Cebolla, Allium cepa, cómo es, beneficios y propiedades de su consumo

Cebolla, Allium cepa

Allium cepa, cebolla, es una planta cuyo génesis se ubica en la parte central de Asia. Su cultivo posee referencias antiguas que datan de aproximadamente 3200 años a.C, por su importancia ocupa el segundo lugar de las hortalizas del mundo, además de apreciarse por su valor nutricional.

Los mayores productores en todo el globo son China, India y EEUU. A continuación la descripción de este vegetal, desglosando su taxonomía, características, así como las propiedades y beneficios de su ingesta.

Taxonomía de la cebolla

La cebolla es un organismo perteneciente al reino Plantae, división Tracheophyta, clase Liliopsida, orden Asparagales, familia Amarillidaceae, género Allium, especie Allium cepa.

Allium cepa posee otros nombres a nivel científico considerados sinónimos, entre ellos: Allium angolense, Allium aobanum, Allium commune, Allium cumaria, Allium sculentum, Allium napus, Allium nigritanum, Allium paciflorum, Allium salota, Ascalonicum sativum, Cepa rubra, Cepa alba, Cepa pallens, Cepa sculenta, Porrum cepa.

Popularmente se le denomina también: cebolla cabezona, cebolla común, cebolla silvestre, cebolla de bulbo, cebolla murciana, entre otros.

Características generales de la planta Allium cepa

Allium cepa es un vegetal con un ciclo bianual, los caracteres generales de la morfología de la planta son los siguientes:

Tamaño

La cebolla es una hortaliza con un tamaño aproximado de 35 cm de altitud y entre 1,5 y 2 cm de diámetro.

Sistema radicular

El sistema radicular se encuentra integrado por abundantes raíces delgadas (entre 0,5 2 mm de diámetro) y de color blanco. Carecen de profundidad, es decir, son superficiales, ya que no sobrepasan los 30 cm de longitud. Solo posee una raíz primaria, por lo que su sistema radicular en su mayoría está conformado por raíces adventicias que de forma continua se van reemplazando por nuevas.

Tallo

El tallo es una parte constituyente del bulbo de Allium cepa, ubicada en la base de este, tiene forma de disco aplanado, con nudos y entrenudos cortos, muy reducido. De su yema apical se puede generar un tallo floral, también llamado escapo, el cual es derecho, hueco y mide aproximadamente entre 80 y 150 cm de longitud que va a servir de sostén a la estructura reproductiva. Una planta puede contener desde 1 a varios escapos, generalmente hasta 12.

Hojas

Las hojas emergen a partir de los nudos y entrenudos del tallo de la cebolla, contienen dos partes bien diferenciadas, una basal y una terminal.

La parte basal de las hojas de Allium cepa también forman el bulbo (aparte del tallo), constituyendo las túnicas de éste (denominados catafilos o hipsófilos), las exteriores son delgadas, membranosas con función protectora y las internas engrosadas y carnosas, ya que cumple la importante tarea de acumular sustancias de reserva. La coloración del bulbo está determinada por las túnicas exteriores o catáfilas protectoras. La lámina o tela transparente se ubica entre dos túnicas o catáfilos.

Los filodios representan la parte terminal de las hojas, son de color verde y con función fotosintética, son largos, huecos (ya que presenta los márgenes foliares soldados), redondos, lanceolados y dispuestos de forma alterna. Las hojas están cubiertas de una capa protectora frente a las enfermedades que es de naturaleza cerosa.

Bulbo

El bulbo surge por el engrosamiento de las catáfilas u hojas basales (tantos las exteriores como las interiores), que permiten a la planta acumular sustancias de reservas, y como ya se ha mencionado el tallo también forma parte de él. Posee morfología y colores diferentes, los cuales pueden ser cónicos, achatados, deprimidos, fusiformes y globosos en relación a su forma; en cuanto al color, blancos, amarillos, rojizos, púrpura o hasta cobrizo, dependiendo de la variedad.

Estructura reproductiva

Formada por una inflorescencia de tipo umbela simple, integrada por múltiples flores hermafroditas o bisexuales (entre 50 a 2000). Las flores de la cebolla son protándricas (libera el polen antes de que el estigma se encuentre receptivo, en un intervalo diferencial de 24 horas), fenómeno que propicia la polinización cruzada, de igual forma se fecundan por artrópodos de tipo insectos (polinización entomófila), también se ha reportado la anemófila. Cada flor está formada por 6 tépalos de color entre blanco y verde (dispuestos en dos series de tres), 6 estambres de mayor longitud que los tépalos, 1 gineceo con tres carpelos y un ovario súpero con 3 lóculos (trilocular) y 2 óvulos por lóculo.

En la punta del escapo de la cebolla se encuentra una bráctea envolvente, que al abrirse libera a la inflorescencia para que se produzca la polinización. Las flores también poseen nectarios localizados en las axilas de los estambres inferiores.

Fruto y semillas

El fruto de Allium cepa es seco, de tipo cápsula, conformado por tres lóculos, que albergan de 1 a 2 semillas cada uno. Las semillas poseen el tegumento de color negro, aspecto rugoso y son pequeñas, con un tamaño aproximado de 4 x 2 mm.

Propiedades y beneficios de la cebolla

El bulbo de Allium cepa está integrado a nivel bioquímico por moléculas cuya ingesta es favorable a la salud humana. Mayormente lo compone el agua, necesaria para hidratar y mantener el contenido hídrico del cuerpo, también proporciona fibra, hidratos de carbono, poco contenido proteico y lipídico. La cebolla suministra algunos micronutrientes como vitaminas y minerales. Los minerales como el potasio, el sodio y calcio, están en mayores niveles cuantitativos y en menores el fósforo, hierro y selenio. Entre las vitaminas destaca la C, pero también aporta niacina, B6, riboflavina y tiamina.

Es una fuente importante de compuestos bioactivos como los fructanos con capacidades prebióticas, los compuestos azufrados que les confieren las características aromáticas y saborizantes, además de contribuir a prevenir enfermedades relacionadas al sistema circulatorio y cardiovascular, ya que reduce la cantidad lipídica en sangre, así como el colesterol y posee actividad antiplaquetaria, además de contener compuestos fenólicos con acentuadas propiedades antioxidantes, sobresaliendo la presencia de quercetina, pero su contenido es diferente en base a las variedades de cebolla, así como a factores externos relacionados con los procesos agrotécnicos, ambientales y el estado de maduración.

Allium cepa también beneficia otros sistemas como el muscular y nervioso.

Autores consultados:

Enciso, C.; Vera, P.; Santacruz, A.; González, J. (2019).
Galmarini, C. (2011).
García, E. (2017).
Govaerts, R. (2017).
Jerez, A.; Díaz, R.; Vargas, M.; Ramírez, N.;
Mera, N. (2014).
Moreira, A.; Hurtado, G. (2003).
Vergel, M.; Martínez, J.; Zafra, S. (2016).