Endivia (escarola), Cichorium endivia, beneficios y propiedades. Cultivo

Endivia,  escarola, Cichorium endivia

La endivia (escarola), Cichorium endivia, es una hortaliza originaria de la parte oriental de la India, valorada por sus hojas en diversas partes del mundo, cuyo consumo se realiza en forma de ensaladas, con beneficiosas propiedades para la salud del ser humano, gracias a su contenido de vitaminas, minerales y moléculas bioactivas. En este artículo se describe este vegetal, desglosando su taxonomía, características morfológicas, del cultivo y las propiedades y beneficios de su inclusión en la dieta.

Taxonomía de la endivia

Taxonómicamente la escarola pertenece al Reino Plantae, División Tracheophyta, Clase Magnoliopsida, Orden Asterales, Familia Asteraceae, Género Cichorium, Especie Cichorium endivia, cuyos sinónimos a nivel científico son Cichorium crispum y Cichorium esculentum. Posee como taxón infraespecífico a la variedad Cichorium endivia var. roborovskyi. Se conoce con el nombre popular de escarola, escarola crispa, lisa o también rizada.

El nombre del género proviene de la palabra griega “kichoria”, de “kio” que significa caminar y “choríon” camino para hacer referencia al común crecimiento que tienen en campos y bordes de caminos. La etimología de endivia se piensa que puede provenir de la palabra egipcia “tybi” que se traduce como enero, por el mes en que se cultiva este vegetal.

Características morfológicas de Cichorium endivia

La endivia es una hortaliza anual o bianual que oscila entre los 0,5 a 1.5 m de altura, cuyos caracteres morfológicos son los siguientes:

Raíz

La raíz es de tipo pivotante, con algunas subdivisiones o ramificaciones secundarias, es corta, apenas puede llegar hasta los 25 cm de profundidad.

Tallo

El tallo es corto durante el crecimiento vegetativo, pero en el reproductivo se prolonga y ramifica hacia el ápice para sostener la inflorescencia, puede llegar a alcanzar hasta los 100 cm de altura.

Hojas

Las hojas están organizadas tipo roseta pero sin llegar a estructurarse como un cogollo como tal. Las láminas foliares tanto basales como caulinares son de apariencia similar, cuyo nervio medio es de color blanco, con cierta anchura, carentes de espinas y pubescencia, son enteras, runcinadas o hasta pinnatisectas. Estas láminas cuentan con un tamaño aproximado de 25 a 40 cm de longitud por 10 a 18 cm.

Flores

Agrupadas en forma de inflorescencia, de tipo capítulo o cabezuela, de morfología discoide, es sésil, solitario y axilar. El involucro de la endivia es cilíndrico a hemisférico, con dos series de filarios, el receptáculo es plano y desnudo. Las flores son de coloración azulada o púrpura, bisexuales o hermafroditas, con forma lingulada, anteras sagitadas o caudadas y estilos pilosos. La endivia o escarola es una planta autocompatible, sus flores pueden medir generalmente hasta 20 mm de longitud.

Fruto

como en otras asteráceas es un aquenio de pequeño tamaño, con morfología variable, generalmente ovoides o cilíndricos, con la punta o ápice truncado. Este fruto posee como característica un papus escamoso, cuyas escamas son cortas, 2 seriadas y de color blanquecino.

Cultivo de la endivia o escarola

La escarola es un vegetal de climas templados, por lo que su desarrollo óptimo se realiza a una temperatura que va desde los 16°C hasta los 20°C, con un máximo de 30°C, posee gran resistencia a las bajas temperaturas, soportando un mínimo de -6 °C pero por lapsos cortos de tiempo. Para la germinación de la escarola el panorama es similar, con un valor ideal de 20°C, usualmente entre 18°C y 20°C, en los que la planta logra germinar entre 5 y 10 días, pero en general, el rango de tolerancia es variable, desde los 5°C hasta los 25°C, reduciendo el porcentaje germinativo con bastante significancia ya a los 30°C, mientras que el cese se produce por encima de este valor, en el cual se entra en un periodo de termodormancia.

Las condiciones de suelo necesarias para la endivia son variables, ya que se puede adaptar a diferentes tipos, pero prefiere para un mejor desarrollo aquellos que son frescos, con abundante contenido orgánico y con un excelente drenaje, ya que las características de su órgano de sostén la hacen una planta sensible a sequías, por lo que exige un riego adecuado para proporcionarle una correcta humedad, pero sin excederse, ya que los encharcamientos le generan daños radiculares y enfermedades. El pH idóneo para el cultivo de Cichorium endivia oscila entre 6,8 y 7,4, además que no tolera suelos ácidos.

El cultivo de la endivia puede verse afectado por algunas fisiopatías, plagas y enfermedades. Entre las fisiopatías de la escarola destaca el desorden fisiológico llamado tipburn, cuya causa está relacionada principalmente con una deficiencia de calcio y que provoca desecación de la parte marginal de las láminas foliares, generalmente las jóvenes.

Las plagas principales que atacan al cultivo de Cichorium endivia son insectos como los pulgones Muzus persicae, Macrosiphum euphorbiae, Aphis gossypii, los trips, los lepidópteros de los géneros Spodoptera, Plusia o Heliothis, las moscas blancas Bomicia tabaci y B. argentifolii, además de algunos caracoles y babosas.

Entre las enfermedades de la escarola tenemos algunas fúngicas como el mildiu (causado por Bremia lactucae), así como las podredrumbres gris (Botrytis cinerea), blanca (Sclerotinia sclerotium o Sclerotinia minor), de pie (Rhizoctonia solani), de cuello (género Pythium), así como bacterianas, como la mancha foliar (Xanthomona campestris), mancha de barniz (Pseudomona cichorii), raíz corchosa (Rhizomona suberifaciens), entre otras.

El cultivo de la escarola también puede verse afectado por enfermedades virales, entre las que resalta el moteado de Bidens, el mosaico amarillo del diente de león o el mosaico de la lechuga, entre otras.

Propiedades y beneficios del consumo de la endivia

Al igual que otras hortalizas la escarola está constituida mayoritariamente por agua (más del 90%), también posee proteínas, carbohidratos y fibra, pero su relevancia nutritiva recae principalmente en las vitaminas y minerales que la integran. Entre los minerales se encuentran el potasio, calcio, fósforo, sodio, hierro, manganeso, zinc. Entre las vitaminas destacan la A, los folatos, ácido ascórbico, tiamina, niacina y riboflavina. Además de poseer moléculas con funciones biológicas importantes como la inulina y la intibina responsables del sabor amargo, y que proporcionan propiedades gastrointestinales y estimuladoras del apetito.

La composición nutritiva de la escarola le confieren efectos benéficos para la salud humana, hidratantes, diuréticos, depurativos, laxantes, antioxidantes, propiedades cardiovasculares, inmunológicas, anticancerígenas, ideales para personas que padezcan anorexia, anemia, diabetes y recomendable también en mujeres embarazadas y niños en crecimiento.

Referencias

  • Calizaya, R. (2016).
  • Gromaz, A. (2016).
  • Hassler, M. (2020).
  • Herrera, A. (2016).
  • Hurell, J.; Bayón, N.; Delucchi, G. (2017).
  • Mentel, I.; Cieslik, E.; Sadowsk, A.; Rociek, A. (2015).