Luna, sus orígenes, características, fases y movimientos

luna
La Luna es un objeto del espacio que oscila alrededor del tercer planeta del sistema solar, la Tierra, es decir, que corresponde a su satélite natural, único y de gran tamaño, ubicada específicamente a una distancia media de 384 mil kilómetros de ésta, con un valor de 356.410 Km y 406.679 Km , en su punto más cercano y lejano, respectivamente.

La superficie de este satélite fue conocida gracias al estudio realizado entre los años de 1969 a 1972, por varios vuelos de la serie Apolo, en los que astronautas de origen norteamericano, pisaron su suelo y recogieron muestras. Además de varias misiones no tripuladas de Estados Unidos, la Unión Soviética, China o Japón, que han permitido conocer más sobre este satélite.

Teorías sobre su origen

Son heterogéneas y numerosas las hipótesis o teorías que se han planteado para tratar de comprender el génesis de este majestuoso satélite. De ellas, las más resaltantes y a su vez contradictorias son tres:

Teoría de la acreción binaria: afirma que la Luna y la Tierra se originaron al mismo tiempo, la Luna surgió de pequeñas partículas que fueron fusionándose hasta formarla.

Teoría de la captura: esta hipótesis describe a la Luna inicialmente como un planeta totalmente independiente en el sistema solar, y que fue la Tierra quien la capturó hasta sus alrededores.

Teoría de la fisión: teoría que describe los comienzos de la Luna como materia que fue escindida de la Tierra (cuando ésta todavía estaba en formación y estado fluido), materia que posteriormente fue solidificada. Dicha hipótesis es refutada debido a las diferencias en composición que presentan la Tierra y la Luna.

Características de la Luna

Los aspectos más destacados que describen a este cuerpo son los siguientes:

Dimensiones: es un satélite con un radio 1738 Km, por lo que su diámetro es de 3476 Km, con 1/81 de masa, si se le compara con la terrestre.

Superficie lunar: posee llanuras o mares (ya que Galileo les dios ese nombre al pensar que eran lugares cubiertos de agua), entre los más importantes tenemos al mar de la Tranquilidad, el de la Serenidad y el Oceanus Procellarum.

También cuenta con montañas que pueden alcanzar alturas elevadas de hasta 9140 m de elevación, como la cordillera Leibnitz. Tiene de igual forma cráteres muy abundantes, se calcula que existen más de 200 mil, muchos de los cuales se encuentran catalogados. Algunos cráteres pueden poseer prolongaciones a su alrededor llamadas rayos, como por ejemplo, las que tiene el cráter Tycho con una anchura media de 16 Km y varios cientos de Km de largo.

Atmósfera: este cuerpo no posee atmósfera, por lo que su temperatura está sometida a drásticos cambios, durante el día es muy caliente, llegando a alcanzar aproximadamente los 107°C y durante la noche la situación se invierte llegando a ser muy fría de hasta -173°C.

Densidad: de 3,34, cifra por encima que la de los cuerpos planetarios gigantes, exteriores o gaseosos.

Órbita: al igual que su planeta, elíptica, con un valor de excentricidad de apenas 0,05. Además está inclinada 5 grados con relación a la terrestre.

Gravedad: se ubica por debajo que la de su cuerpo planetario, a un sexto, es decir, 1/6 como valor aproximado.

Luz: se encuentra totalmente desprovista de luz propia y solo es capaz de reflejar la luz que recibe de la estrella, el Sol. Por este motivo, siempre posee un hemisferio iluminado y otro inmerso en la oscuridad. Pero, posee un albedo pequeño, uno de los más bajos del sistema solar, ya que solo refleja un 7% de la luz recibida.

Estructura interna: posee tres estructuras que son: una corteza de alrededor de 80 m de grosor, un manto (intermedio) y un núcleo de menores proporciones, con una zona central que alcanza altas temperaturas (1100°C).

Campo magnético: no.

Fases de la Luna

Se conoce como fases de la luna a los distintos aspectos que presenta en la observación desde la Tierra, dichas fases vienen explicadas por las variaciones en las posiciones de ésta con respecto a la Tierra y al astro solar.

La frecuencia del ciclo completo que engloba a todas las fases es de 29 días, 12 horas y 44 minutos, período de tiempo que se denomina mes lunar, lunación o revolución sinódica.

Las distintas fases o aspectos que posee este satélite son cuatro principales:

Luna nueva: ocurre cuando el satélite se localiza entre el astro rey y la Tierra, razón por la cual, no se observa su cara iluminada, es decir, que no la visualizamos.

Cuarto creciente: es cuando se presenta como medio disco iluminado y la otra mitad oscura, la orientación de cada parte depende de si la observación es desde el hemisferio norte o sur de la Tierra. Esto comienza a ocurrir después de la Luna nueva, aproximadamente a los dos días (en esta etapa también se llama luna creciente) y termina más o menos a los siete días, con el cuarto creciente ya completamente formado.

Luna llena: se visualiza como un disco resplandeciente que ocurre alrededor de una semana después del cuarto creciente. El satélite en esta fase se ubica más distante del Sol.

Cuarto menguante: se observa de igual manera con medio disco iluminado y medio oscuro, pero en sentido inverso al cuarto creciente. Ocurre alrededor de siete días, es decir, una semana después de la Luna llena.

Movimientos de la Luna

Realiza dos movimientos principales que son el de rotación sobre sí misma y el de traslación alrededor de la Tierra, en ambos la frecuencia es la misma, de 27 días y 8 horas, período que se conoce también como rotación sidérea. Esta igualdad de frecuencia es la responsable que desde la Tierra se observe siempre la misma cara de la superficie lunar.

Pero gracias a las oscilaciones durante estos movimientos, que son producidas debido a las características orbitales que presenta este satélite, se logra observar desde la Tierra un 59% de su superficie después de un ciclo completo (y no solo el 50% que era de esperarse), dichas oscilaciones se conocen como libración.

Además de la traslación realizada sobre la Tierra, también efectúa una traslación alrededor de la estrella del sistema solar o Sol.

Biografía consultada

  • Corti, M. (2009)
  • Cultural. (2009)
  • Duque, G. (2009)
  • Iglesias, R. (2007)
  • Kriner, A. (2004)