Planetas exteriores (mayores o gaseosos), cuáles son y sus caracteríticas

Planetas exteriores
Planetas exteriores: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno

Los planetas exteriores son los que se encuentran situados más externamente en el sistema solar, específicamente, después de una zona de asteroides que se conoce como el cinturón de asteroides, a continuación del planeta Marte. Son cuatro los planetas exteriores, los cuales en orden de proximidad al Sol son: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

A los planetas exteriores también se les denomina planetas mayores, por las proporciones gigantescas de su masa y volumen. Otro nombre que se les asigna es planetas gaseosos para hacer referencia a su composición de gases.

Características de los planetas exteriores

Los planetas exteriores poseen algunos aspectos similares que son los siguientes:

– Tamaños y magnitudes mayores: los planetas exteriores, como ya fue mencionado de forma previa, son los que constan de mayores dimensiones, tanto en masa como en volumen del sistema solar, y también tienen magnitudes elevadas.

– Composición gaseosa: los planetas exteriores están integrados por una mezcla gaseosa principalmente de hidrógeno y helio, aunque las proporciones de los gases varían en cada cuerpo planetario.

– Tienen cuantiosos satélites.

– Presencia de anillos: a pesar que a Saturno lo rodean los más grandes y conocidos, todos los planetas exteriores poseen anillos.

– Frecuencias de rotación menores, por lo general con un tiempo cercano a las 10 horas.

Las densidades de estos cuerpos planetarios son reducidas, a razón de su constitución a base de gases.

Características particulares de cada planeta exterior

Júpiter

Es el primero de los planetas exteriores y el número cinco del sistema solar, en relación a la distancia desde el Sol, cuyo valor en unidades astronómicas equivale a 5,20. Si nos referimos al tamaño (tanto en masa como en volumen), es el objeto mayor entre todos los cuerpos planetarios del sistema (143.000 Km).

Tiene densidad reducida, de apenas 1,3g/cm3, esto es debido a su composición gaseosa.

Entre los gases que integran a este gigante tenemos: en mayores cantidades al hidrógeno (87%), también hay helio (12%) y otros compuestos en pequeñas cantidades derivados del azufre y fósforo, además de mezclas de amoníaco, metano y otros gases.

Carece de superficie sólida, pero tiene un núcleo sólido de metales y silicatos, seguido por una capa de hidrógeno con propiedades metálicas, a la que le continúa una de una mezcla de hidrógeno y helio líquidos, con carbono, nitrógeno y azufre en muy pequeñas proporciones, seguidas ya por la capa gaseosa mencionada.

Júpiter posee un tiempo de traslación alrededor del Sol, de casi 12 años, exactamente 11, 86 y su rotación sobre sí mismo, es bastante corta (9,84 horas).

Es el planeta que posee un mayor contaje de satélites, cuyo valor conocido es superior a los 65, pero se piensa que pueden existir otros que no han sido descubiertos todavía. Sus satélites son helados y de gran tamaño. Entre los más populares tenemos a Europa, Ío, Calisto, Ganimedes, entre muchos otros.

Júpiter es un planeta cubierto de nubes de forma permanente y que dependiendo del nivel atmosférico, las nubes toman diferentes coloraciones: las rojizas son las más altas, las blancas o pardas son las medianas y las de tonos azulados son las bajas. Como aspecto peculiar de este planeta exterior podemos mencionar su gran mancha roja, ubicada en latitudes del hemisferio sur del planeta, la cual es un anticiclón de grandes proporciones (12000 x 30000 Km), que tarda 5 días en girar sobre sí misma, y posee vientos huracanados de hasta 400 Km por hora.

Saturno

Es el segundo de los planetas exteriores, mayores o gaseosos, también el segundo en tamaño, después del gigante Júpiter. En relación a la distancia desde el Sol, Saturno se encuentra a 9,54 unidades astronómicas, siendo el planeta número seis del Sistema. Su característica más destacada o resaltante es la presencia de 8 grupos de grandes anillos en su plano ecuatorial, integrados por rocas y pedazos de hielo.

Carece de superficie sólida, pero posee un núcleo sólido recubierto por una capa de hidrógeno líquido. La atmósfera de este gigante está de igual manera conformada por hidrógeno y helio, pero en proporciones diferentes, 90% y 5%, respectivamente; el 5% restante lo ocupan diferentes compuestos como: metano, vapor de agua, etano, amoníaco, propano, monóxido de carbono, fosfina y acetileno. El planeta también está cubierto de nubes, con tonalidades amarillentas claras.

Saturno posee una frecuencia de rotación sobre sí mismo un poco mayor a 10 horas y su traslación de casi 30 años. Posee abundantes satélites, aproximadamente 60 conocidos, de los cuales los más importantes son: Titán, Rea, Dione, Japeto, Tetis, entre otros.

Urano

Urano es el tercer planeta exterior y el número 7 del sistema (ver contenido sobre el sistema solar), ubicándose a una distancia del Sol de 19,19 unidades astronómicas. Con anillos a su alrededor, sin superficie sólida y con un núcleo sólido. Su coloración es azul verdosa y es de aspecto uniforme, es decir, sin detalles, bandas o manchas distinguibles.

La densidad de Urano es de 1,2 g/cm2, con una atmósfera integrada de igual manera por hidrógeno (83%) y helio (15%), con metano (2%), amoníaco (0,01%) y otros compuestos en menores proporciones como: acetileno, sulfuro de hidrógeno, etano, monóxido de carbono, entre otros.

Urano tarda aproximadamente 17 horas en dar una vuelta sobre sí mismo, y 84 años alrededor del Sol. Posee una posición bastante inclinada (98°). Otro aspecto destacado es que posee la temperatura atmosférica más helada de todo el sistema solar, la cual se encuentra a -224°C. Tiene aproximadamente 27 satélites conocidos, de los cuales podemos mencionar como ejemplo a: Umbriel, Oberón, Ariel, Miranda y Titania, entre otros.

Neptuno

Es el cuarto de los planetas exteriores, y el último de los gigantes del sistema solar, en cuanto a su lejanía con relación al Sol, ubicado a 30,06 unidades astronómicas de distancia. Este planeta posee aproximadamente 24 satélites conocidos, entre ellos tenemos como resaltante a Tritón.

En Urano también hay presencia de un núcleo sólido, rodeada por una capa líquida de agua y amoníaco, a la que le sigue la cubierta atmosférica integrada principalmente por hidrógeno, helio y metano, en cantidades de 84%, 12%, 2% y 0,01%, respectivamente. Otros elementos como acetileno y etano también están presentes aunque en proporciones mucho menores. Es precisamente el metano el que confiere la coloración azulada del planeta, al igual que en Urano.

Neptuno realiza su movimiento de rotación con una frecuencia de aproximadamente 16 horas y una traslación de casi 165 años. Su densidad es de 1,7 g/cm3.

Este planeta también posee una mancha oscura, similar a la gran mancha roja de Júpiter, la cual es un huracán con un tamaño de 12000 x 8000 Km, que posee vientos de hasta 2000 Km/h de velocidad.

Autores consultados

  • Cultural. (2009)
  • Marov, M. (1985)
  • Solis, J. (2015)
  • Solis, J.; Arranz, G. (1992)