Mareas, por qué se producen, sus diferentes tipos

Mareas

¿Qué son las mareas?

El término mareas hace referencia, de forma habitual, a los procesos regulares de desplazamientos periódicos que sufren las aguas del planeta, tanto en sentido vertical (de ascenso y descenso), como en horizontal (aunque estos últimos suelen ser menos percibidos, sobre todo en alta mar).

Estos procesos regulares de las aguas surgen principalmente por efecto de las fuerzas gravitatorias de otros cuerpos del sistema solar, como son la Luna y el Sol, sobre un planeta Tierra en rotación. Aunque existen otros factores que colaboran en su origen, la atracción gravitacional ejercida por estos astros equivale a aproximadamente el 98%.

Este término también se utiliza para la acción gravitatoria que se ejerce sobre el resto de la tierra, como en la litosfera (mareas sólidas) y en la atmósfera, y no solo en las aguas. Pero en los siguientes párrafos se trata sobre las mareas de la hidrosfera.

Existen aparatos que permiten registrar los niveles de las aguas, se llaman mareógrafos. Dichos artefactos envían sus registros hacia una central para su procesamiento, así se logran construir gráficos de los niveles de las aguas en el tiempo, que contribuyen a mejorar las predicciones de las mareas en determinadas zonas geográficas, por tratarse de un proceso complejo, afectado por diversas causas, y que para establecer rutas de navegación seguras son de vital importancia.

Principales definiciones relacionadas con las mareas

Como las mareas involucran cambios, se utilizan diferentes definiciones para hablar de algunas de sus peculiaridades. Si las aguas se elevan hasta el máximo pico o punto más alto se le conoce también como pleamar, es decir, marea alta. En contraposición a este término, cuando las aguan se ubican en su punto más bajo o mínimo, se dice que está en bajamar.

La diferencia entre estos dos puntos, es lo que se define como amplitud de marea, o carrera de marea como su sinónimo, es decir, la diferencia entre la pleamar y la bajamar.

El repunte de marea es aquel instante de tiempo en el que no se evidencia desplazamiento del nivel de las aguas, bien sea durante el máximo (pleamar) o el mínimo (bajamar).

Las corrientes de marea son los desplazamientos de forma horizontal que efectúan las aguas. El estudio de este aspecto es más complicado que el de los movimientos verticales de ascenso y descenso, puesto que existen algunas variables locales (como por ejemplo, la forma y profundidad de las costas, los vientos) que lo afectan y que dificultan por lo tanto su predicción. En mar abierto, estos movimientos son menores, pero en zonas costeras, son mayores, llegando incluso a provocar grandes problemas para las embarcaciones.

Factores que generan variaciones en las mareas

La amplitud o carrera de la marea no es constante, y viene regulada por los fenómenos de posición de los astros, Luna, Sol y Tierra. De esta manera, en las mareas intervienen los siguientes factores que generan variaciones en ella:

Fase lunar

La amplitud mareal es afectada en virtud de la fase en la que se encuentre el satélite lunar, por la alineación que presentan los cuerpos celestes.

En el momento en que la Luna está en fase de llena o nueva, conjuntamente denominadas posiciones de sicigia, donde el Sol, la Tierra y su satélite se encuentran alineados, las atracciones gravitatorias ejercidas por la estrella solar y el satélite lunar actúan de forma conjunta, originando amplitudes mareales superiores. En estas fases se producen mareas vivas o también llamadas de sicigias.

Por su parte, cuando la Luna se visualiza en fase de cuarto menguante o cuarto creciente (denominadas de cuadratura), las posiciones de los astros involucrados forman un ángulo recto, las atracciones gravitacionales sobre las aguas son perpendiculares, y cada fuerza contrarresta a la otra, generando amplitudes mareales menores. En estas etapas, se utilizan los términos de marea muerta o su sinónimo marea de cuadratura.

Distancias de la Tierra y su satélite

Debido al plano de la órbita lunar (elíptico), la Tierra y su satélite no se ubican a iguales distancias durante todo el mes, por lo cual, la influencia sobre la Tierra varía. Durante las distancias menores de ambos cuerpos (perigeo) las mareas serán más elevadas de lo habitual. Por el contrario, cuando las distancias son más largas (apogeo), las influencias son menores y por lo tanto, se producen mareas de menor magnitud.

Distancias de la Tierra y el Sol

De forma similar a lo mencionado previamente, el recorrido elíptico de la Tierra alrededor del astro rey hace que no se posea la misma distancia entre ellos durante todo el año. Así, a distancias menores (perihelio) las mareas son de mayor amplitud y a distancias mayores (afelio), las amplitudes disminuyen.

Como es de suponer, cuando se producen combinaciones de luna en posición de sicigia, perigeo y perihelio, las mareas tendrán amplitudes considerables, y durante la combinación de luna en cuadratura, apogeo y afelio, las mareas serán muy reducidas.

Declinación lunar

Gracias a la inclinación de la órbita lunar con respecto a la terrestre (5°), se genera una variación tanto hacia el norte como hacia el sur del Ecuador que acarrea cambios en las magnitudes de las mareas. Cuando la Luna se encuentra próxima al ecuador se dice que las mareas son ecuatoriales, mientras que las se producen cuando el satélite se ubica en su máxima declinación son las tropicales.

Otros factores

Entre otros aspectos que pueden acentuar las variaciones de las mareas se encuentran: la presión atmosférica, la fricción del agua en el fondo, los movimientos tectónicos de la corteza, el calentamiento global y de las aguas, fenómenos como el Niño, entre otros.

Clasificación o tipos

Se distinguen tres tipos principales en base a las peculiaridades de las masas de agua del planeta Tierra: las semidiurnas, las diurnas y las mixtas.

Las semidiurnas: se caracterizan por tener dos pleamares y dos bajamares aproximadamente iguales por cada intervalo de tiempo de 24 horas y 50 minutos.

En las diurnas: se produce una sola pleamar y una bajamar .

En las mixtas: ocurre gran desigualdad en los niveles del agua consecutivos (tanto en las altas como bajas), se evidencian dos pleamares y dos bajamares cada 24 h y 50 m, pero en algunas ocasiones la marea puede adquirir carácter diurno, con una pleamar y una bajamar.

Las mareas semidiurnas se pueden apreciar por ejemplo en la zona costera cantábrica española, las diurnas en la región norte del Golfo de México y las mixtas en la costa pacífica de Estados Unidos.

Autores consultados

  • Cáceres, M.; Valle, A. (2004)
  • Díaz, A. (2009)
  • Mederos, L. (2009)
  • Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. (2017)