado prefloral es la parte comestible en forma ensaladas, sopas, conservas y también en encurtidos.

El brócoli es el tema de estas líneas, en las cuales se detallan sus características taxonómicas, morfológicas, de cultivo, así como su composición nutritiva, propiedades y beneficios.

Características taxonómicas

El brócoli es un organismo que pertenece taxonómicamente al reino Plantae, filo Tracheophyta, clase Magnoliopsida, orden Brassicales, familia Brassicaceae, fénero Brassica. Es una de las doce variedades de la especie Brassica oleracea, que posee otros sinónimos como Brassica marítima y Crucifera brassica. Su nombre científico completo es Brassica oleracea var. italica.

Comúnmente posee otros sinónimos como: brécol o bróculi en español, broccoli, calabrese, winter broccoli o sproting broccoli en inglés, brokkoli en alemán y chou brócoli en francés.

Caracteres morfológicos de la planta Brassica oleracea var. italica

La planta del brócoli presenta una serie de caracteres morfológicos que los distinguen de otro tipo de vegetales, entre ellos:

Raíz

El órgano de sujeción y absorción de esta variedad de B. oleracea es de tipo pivotante (también llamada axonomorfa), es decir, con un eje central y principal del que parten ramificaciones y raíces superficiales, las cuales pueden extenderse hasta 60 cm alrededor del tallo.

Tallo

El tallo es el órgano de sostén de la inflorescencia, es de consistencia herbácea, derecho, corto en longitud, pero grueso, con medidas que oscilan entre 3 a 6 cm de ancho y de 20 a 50 de largo.

Hojas

Su filotaxis es alterna en el tallo, su coloración es verduzca, pero oscura, erectas, con peciolo y una nervadura central bien acentuada, además pueden contener o no estípulas. La lámina es amplia, rizadas y se dividen en lóbulos irregulares, los bordes posee morfología de onda. Los entrenudos en el tallo son cortos, por lo que las hojas poseen aspecto de roseta. Estas estructuras fotosintéticas poseen grandes dimensiones (entre 50 cm de longitud y 30 de anchura) y se pueden encontrar en números variables que oscilan entre 15 y 30 aproximadamente.

Flores

Éstas estructuras están agrupadas en forma de inflorescencias, de tipo cimosas, las cuales en su estado prefloral, como una masa compacta hipertrofiada de morfología globosa, color verde, gris o hasta morado y la cual constituye la parte comestible para los humanos. El diámetro aproximada de la inflorescencia principal del brócoli oscila los 30 cm, mientras que los rebrotes laterales suelen ser más pequeños (generalmente no sobrepasan de 10 cm).

Las unidades florales después de desarrolladas, son de coloración amarilla, integradas por pétalos libres, en número de 4 y dispuestos en cruz, con un androceo conformado por 6 estambres con anteras con 2 lóbulos (bilobuladas), el gineceo contiene un estilo simple, un estigma de aspecto capilado y un ovario ubicado en forma súpera.

Fruto

El fruto es seco y dehiscente, de tipo silicua, con dos valvas y un eje central que contiene entre 3 a 8 semillas. La tonalidad de su fruto es verde oscura y posee una longitud que oscila entre 3 a 4 cm.

Semillas

Las semillas son de morfología redonda, de color oscuro, con un tamaño reducido, generalmente de 2 a 3 mm. La capacidad germinativa puede permanecer hasta por un periodo de 4 años.

Cultivo y crecimiento del brócoli

El crecimiento y desarrollo apropiado de Brassica oleracea var. italica amerita climas fríos con alta humedad (óptima 80%, mínima 70%), con una temperatura ideal que oscila entre 12 y 16°C y una mínima tolerante de 5°C, por encima de los 20° se pierde la calidad del producto al generarse brócolis menos compactas y ya 0° se paraliza el crecimiento.

Para la inducción floral también requiere bajas temperaturas, ya que se caracteriza, al igual que otras variedades de ser una planta vernalizante obligada por lo general, aunque existen cultivos que son facultativos en este aspecto. El cultivo de esta hortaliza se da entre los 2200 y los 2800 msnm.

Los suelos más apropiados para Brassica oleracea var. italica deben poseer un pH cercano a la neutralidad, ya que es un vegetal poco tolerante a la acidez, además deben contener materia orgánica en grandes proporciones y una buena retención de agua.

Las plagas que atacan a estos cultivos de brócoli son variadas, entre ellas se encuentran: lepidópteros (como Pieris brassicae, Mamestra brassicae, Hellula undalis), pulgones (como Brevicoryne brassicae), dípteros (como los de los géneros Chortophila, Ilemia, Delia, Phobia), nematodos (como Heterodea cruciferae), caracoles (Helix), babosas (Agriolimax), conejos, liebres, roedores, entre otros.

Entre las enfermedades más comunes están las producidas por los hongos Peronospora brassicae (mildiu de las crucíferas) y Plasmodiophora brassicae (hernia de las crucíferas), también las bacterianas ocasionadas por los géneros Xanthomonas, Pdeudomonas, Erwinia, Rhodococcus, o las virales la que causa el amarilleo necrótico del brócoli, en la cual el agente patógeno es transmitido por el pulgón Brevicoryne brassicae).

Composición, propiedades y beneficios del brócoli

La composición química que el brócoli posee lo hace relevante para el consumo humano por su elevado valor nutritivo que genera beneficios a la salud. Entre estos compuestos de importancia tenemos líquido vital (agua) que es el componente mayoritario, además de contener proteínas, carbohidratos, lípidos, fibra, vitaminas y elementos minerales.

Entre los nutrientes vitamínicos se encuentran (en orden de proporción): la C o ácido ascórbico, A, B3 o niacina, B6 o piridoxina, B2 o riboflavina y B1 o tiamina. Mientras que entre los minerales están: potasio, fósforo, calcio, sodio, magnesio, hierro y zinc, también en orden de proporción.

Todos los componentes anteriormente mencionados proporcionan propiedades satisfactorias para la salud y la prevención de padecimiento y enfermedades. Brassica oleracea var. italica previene cataratas, el estreñimiento, la diabetes (al regular la insulina y el contenido de azúcar sanguíneo), enfermedades cardiovasculares, a la vez que se le han atribuido propiedades antivirales, diuréticas, antianémicas, laxantes y depuradoras.

El brócoli es controlador de la obesidad, mejora el padecimiento de gota, contribuye en la coagulación sanguínea y posee acción positiva sobre el funcionamiento del sistema inmunológico. Además se han encontrados grandes cantidades de una sustancia con facultades anticancerígenas, el sulforafano.

Biografía consultada

  • Bauxiali, C.; Maroto, J. (2016).
  • Coello, G. (2005).
  • Fernández, M. (2012).
  • Jaramillo, J.; Aguilar, P.; Valencia, C.; Saldarriaga, A.; Martínez, A.; Forero, C.; Arguello, O.; Franco, G. (2016).
  • Puenayan, A.; Córdoba, F.; Unigarro, A. (2010).
  • Warwick, S.; Francis, A.; Al-Shehbaz, I. (2020).